Aprende todo sobre el tierno Conejo Holandés

En este artículo hablaremos del conejo holandés, este es el conejo más pequeño del mundo; también hablaremos de sus características, de su alimentación, de su reproducción, de su comportamiento, de los cuidados que requiere esta especie y algunas cosas más.

conejo holandés

El Conejo Holandés

El conejo holandés (en inglés Netherland Dwarf) y el nombre técnico es Oryctolagus cuniculus.

El conejo holandés es una raza originaria de los Países Bajos. Allí a comienzos del siglo XX se realizaron cruces de  conejos polacos con conejos salvajes de un tamaño pequeño, logrando después de unas generaciones, que en la actualidad podamos deleitarnos con la raza de conejos de menor tamaño del mundo.

El conejo holandés (Netherland Dwarf), comúnmente es llamado también como conejo holandes enano, es una de las razas más encantadoras de conejos que se usan como mascota.

Esta raza: el conejo holandés es el resultado de un cruce de conejos realizado en Holanda en el siglo XX, estos cruces se hicieron con razas de conejos domésticos. Posteriormente el conejo holandés fue introducido en el Reino Unido en el año 1948, y en los Estados Unidos en los años 60 y 70.

Esta unión se dio a comienzos del siglo XX, de un conejo silvestre y uno doméstico. Posteriormente después de algunos años de la realización de cruces, el conejo holandés fue enviado al Reino Unido en el año 1948, y en los Estados Unidos en los años 60 y 70.

Los criadores de Inglaterra realizaron cruces para mejorar esta raza y conseguir un estándar en los colores de el pelo de los conejos holandeses, el resultado de todos estos esfuerzos dieron como resultado el conejo holandés enano. La Asociación Americana de Criadores de Conejos aceptó al conejo holandés como una raza en el año 1969. Actualmente hay veinticuatro (24) variedades de conejos holandeses que han sido reconocidas por esta asociación.

El conejo holandés tiene su nombre porque eran traídos por los ingleses desde Holanda en el siglo XVIII. Dicho viaje se llegó a realizar sin diferenciar el color del pelaje y otros rasgos, y a todos se les daba la denominación de conejo holandés (Netherland Dwarf).

En otros lugares de Europa, que no tenían la necesidad de importar a los conejos holandeses, se les llamaban con diferentes nombres, tomando en cuenta en si tienen el pelo blanco o de cualquier otro color. Para el caso de los que tienen el pelo blanco se utilizaron las expresiones Polonaise y Hermine, y para los que tienen el pelo de otro color se les nombra como conejos holandeses de color.

conejo holandés

Características

El conejo holandés enano es una especie creada, mediante distintos cruces con la finalidad de conseguir un conejo que tenga las dimensiones que no sobrepasen los treinta y cinco (35) cm de longitud. Es por esta razón que no hay no una raza pura, por lo que siempre existirá algún tipo de cruce, presentando un matiz distinto a la mascota.

El peso promedio de los conejos holandeses está entre los 800 gr para los más pequeños, hasta algunos que pueden llegar a los 1.4 kg, los cuales que están cerca del peso de un conejo normal. (ver artículo: el hamster)

Otras de las características que definen al conejo holandés enano es que tienen unas patas bastante finas y cortas, comparado con otros conejos que aunque son de igual manera delgadas, son un poco más largas, por lo que el soporte cuando se coloca en pie es mucho más grande.

Otra característica que identifica a esta especie son las orejas, que son parte importante del cuerpo del conejo holandés enano. Estas no son muy grandes, llegan a medir entre cinco (5) a ocho (8) cm de longitud, no más. Además estarán de forma recta y cuando el conejo se encuentre relajado las echará hacia atrás. Tampoco son muy anchas, por lo que dan la sensación de ser unas orejitas muy tiernas.

El conejo holandés enano tiene la cabeza en forma de esfera, con un hocico poco prominente. Su cuello se encuentra más cerca del cuerpo en comparación con otras especies, dando la sensación de que es una auténtica bola de pelos. A parte su pelaje es más corto en prácticamente todas sus variantes, pero se puede darse el caso de un conejo holandés enano que se encuentre cruzado con un angora o un cabeza de león, por lo que presentan más pelaje aunque sea enano.

conejo holandés

Los conejos holandeses enanos presentan una cantidad de características que lo hacen ser muy especiales, y que les ayudan a sean una de las mascotas más frecuentadas. Una de las razones por los que estos conejos usualmente son comprados es porque no requieren de mucho espacio, y si se les educa correctamente pueden llegar a ser muy limpios y organizados.

