La Ardilla: características, alimentación y todo lo que debes saber

En este artículo hablaremos de la ardilla que es un animal mamífero del grupo de los roedores, también detallaremos sus especies, hábitat, reproducción, características, comportamiento, alimentación y algo más.

La Ardilla ¿Qué es?

La ardilla es un animal mamífero roedor que forma parte del grupo de los esciuromorfos, de la familia Sciuridae, grupo en el cual también se encuentran las marmotas y los perritos de la pradera.

Las ardillas son identificadas fácilmente por las personas en todo el mundo. Existen más de 200 especies de ardillas que habitan en todo el mundo, a excepción de Australia.

Características de las ardillas

Las ardillas forman parte de la familia que se conoce como Sciuridae. La característica que es de el gusto de la mayoría es su cola, que es esponjosa y muy peluda, cuyo tamaño puede ser dependiendo la especie, de más de 25 centímetros de longitud. La cola de estos animales es una características clave.

Esta le ayuda no solamente para mantener la estabilidad cuando se mueve, sino que también es de gran ayuda para nadar mejor o inclusive le ayuda a controlar la dirección del salto cuando lo hace entre los árboles.

El cuerpo de estos mamíferos tiene una estatura promedio de unos 30 cm, siendo delgados y muy hábiles. El color del pelaje es de color rojo o cobrizo, pudiendo llegar a mezclarse con ciertos tonos de marrón. Las orejas son de forma puntiagudas y en algunas ocasiones puede presentar en dichas puntas ciertos pelillos. Sus patas posteriores tienen mucha fuerza, éstas le ayudan a realizar los saltos hacia los árboles cuando está en el suelo recogiendo frutos o semillas.

Igual que los demás roedores poseen unos dientes incisivos más grandes que usan para poder roer. Son animales que requieren estar en un constante mordisqueo, porque sus dientes nunca dejan de crecer, y esto le puede ocasionar graves problemas con la respiración y con la alimentación, porque le impide masticar correctamente el alimento.

la ardilla

Igual que la mayoría de los roedores, tienen la capacidad de apoyarse sobre las patas traseras, para poder utilizar las patas delanteras para manipular cualquier alimento, como por ejemplo cuando comen. Sus extremidades tienen uñas que están los suficientemente afiladas, para que se puedan sujetar a los árboles de una forma fácil y poder escalarlos.

También son hábiles nadadoras, pueden cruzar con mucha rapidez un río con la finalidad de encontrar alimento en la otra orilla. Otras, especies como la ardilla voladora pueden planear entre los árboles.

Las ardillas tienen cuatro dedos en sus patas de adelante y cinco (5) dedos en las patas de atrás.

Nombre científico

El nombre científico de las ardillas es: Sciurus vulgaris, de la familia Sciuridae, existen varias subfamilias como: la subfamilia Ratufinae, la subfamilia Sciurillinae, la subfamilia Callosciurina, la subfamilia Xerinae; las cuales presentan gran variedad de géneros.

Alimentación de las ardillas

Vemos usualmente que las ardillas se alimentan de cacahuetes o de bellotas. Pero su alimentación es bastante variada y que las ardillas son omnívoras, esto quiere decir, que consumen tanto frutos, como otros seres vivos.

Generalmente, las ardillas realizan la recolección de sus alimentos durante el día, para no tener que salir en la noche, que es cuando permanecen ocultas dentro de sus madrigueras. Es en esos sitios donde la ardilla va a almacenar toda la comida que va consiguiendo, para devorarsela cuando lo necesite.

Dentro de su dieta también están incluidos insectos de cualquier tamaño, los huevos, que pueden ser tanto de aves como de algunos reptiles, y también aves pequeñas que pueda llegar a cazar en el aire.

Las ardillas voladoras son la excepción dentro del grupo de ardillas que tienen actividad diurna. Las ardillas voladoras son de vida nocturna, es algo que se puede apreciar cuando se miran sus grandes ojos, como es usual en todo animal que tiene vida durante la noche. La acción de las ardillas voladoras es igualita a las de el resto, pero lo hacen mientras el Sol está oculto.

