Tortuga verde: características, alimentación, y más

La especie de reptil denominado tortuga verde o bajo su nombre científico Chelonia mydas, es llamada de igual forma como tortuga blanca, esta misma se encuentra agrupada dentro de la gran raza de los quelonios.

tortuga-verde

Características de la tortuga verde

Una de las características más resaltantes de esta especie, y el motivo por el cual los científicos y la mayoría de las personas comunes la llaman tortuga verde, es por el color verde que se encuentra en la cubierta de las aletas, que representa los niveles de grasa contenidos en los alrededores.

En este sentido, es importante recalcar que su denominación no es originaria por la coloración del caparazón, ya que este mismo es de un tono tierra con matices oliva, aunque esto dependerá del hábitat en el que encuentre dicha tortuga.

Por lo que hay que hacer énfasis en que su nombre viene dado por la coloración verdosa de la epidermis y como se dijo con anterioridad, de la grasa que se encuentra recubriendo la parte interna del caparazón o cubierta, siendo esta combinación la que le proporciona ese matiz verduzco.

Ahora bien, otra característica importante que hay que destacar de esta especie de reptil, es que la tortuga verde puede conseguir un peso hasta dentro de un alrededor de los trescientos quince (315) kilos; es por lo que estas especies se encuentran de por sí consideradas, como las más monumentales, tanto en talla como de longitud.

Aunque por lo general la tortuga marina llega a tener un peso de manera normal, de hasta un máximo de doscientos (200) kilos. En cuanto a su cabeza, la tortuga verde en comparación con su cuerpo, por lo general suele ser pequeña.

Catalogada como una de las especies de tortugas más grandes, esta llega a medir en términos de centímetros hasta setenta y uno (71 cm); mientras que  llega a establecerse una longitud en metros, de hasta uno punto cinco (1.5 m).

Siguiendo con esta línea, la cabeza de la tortuga verde no es retráctil, es decir, en términos menos técnicos, la misma no logra encajar dentro del caparazón en comparación con otras especies de tortugas, como las terrestres.

Su cabeza logra ampliarse a partir del caparazón. formando una figura geométrica. que es la de corazón, llegando a medir hasta unos uno punto cinco (1,5) metros de longitud.

Una importante característica de la tortuga verde, es que muy fácilmente logra resaltar por tener un par de escamas en la parte pre-frontal, es decir, justo frente en cada uno de sus ojos, en comparación con otras tortugas de mar que poseen dos pares de estas escamas en cada uno de sus ojos, como la mayoría de las tortugas marinas.

Otra característica importante que hay que hacer de notar es que los machos de la especie de este tipo de tortugas, son un poco más voluminosos que las tortugas verdes hembras, siendo su fisionomía es muy característica, ya que la cabeza de los machos es más diminuta.

De igual forma otra característica distintiva que poseen las tortugas verdes, es el volumen de la cola, siendo más larga la de las hembras. Ahora bien, tanto el macho como la hembra poseen enérgicas y potentes aletas donde resulta ser comparables a las palas de un bote, haciéndolos parecer muy vigorosos y refinados nadadores.

Entre las características de las tortugas verdes en comparación con las tortugas marinas, hay que enfocarse primero que todo en la zona que recubre el caparazón, ya que en el caso de las tortugas verdes el caparazón se encuentra conformado por cinco (5) cascos que se encuentran de forma central.

Por lo general estos mismos cascos se encuentran rodeados por otros cuatro (4) cascos, ubicados de forma lateral, siendo así que en la zona inferior se pueden encontrar cuatro (4) pares de defensas bastante sobresalientes.

Otra característica importante que hay que resaltar, es que las tortugas verdes poseen un hocico muy precario y a su vez no tiene el característico pico como otras especies de tortuga; de igual forma las tortugas verdes poseen un hocico muy fuerte, y con unos dientes bien determinados para poder masticar los alimentos.

Ahora bien en cuanto a su hocico, y en lo que respecta a la parte superior del mismo, por lo general se encuentra conformado por un margen que llega a cubrir la totalidad o la gran mayoría de esa zona, a través de unos dientes no tan dinámicos y establecidos en comparación, con los que se encuentran en la parte de debajo de la mandíbula del animal.

Si bien las características del caparazón varía en base a la zona geográfica de donde se haya desarrollado y vivido la especie marina, ya que por lo general se presenta en tonalidades oscuras como el negro y el marrón, hasta incluso el color verde oliva como anteriormente se mencionó. (ver artículo: Tortuga galápagos).