El conejo holandés enano es una mascota ideal para las personas que no tienen mucho tiempo para dedicarle, porque estos animales le dan cariño a sus dueños, sin que sean esto implique mucha responsabilidad. También porque el conejo holandés enano tiene un mantenimiento muy barato, solamente necesita de una jaula de buen tamaño, un poco de aserrín o virutas que le servirán de lecho y la comida y el heno.

También está incluido en el aspecto económico, la vacuna anual para prevenir que nuestra mascota de enferme, los conejos holandeses enanos son un éxito de ventas en las tiendas de mascotas.

Alimentación

Como todos los conejos, la alimentación de los conejos holandeses enanos no se diferencia mucho de la de otras razas. Son animales herbívoros y sus alimentación está basada de forrajes, de verduras y de frutas.

La alimentación balanceada que aporta todos los nutrientes necesarios debe contener pienso, forraje verde y heno. Otros alimentos que se pueden agregar a la dieta son la avena (entera o triturada), el pan integral seco y los granos de maíz. La comida para los conejos holandeses enanos se debe distribuir en varias raciones pequeñas durante el día, y se le deben poner en distintos momentos.

conejo holandés

Los conejos holandeses necesitan consumir pienso que esté equilibrado para sus requerimientos, que no contengan azúcar y sin contenido de grasas. Es recomendable solamente dar dos (2) raciones por cada día.

Los conejos holandeses enanos pueden ingerir pienso, pero que no tengan azúcar ni contenido de grasas. Lo que se recomienda es darles una ración o dos raciones por día.

Para alimentar a un conejo holandés enano las raciones deben ser pequeñas, porque ellos no paran de comer y cómo son animales que no realizan el ejercicio requerido, tienen tendencia a subir de peso, y esto es algo que no les es beneficioso.

De igual manera podemos agregar frutas y verduras, pero hay que hacerlo con precaución, por ejemplo la cebolla o la col son vegetales muy perjudiciales para el organismo de el conejo holandés. También es muy importante que la dieta contenga aportes de fibra, esto se puede conseguir por medio del heno, que lo puede comer sin ningún tipo de restricciones. Tampoco es importante que nunca le falte agua fresca y limpia. (ver el artículo: degú)

Reproducción del conejo holandés

El apareamiento: el conejo holandés no debe tener menos de seis (6) o siete (7) meses, ni tener más de cuatro (4) años, y deben encontrarse en buenas condiciones. No se recomienda más de dos (2) gestaciones por año.

conejo holandés

La hembra puede llegar a ser fecundada en el transcurso del período de celo, los cuales duran unos doce (12) días continuos, después hay cuatro (4) días en los que no tienen óvulos disponibles, y nuevamente comienza el ciclo.

Generalmente se colocan en la misma jaula el macho y la hembra para que se sientas cómodos, y para que la hembra ponga menor resistencia. Es más que suficiente que estén dos (2) horas juntos. Si la hembra llegara a rechazar al macho de forma violenta, es conveniente separarlos y volver a intentar la semana siguiente.

La copulación es bastante corta, dura solamente unos entre quince (15) y veinte (20) seg. Posteriormente el macho queda agotado y procede a descansar. La gestación da inicio después de unas diez (10) horas.

conejo holandés

La gestación: el tiempo de gestación dura más o menos un promedio de veintiocho (28) a treinta y cuatro (34) días.

Para conocer si la hembra está embarazada, basta con realizar una palpación en la zona del abdomen entre el día 10 y el día 14 después del apareamiento; si se realiza más tarde puede existir el peligro de causar un aborto. Solamente el veterinario se encuentra con la autorización para hacer la palpación, y poder realizar el diagnóstico y sus seguimiento.

Si la hembra está embarazada, lo primero que hay que hacer es separarla de los macho que vivan en la misma jaula. Se debe llevar un registro de la fecha del apareamiento para poder conocer la fecha posible del parto, y de esta forma hacer los preparativos necesarios para cuando se produzca el parto.