Las ardillas cuando no tienen otras opciones para su alimento, pueden llegar a consumir ciertas semillas y hasta la corteza de los árboles, esto como una última opción, aunque estas no presentan un alto contenido de nutrientes.

la ardilla

Hábitat

El lugar donde habitan las ardillas usualmente son en bosques coníferos, en donde pueden llegar a encontrar más rápido los alimentos. Se le puede encontrar en casi todo el mundo, aunque dependiendo la especie que busquemos, se debe encontrar en algunos lugares con mayor o menor cantidad de individuos.

Son animales que están habituados a las temperaturas cálidas, siempre tratando de evitar en lo posible los inviernos muy fríos, aunque tienen una buena capacidad de adaptación y por lo que almacenan el alimento para poder pasar el periodo de hibernación.

Las ardillas son animales diurnos, por lo que sus actividades las realizan mientras hay luz de el Sol. Cuando amanece, se esconden de los posibles depredadores nocturnos, y aprovechan para poder inspeccionar las zonas cercanas a su hogar para después de forma lenta, poder ir ampliando la zona en la que se pueden mover con cierta seguridad.

Son muy cautelosos y tienen el sentido de el oído muy desarrollado que lo utilizan para huir de los depredadores, y si hace falta corren a esconderse a su madriguera, comúnmente estas especies producen algunos sonidos agudos para de esta forma avisar a los demás miembros de la familia para que se puedan esconder cuando existe algún peligro cercano. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

la ardilla

Si llegara a darse el caso que el predador logra encontrar el nido, si hay crías en él, algunas veces la madre provoca al predador para que la persiga, y de ésta manera aleja el peligro de sus crías y las mantiene a salvo dentro de la madriguera.

Reproducción

El ciclo de reproducción de las ardillas se inicia al mismo tiempo que comienza la primavera, esto es cuando el frío comienza a disminuir y el alimento es de nuevo muy abundante. Las ardillas hembras suelen tener entre tres (3) y (4) crías por camada, aunque se han presentado casos a partes de ardillas que pueden llegar a tener hasta seis (6) crías por camada.

El tiempo de gestación es de unos 40 días aproximadamente. En el instante en que nacen, las crías son ciegas, sordas y carentes de pelaje, por lo que es muy natural que mueran algunas crías dentro de la primera semana de vida. Con el paso de los días poco a poco, cuando superan el mes de vida, las crías van presentando un aspecto de ardilla joven, en ese momento ya poseen todos los dientes, lo que indica que se pueden alimentar con otros alimentos aparte de la leche materna.

Cuando se encuentra escaso el alimento puede pasar que la etapa de celo no se haga presente, esto trae como consecuencia que la hembra pase más tiempo sin embarazarse y que no busque compañero. En el caso de las ardillas existe una ardilla que es la líder, que siempre será un macho, y este es el que se encarga de reproducirse con la hembra que se encuentra en período de celo.

Especies

Entre todas la familias de ardillas hay más de 500 especies, tenemos que destacar la más comunes como son: la ardilla coreana, las ardilla roja, la ardilla voladora, la ardilla gris, de la cuales hablaremos con más detalle a continuación.

-La ardilla coreana

De todos los tipos de ardillas que hay, la ardilla coreana es una de las especies que tiene el tamaño más pequeño, esta característica hace que sea la ardilla coreana también conocida como ardilla listada la mejor mascota posible, para que comparta la vida dentro del hogar.

Esta ardilla es conocida por distintos nombres, aunque el más común es ardilla coreana, también se le conoce como ardilla de Siberia, por el hábitat natural en donde se le puede ver, estas localidades abarcan Corea, China o inclusive  Rusia.

Características

En cuanto la parte física esta ardilla no tiene dimorfismo sexual, por lo que son casi iguales el macho y la hembra. El tamaño que caracteriza esta especie particularmente es de unos 14 centímetros de largo, pero si se encuentra bien alimentada y vive en el sitio adecuado puede llegar a alcanzar los 20 centímetros de largo.

Es un animal que pesa muy poco, ya que escasamente llega a los 100 gramos de peso corporal, esto las diferencia de otras especies de ardillas, como por ejemplo la es el caso de la ardilla roja, que puede alcanzar un peso de alrededor de unos 300 gramos.