Se ha llegado a pensar, que estas mismas tonalidades del caparazón igualmente pueden llegar a modificar su color con el transcurso de las estaciones.

Tal y como se mencionó con anterioridad, su denominación de tortuga verde es por la grasa que lleva consigo por debajo y alrededor del caparazón. Ahora bien, la forma geométrica de este mismo es ovalada. Al ser cambiante el color, también puede presentarse en un color amarillo muy vivo, y en ocasiones se encuentran tortugas verdes con rayas de un color muy brillante.

Hay que mencionar una característica bastante resaltante y es que en comparación de otras criaturas del mar, la tortuga verde solo cuenta con un par de garras, ubicadas en las aletas frontales, para poder alimentarse y desovar en una playa en un determinado momento.

A las tortugas verdes les fascina ascender a las orillas de las playas y costas con el fin de pasar un breve instante tomando el sol. Son expertas buceadoras en el mar, sumergiéndose en las profundidades. Sin embargo, las mismas no pueden durar mucho sumergidas, se estima que suben a la superficie entre cada cuatro (4)  o cinco (5) minutos para poder agarrar oxígeno suficiente, y volverse a sumergir.

Alimentación

Estos reptiles marinos denominados tortugas verdes, por lo general son criaturas herbívoras que la mayoría de las veces se les encontrará alimentándose de algas marinas, así como de una espesa vegetación que se desarrolla solo en aguas con un nivel de profundidad muy bajo.

Ahora bien, estas criaturas emplean mucha de su tiempo solo en su alimentación. Sin embargo, las tortugas marinas de igual forma llegan a comer otras criaturas del océano tal como las medusas, algunos cangrejos muy pequeños, gusanos o larvas de mar e inclusive y si es posible de caracoles.

Hay científicos especializados en vida marina, que han llegado a opinar que en su primer ciclo de la vida, es decir, dentro de los tres (3) hasta los cinco (5) años, la tortuga verde es considerada carnívora, sin embargo, tras el paso del tiempo y al entrar en su etapa de la adultez, llegan a transformar su nutrición para convertirse en criaturas herbívoras, como se mencionó inicialmente.

Este cambio drástica en la dieta que posee la tortuga verde en el transcurso de su vida, viene dado por el cambio en las temperaturas de las aguas donde constantemente se encuentran migrando. En este sentido, la tortuga verde aún en su etapa juvenil todavía es carnívora, siendo su dieta basada en gusanos de mar, algunos langostinos y hasta bichos de agua, incluyéndose el pasto que se encuentra en el mar.

Al llegar a su etapa adulta, las tortugas verdes se alimentan esencialmente de pasto que llega a desarrollarse en las profundidades de los arrecifes marinos y de igual forma se llegan a alimentar de algas, siendo esta especie de tortuga, la única especie marina que es principalmente herbívora en esta época de su vida.

La tortuga para alimentarse de la vegetación que crece en el lecho marino, utiliza su quijada con mucha fuerza, ya que las mismas le brinda esta facilidad. El lecho marino cumple con un rol bastante importante para estas tortugas, ya que el mismo ayuda de igual forma a variar su nutrición rico en algas.

Hábitat de la tortuga verde

Por lo general la tortuga verde se puede ver en las zonas, tanto tropicales como las zonas subtropicales del mundo. Un ejemplo de ello es la isla de Hawái, donde llegan a las playas una gran cantidad de población de tortugas verdes a sus playas. Otros países que se pueden mencionar y donde se han podido observar que llegan estas tortugas verdes, es en las costas de Australia, así como México, y partes de Asia.

Tras estar en constante migración, la cantidad de tortugas verdes o bajo su nombre científicos Chelonia mydas se logra encontrar en los alrededores del Océano Atlántico. Sin embargo, la mayoría de estas tortugas verdes se llegan a masificar en el mar Caribe y de igual forma, en la zona este de las playas de los países que conforman el continente americano.

La población de tortugas verdes por lo general son nómadas, es decir, que al igual que otras especies de tortugas marinas, establecen largos viajes a partir del lugar de donde obtienen los alimentos, hasta llegar al lugar de donde anidarán, siendo esto generalmente en las costas.

La población de tortugas verdes llega a estar gran parte de sus primeros cinco (5) años de haber empezado su vida, en las franjas de aproximación y unión del mar abierto. Por lo que es conocido que las tortugas verdes en su etapa de maduración muy rara vez llegan a ser tan arriesgadas, lo que quiere decir que no llegan a nadar de una sola vez aguas demasiado recónditas.