La coneja holandesa embarazada muestra su estado con sus actitudes: comienza preparando el nido con paja o heno dentro de la jaula, y se mueve más lentamente. Cuando tiene unos quince (15) días, se pueden palpar en su vientre unos bultos del tamaño de un guisante.

conejo holandés

A parte, sus mamas se inflaman y empieza a perder el pelo de la barriga para que las mamas estén despejadas. Cuando la hembra está embarazada, debe ser manipulada con mucho cuidado y suavidad.

El nido: se debe preparar un área dentro de la jaula que tenga su paja o heno correspondiente, unos cuatro (4) o cinco (5) días antes de la fecha probable para el parto. La coneja holandesa complementará el nido con los pelos que se quita, para poder proteger a sus crías o gazapos.

El parto: cuando va llegando acercando el momento del parto, la hembra se mantendrá echada y apática, y es posible que no quiera comer los 1 ó 2 días previos a el parto.

El ambiente se debe mantener tranquilo, y la coneja holandesa parirá sin requerir ninguna clase de ayuda, procediendo a expulsar las crías una por una durante las siguientes 4 ó 5 horas. La madre comenzará a limpiar a sus crías, lamiéndolas y empezará a alimentarlas.

conejo holandés

El desarrollo de las crías o gazapos:

– Los recién nacidos: son ciegos y no tienen pelo.

– A los 7 días: ya duplicaron su peso, abren los ojos, les empieza a salir el pelo.

– A los 18 días: ya comienzan a alimentarse de la misma comida de la madre.

– A los 21 días: están listos para salir del nido.

– Cuando cumplen un (1) mes: ocurre el destete, ya se pueden alimentar como la madre.

– A los 2/3 meses: ocurre la primera muda, en ese momento son separados los machos de las hembras.

– A los 6 meses: ya son considerados adultos.

No es recomendable tocar las crías hasta después de que hayan pasado dos (2) días del parto, cuando se encuentren bien rociados con el olor de la madre, y antes la persona debe haberse untado las manos con alguna hierba aromática como la menta.

conejo holandés

Inmediatamente después del parto: es muy importante limpiar la jaula después de el parto, colocar follaje seco, alimento y agua para la madre. La madre dará de comer a sus crías por lo menos dos (2) veces cada día, y es recomendable verificar el nido después de transcurridos un par de días, por si alguna cría está muerta y fuera necesario sacarlo de la jaula.

Posteriormente al parto: después de tener a sus crías, es importante limpiar y poner gua y comida a la hembra. La coneja holandesa lactará a sus crías por lo menos dos (2) veces por día, y es recomendable revisar el nido después de transcurridos un par de días, por si alguna cría está muerta y fuera necesario sacarlo de la jaula.

Es importante utilizar un control del nido, todos los días por lo menos hasta que hayan pasado las primeras 3 semanas (21 días).

En el registro se debe colocar: la fecha del parto, la cantidad de crías nacidas vivas, la cantidad de muertos, cuando sea el caso. La temperatura del nido los primeros días debe estar entre los treinta (30) y los treinta y cinco (35) grados C. El nido no se debe retirar hasta después del destete, que ocurre más o menos 21 días.

La dieta de la madre: la coneja holandesa en los días previos al parto, se ha a alimentado muy poco, después del parto se le puede dar la cantidad de pienso que necesite. El agua es fundamental, tanto antes como después de el parto, por los requerimientos por la lactancia.

conejo holandés

La lactancia de las crías o gazapos: la coneja holandesa da de amamantar a sus crías, por períodos que duran unos cinco (5) min, una o dos veces por día. Es conveniente respetar esas horas, no molestar la zona de maternidad y no limpiar la jaula, para no interrumpir dicha actividad.

La leche es el único alimento que necesitan las crías o gazapos hasta llegar al día dieciocho (18), porque a partir de ese día las crías pueden iniciar su alimentación del comedero de la madre.

La alimentación de las crías o gazapos: el cuidador debe velar por la limpieza de los alimentos y también de los comederos, sobre todo cuando las crías inician la ingestión de alimentos sólidos. Se debe vigilar el acceso a los bebederos de las crías después de los primeros dieciocho (18) días de edad.