La ardilla coreana es una de las especies que no tiene el color rojo que que caracteriza a estas ardilla, sino que presenta un tono castaño claro, y esto se debe a que habita en zonas frías y bosques donde los árboles son de ese mismo color. Si nos fijamos detenidamente en la parte de el lomo y de la cola de estas ardillas, veremos que presentan dos franjas grandes de color blanco que van desde los hombros hasta llegar a la cola, y por los bordes de  estas se ven unas un poco más delgadas líneas de color negro.

la ardilla

Es muy buena para escalar, por lo que usualmente viven dentro de los huecos que tienen los árboles o en sitios donde los predadores no puedan llegar a encontrarlos. La expectativa de vida para estos animales puede llegar a alcanzar los 4 años de edad, aunque cuando se cría en cautiverio la cantidad de años es mayor. Los niveles de mortalidad de esta especie son muy altos, sobre todo en sus primeros meses de vida es cuando se encuentran más desprotegidas.

Hábitat

Esta ardilla prefiere armar sus madrigueras a ras del suelo, construyendo agujeros y túneles para ponerse a salvo de sus predadores. Procura hacerlas de un tamaño bastante pequeño para prevenir que alguna clase de serpiente se adentre en la misma y pueda matarla.

También puede vivir en la parte alta de los árboles, comúnmente esto pasa cuando la temperatura es exageradamente fría o cuando habita en áreas que son muy húmedas donde se puede inundar la madriguera, aunque tienen la capacidad para nadar, no es tan resistente al agua como otras especies de ardillas, porque puede enfermarse con cierta facilidad porque no tienen suficientes defensas.

Para poder observar a la ardilla coreana en su medio ambiente natural debemos ir hacia el continente Asiático, particularmente China o Corea, pero también es usual que se puedan ver en algunas zonas de Rusia. También es comercializada como mascota, por eso las puede encontrar en las tiendas de animales.

-La ardilla roja

La ardilla roja es la especies que se puede encontrar más comúnmente de estos animales, el color de su pelo tan intenso que de allí proviene el nombre de esta especie, que a parte posee otras tantas, a continuación la veremos con más detalle.

Características

Esta especie como se dijo anteriormente es la más común, pero va a presentar las características que son básicas en esta especie. Los elementos que definen a éste animal, siempre van a estar determinados por el pelaje.

El pelo es de un colo rojo o color cobrizo, que le da la posibilidad de camuflarse de manera perfecta entre las hojas de los árboles en la época de otoño, que es el tiempo donde tienen más actividad porque es la temporada para recolectar los distintos frutos, que llegará utilizará como alimento para poder sobrevivir el frío durante el invierno.

El pelo que cubre su cuerpo es corto, pero el pelo que cubre su cola alargada, puede llegar a ser tan largo como el tamaño de su cuerpo, siendo este más largo y más pomposo, dándole un espectacular aspecto.

La estatura de la ardilla roja se encuentra entre unos 20 a 30 centímetros, esta estatura puede variar dependiendo de la calidad de la zona donde se desarrollen, de la alimentación y de otros elementos hereditarios. El peso usualmente supera los 350 gramos, siendo estas las especies más grandes.

la ardilla

Tiene la capacidad de sentarse en sus patas de atrás (ponerse en estado bípedo), pero esto solo le servirá para agarrarse de los árboles o para poder recoger los alimentos. Es muy hábil para usar sus patas delanteras como unas manos para buscar en el suelo, o manejar ciertos objetos. Las patas de atrás son más grandes y más fuertes, que le permiten impulsarse o realizar grandes saltos.

Hábitat

Si quieres localizar el sitio donde habitan las ardillas rojas, siempre debes buscar en los bosque en el que existan en abundancia las coníferas, esos árboles que presentan una forma de cono. Estos tienen una ventaja que es que aportan muy buena protección y que sus ramas son bastante resistentes, convirtiéndose en el lugar idóneo para poder vivir estos pequeños animales.