El destete de las crías: el destete es el período en el que las crías abandonan de manera definitiva la alimentación, basada de forma exclusiva en la leche materna, para comenzar a consumir alimentos sólidos, secos. Las crías son separadas de la madre después de la semana 7 de vida.

conejo holandés

Comportamiento

El conejo holandés enano es un roedor extremadamente inteligente y que puede llegar a ser un amigo idóneo, tanto para los niños de la casa como para los adultos, que sentirán que este pequeño animalito es la mascota ideal para la familia. (ver el artículo: rata de alcantarilla)

El conejo holandés es un animal muy activo, por lo que requiere estar jugando de manera constante y estar en movimiento, por lo que es importante que habite una jaula de gran tamaño o inclusive que una parte de la habitación sea para él, de esta forma podemos prevenir que tenga algunos problemas en relación a sus músculos y huesos, esto por estar la mayor parte del día encerrado en una jaula.

El conejo holandés enano es muy curioso, además es bastante sociable por lo que podrá hacer amigos con mucha rapidez, inclusive con otros animales o mascotas que habitan en la misma casa. Es probable que al principio se encuentre un poco asustado, porque no reconoce el lugar, porque tienen sonidos distintos a los conocidos y también olores y personas que son nuevas en su vida.

conejo holandés

Es recomendable que cuando esté recién llegado, se le de un poco de espacio, para que se vaya adaptando poco a poco a su nuevo ambiente, él se irá acostumbrando a su nuevo espacio e irá tomando confianza, y se sentirá a gusto, esto los puede corroborar cuando empiece a saltar y a corretear dentro de la jaula.

Cuidados

Hace algunos años los conejos holandeses se solían criar en la parte exterior de las viviendas. Se creía que eran animales salvajes e imposibles de domar, por lo que había que criarlos al aire libre. Pero en la actualidad hay conejos holandeses enanos que son tratados como mascotas, como si se tratara de perros o gatos.

Los conejos holandeses enanos son animales ideales para ser mascotas, porque no necesitan mucho espacio por ser tan pequeños. Los conejos holandeses enanos son la raza conejos de menor tamaño en el mundo, y su peso promedio es de menos de dos (2) kg.

Los conejos holandeses enanos no dan mucho trabajo, porque no requieren de cuidados especiales. Comparados con otro tipo de mascotas como lo son los gatos y los perros. Los conejos no necesitan ser bañados ni cepillarlos a diario, todas estas cosas los hacen la mascota perfecta para las personas que no tienen mucho tiempo para cuidarlas.

El cuidar a los conejos holandeses enanos es un trabajo muy fácil, porque necesitan mucho trabajo. En comparación a otra clase de mascotas como son los perros y los gatos, los conejos holandeses no requieren ser bañados ni ser cepillados, esto los convierte en una mascota ideal para personas que no disponen de mucho tiempo.

También es un excelente animal de compañía para las familias que tienen niños, porque los conejos holandeses resultan ser animales bastante simpáticos y divertidos que pueden llegar a convertirse en los compañeros ideales para los juegos infantiles.

Consejos para cuidar conejos holandeses enanos:

– El conejo holandés necesita vivir en un espacio de acuerdo a su tamaño, por lo que debes comprar la jaula del tamaño adecuado, para que tu mascota viva cómodamente. Además la jaula de be ser de fácil mantenimiento. Más tarde caerás en cuenta de que lo más importante es que la jaula sea funcional y práctica.

– Se debes comprar una jaula de un tamaño mediano, adecuado para que habiten conejos holandeses enanos antes de comprar tu mascota. Esto es para que cuando llegues a tu casa con tu mascota tengas dónde ponerlo. La jaula debe ser fácil de limpiar.

Lo más recomendable es comprar una jaula de plástico y alambre porque son más fáciles de limpiar, y por ende son más higiénicas. A parte son más resistentes cuando tienes que manipularlas, no se rompen con facilidad. Debes acondicionar debidamente la jaula.

-Debes colocar en la zona de la base papel absorbente y sobre éste, colocar papel periódico. De esta manera se creará  una base bastante absorbente que conservará a tu mascota completamente apartada de la humedad, por más durante tiempo.

-Debes colocar dentro de la jaula una caja de arena, similar a la de los gatos, para el conejo holandes haga en ella sus necesidades. Los conejos como son animales bastante inteligentes y muy limpios, aprenderá de manera rápida dicho  comportamiento. También debes colocar heno dentro de la jaula. El heno servirá como cama para los conejos holandeses y los protegerá del frío durante la noche. Además se pueden alimentar también con él.