En el transcurso de el día es cuando comienzan a movilizarse, desde que comienza a clarear, buscando diferentes alimentos. También en ciertos casos, van tratando de mejorar su lugar para vivir, ya sea mejorando la protección con ramas o excavando para lograr hacerlas más profundas. Las ardillas durante la noche permanecen ocultas, para prevenir los posibles ataques de los predadores nocturnos. (Ver artículo: roedores)

-La ardilla voladora

Las ardillas voladoras (cuyo nombre técnico es Pteromyini o Petauristini) son un grupo que está conformado por más de 44 especies de ardillas de la familia Sciuridae. Las ardillas voladoras no tienen la habilidad de volar como lo hacen las aves o los murciélagos, pero sí pueden planear entre los árboles, ayudado de una membrana (patagio) que poseen a los lados de su cuerpo y que funciona como una especie de paracaídas, que le permite planear cuando salta de un lugar a otro.

Su cola larga le da la estabilidad durante el vuelo. Físicamente son muy parecidas a las otras ardillas, pero presentan una cantidad de adaptaciones que se acoplan a su tipo de vida; los huesos de las extremidades comparativamente son más largos y las manos, los huesos de pie y de las vértebras distales son de un tamaño más corto. Mientras van volando tienen la habilidad de poder controlar y dirigir la trayectoria de el planeo con sus extremidades y su cola.

Los ensayos han logrado mostrar que las ardillas voladoras son monofiléticas (organismos que han evolucionado de una misma población ancestral) y que su origen se remonta a más de 18-20 millones de años. La gran mayoría de estas ardillas son de actividad nocturnas y son omnívoras, que consumen frutas, semillas, algunos brotes, flores, ciertos insectos, arañas, hongos, también huevos de los nidos de las aves y la savia de los árboles.

Las crías cuando nacen están dentro de el nido, y se encuentran ciegas y particularmente indefensas. Serán protegidas por la madre y después de que cumplan cinco (5) semanas de nacidas tendrán la capacidad de poder practicar sus habilidades para planear, hasta que cumplan las diez (10) semanas de nacidas que es cuando se encuentran listas para abandonar el nido.

Comportamiento

La expectativa de vida de las ardillas voladoras cuando habitan libres es de alrededor de unos seis (6) años, pero estas ardillas voladoras pueden llegar a durar hasta al menos unos quince (15) años cuando se encuentran viviendo en los zoológicos. El nivel de sobrevivencia en las ardillas voladoras más jóvenes es muy elevado, esto se debe a los distintos predadores y a las enfermedades.

Entre los predadores de las ardillas voladoras se encuentran incluidas las serpientes que habitan en los árboles, los mapaches, los búhos, las martas, los pescadores, los coyotes, los linces y los gatos salvajes. En la zona de el noroeste de la costa Pacífica de América del Norte, el búho manchado del norte es el predador más frecuente que tienen las ardillas voladoras.

Las ardillas voladoras son generalmente de hábitos nocturnos, ya que no son partidarias de tener que escapar de las aves rapaces que cazan en el día. Comen de lo que consiguen en su entorno; son omnívoros, y se alimentan cualquier cosa que pueden encontrar. La ardilla voladora del sur de América del Norte se alimenta de semillas, de insectos, caracoles y babosas (gasterópodos), de diferentes arácnidos, de arbustos, de flores, de hongos y de la savia de los árboles.

-La ardilla gris

La ardilla gris oriental, o ardilla gris depende de la zona donde se encuentre, es una ardilla que usualmente vive en los árboles que pertenece a el género Sciurus. Es originaria de la zona este de América del Norte, pero ya ha entrado en algunas zonas de Europa.

Como su nombre señala, la ardilla gris oriental tiene el pelaje de un color gris, pero también puede presentar un color marrón. La zona de el vientre presenta un pelaje de coloración blanca. Tiene una cola grande, bastante espesa y que es de el mismo color del pelo del cuerpo.

El tamaño de el cuerpo puede llegar a medir unos treinta (30) cm, y la cola puede alcanzar a medir entre unos diecinueve y veinticinco (19 y 25) cm, y el peso corporal de la ardilla cuando es de tamaño adulto puede variar de entre cuatrocientos y seiscientos (400 y 600) grs.

Al igual que el resto de las ardillas, la ardilla gris tiene cuatro dedos en sus patas de delante y cinco dedos en las patas de atrás.

Comportamiento

Igualmente que muchos de los elemento de la familia Sciuridae, la ardilla gris oriental es usualmente monopolizadora; guarda gran cantidad de alimentos en ciertos pequeños almacenes, para posteriormente ir en su busca para llevarlos a su madriguera.

Algunos de estos almacenes son de carácter temporal, en especial aquellos que están hechos cerca de el lugar que presenta una abundancia de alimentos repentina, que se pueden recolectar en pocas horas o días para guardar más tarde en un lugar que sea más seguro.

Otros almacenes son de carácter más permanente, y no se procede a recuperar el alimento guardado sino mucho tiempo después. Cada ardilla tiene la capacidad de construir muchísimos almacenes por cada temporada. Las ardillas poseen una memoria espacial que le otorga gran precisión sobre dónde es la ubicación de todos estos almacenes, y lo hace usando algunos puntos de referencia que se encuentren cercanos, para poder volver para recuperar los alimentos guardados.

la ardilla

Las ardillas grises en ocasiones utilizan un comportamiento distractor, para de esta forma prevenir que otros animales pueden robar sus reservas de alimentos de sus diferentes almacenes. Engañan pretendiendo que entierran un elemento si perciben que los están observando. (Ver artículo: Respiración de los reptiles)

Todo esto los hacen por medio de la preparación de el terreno, de la forma acostumbrada, como por ejemplo, la excavación más profunda de un agujero que estaba pre elaborado, el ensanchamiento de alguna grieta, imitando que coloca los alimentos, pero realmente los oculta dentro de su boca, haciendo como si los hubieran colocado en el agujero.

También se pueden llegar a esconder en medio de la vegetación, mientras que se encargan de enterrar los alimentos o los ocultan en la parte alta de los árboles (siempre y cuando su rival no sea capaz de trepar los árboles). Esta clase de complejo comportamiento indica que no son acciones innatas, que son respuestas del pensamiento, es decir que tienen cierto grado de inteligencia.

La ardilla gris oriental es un mamífero que dentro de su especie, son muy pocos los que tienen la capacidad de bajar con la cabeza hacia abajo de un árbol. Esto lo realiza haciendo un giro de sus pies y colocando las garras hacia atrás para que éstas se puedan enganchar de la corteza de el árbol.

Las ardillas grises elaboran una clase de nido, que se conoce como drey, en las ramas (que tienen forma de horquilla) de los árboles, que está hecho con hojas secas y rama pequeñas. Los machos y las hembras con capaces de compartir el nido durante cortos lapsos de tiempos únicamente en la época de reproducción, y mientras transcurren los tiempos de más frío, para lograr permanecer calientes.

Ellos también pueden preparar nidos en los áticos o dentro de las paredes de una casa, y por esto son tratados como plagas por los posibles riesgos de incendio, esto se debe a la costumbre de roer los cables eléctricos. Además, también las ardillas pueden vivir en cuevas dentro de los árboles que están ahuecados o en ramas muy grandes en un árbol.

Ardillas domésticas

Las ardillas son fáciles de domesticar en cierto modo, pero es recomendable que se adquiera en una tienda de mascotas antes tratar de domesticar una que esté en libertad, ya que pueden infectar la rabia a los seres humanos. Las que son criadas en cautiverio tienen a los seres humanos como una parte que ha estado presente en su vida siempre y que interactúan con ellas, por lo que no son seres extraños para ellas, aunque el dueño de la ardilla como mascota debe tenerle mucha paciencia para que ésta se comporte como él lo desea.

En cuanto a su alimentación como a el mantenimiento no son muy complicados, ya que las ardillas se lavan por sí solas, no existe la necesidad de bañarlas. Lo recomendable es que no se bañen porque se pueden resfriar y hasta llegar a morir de una neumonía. (ver artículo: El caimán)

(Visited 1.574 times, 1 visits today)
Categorías Roedores

Deja un comentario