-Debes asegurarte que tu conejo holandés siempre tenga heno disponible que se encuentre en buenas condiciones. Después que has tomado todas estas precauciones, tu jaula se encuentra lista para recibir tu nueva mascota. Para comprarla debes dirigirte a alguna tienda de mascotas, y debes informarte sobre los cuidados específicos que requiere esta raza de conejo.

-Se debe dar de comer a el conejo holandés varias veces por día (por lo menos 3 veces). Durante su etapa de cachorro debes controlar la cantidad de comida, que debe ser limitada para no forzarla a que pese más de los debido, aunque parezca que está comiendo muy poco. Si sospechas que tiene algún problema porque tiene falta de apetito debes llevarlo al veterinario para que lo evalúen.

– La alimentación ideal para los conejos holandeses es el pienso específico, acompañado de vegetales frescos como pueden ser la lechuga y las zanahorias.

-No se le debe dar fruta más de dos (2) veces por semana. La fruta les agrada mucho y se le puede dar a manera de regalo, de premio o de recompensa pero no se debe abusar de las frutas, porque el exceso de los azúcares que contienen pueden resultar dañina para la salud de tu conejo holandés.

También se le puede dar de hierba pero ésta debe ser fresca y estar bien limpia. La gran mayoría de la hierba que se puede encontrar en las ciudades se encuentra contaminada, por lo que debes ser muy cuidadoso.

conejo holandés

-Se debe cambiar el agua diariamente para que siempre tenga agua limpia y fresca a su disposición.

-La arena de la jaula se debe cambiar por lo menos unas tres (3) veces por semana, y se debe limpiar la jaula a fondo una (1) vez por semana. Los conejos holandeses son animales muy limpios y requieren que el sitio donde viven también esté limpio.

-Los conejos holandeses como todos los conejos no necesitan que los limpien, porque ellos se limpian a sí mismos. Si se ensucia realizando alguna actividad puedes limpiarlo con la ayuda de una toalla húmeda con agua tibia.

conejo holandés

-No necesitan que le cepilles el pelo porque este es bastante corto. Solamente se debe cepillar en la época de muda. Cepillarlos cuando están cambiando el pelaje es muy importante, porque cuando lo cepillas previenes que tu conejo holandés trague demasiado pelo, causando incómodas y dolorosas bolas de pelo dentro de su estómago.

-Los conejos holandeses nunca deben estar expuestos por mucho tiempo a los rayos de el sol, porque no son muy buenos soportando temperaturas muy altas. Los conejos holandeses tampoco aguantan muy bien el frío, pero el pelaje y el heno que tiene en la jaula les ayuda a soportarlo, cosa que no pasa cuando el calor es excesivo.

-Es muy importante que no estén expuestos a corrientes de aire. Estas pueden llegar a ser perjudiciales para tu conejo holandés, por lo que debes evitar que la jaula esté frente a alguna ventana abierta, a un ventilador o el aire acondicionado. Tu mascota se puede encontrar en riesgo de muerte debido a las corrientes de aire.

conejo holandés

-Se debe llevar al veterinario al menos una (1) veces por año para que le realicen todas las revisiones que sean necesarias, y que le coloquen todas las vacunas que requiera. (ver artículo mustela)

-Debes colocarle en la jaula algunos trozos pequeños de madera, que son perfectos para que los pueda roer y así prevenir que muerda los muebles de tu casa cuando lo sueltes. Cuando dejes suelto a tu conejo holandés siempre debes supervisar sus actividades. Para de esta manera evitar que haga algún destrozo en tu casa y que tampoco se pueda lastimar. Puedes ponerle dentro de la jaula juguetes para que se entretenga.

Tener una mascota siempre es una gran responsabilidad. Los conejos holandeses enanos son ideales mascotas para los niños de cualquier edad, y es una buena idea darles un conejo holandés para que empiecen a tener ciertas responsabilidades. Esto siempre debe ser supervisado por un adulto, para que los cuidados y las limpieza que hacen los niños se hagan de manera correcta y para que el conejo holandés reciba los cuidados ideales.

(Visited 627 times, 1 visits today)
Categorías Roedores

Deja un comentario