Si bien cierto que las tortugas verdes llegan a migrar largos recorridos a lo largo y ancho del océano, desde las zonas de donde se alimentan y los lugares de donde tienen que anidar, llegando a desplazarse hasta más de los dos mil seiscientos (2.600) kilómetros para lograr establecerse y poder desovar.

No es menos cierto que los lugares si se quiere particulares, escogido por estas tortugas verdes para la anidación, las más significativas se hallan en ciertas islas del Caribe, en todos los alrededores de la costa de los Estados Unidos, así como en las playas del continente sudamericano.

Hay que mencionar que existen poblaciones que llegan a viajar hasta el Océano Índico, así como en las costas de ciertas islas que se encuentran aisladas del Océano Atlántico. Uno de los hábitat dónde se dirigen poblaciones de estas tortugas verdes para lograr anidar, es en las playas de Costa Rica, donde los habitantes le colocaron a una de las regiones de la isla, como Tortuguero.

Otras de las regiones donde las tortugas han establecido su hábitat y que resulta ser de vital relevancia, es en las playas del caribe, donde decenas de poblaciones de tortugas se reúnen para poner fin a su travesía de poder anidar. Hay que mencionar que las principales zonas del Caribe que utilizan son las costas de Puerto Rico, las Islas Vírgenes y de Aves, así como las islas Caimán.

Otros lugares de suma importancia que hay que mencionar, donde las tortugas verdes usualmente hacen de hábitat, son las zonas del Océano Atlántico, donde tiene su lugar de ubicación geográfica el estado de la Florida en los Estados Unidos de Norteamérica.

Así como en las costas de Surinam y de la Guayana Francesa, otro sitio menos conocido por las personas y que las tortugas han llegado a tomar como una de sus lugares para habitar, es una pequeña isla ubicada en el centro del Océano Atlántico que lleva por nombre de isla Ascensión.

Otros lugares donde se pueden encontrar a las tortugas verdes, es en el Océano Indo-Pacífico que llega a abarcar desde la zona sur de Alaska hasta la parte baja de Chile; se han logrado extender por las zonas costeras de Japón, y hasta la parte sur de Rusia.

Incluso tienen establecido su hábitat en la parte norte de las tierras de Nueza Zelanda, y vale acotar que se han llegado a extender hasta el sur de las islas Tasmania; por otro lado las tortugas verdes se pueden ver a lo largo y ancho del Océano Índico.

Otro ejemplo de hábitat se encuentra en las playas de la India, así como Pakistán. Ahora bien, en lo que respecta al Continente Africano, no se han reportado lugares donde haya o se encuentren habitando, a excepción de las playas de la isla de Madagascar.

En las Filipinas muchas de estas especies llegan a anidar, es por ello que el inmenso número de población que llegan a componer estas especies, y por consiguiente a anidar en las playas de esta zona, se les ha denominado Islas Tortuga. (ver artículo: Bacterias coco).

Aunque por lo general, el hábitat de la tortuga verde se encuentra muy cerca donde haya muchísimo pasto marino; estas especies elegirán su hábitat en base a la etapa de su vida en que se encuentren, y que las mismas estarán en constante cambio, y en base a ello se desplazarán en tres (3) modelos de hábitat, siendo cada uno de ellos muy diferente.

El primero y principal es el lugar donde la tortuga hembra realiza la nidación, que normalmente se llega a ocasionar en las playas, siendo allí donde se origina la ruta para aspirar llegar al mar. Un segundo momento y lugar para habitar, se encuentra en las aguas costeras, que normalmente son muy bajas, siendo las mismas muy ricas en algas y pasto.

Ya en su última etap,a la tortuga verde más adulta llega a pasearse por las bahías de la costa, bancos de arena y hasta arrecifes; llamada por la zona con algas y abundante vegetación marina que se encuentra en el lugar.

Anidación

Para lograr que la tortuga verde realice el proceso de anidación, la hembra de la especie primero debe salir del mar, luego seleccionará una zona donde se sienta más cómoda. Ahora bien, este proceso había sido realizado por las madres de estas tortugas que ahora se encuentran haciéndolo, teniendo el mismo propósito, que es poner los huevos.

Dicho eso, la tortuga verde hembra empieza a excavar en la arena hasta convertirlo en un agujero bastante profundo, y solo con la fuerza de sus aletas tanto delanteras como traseras; luego de esto empiezan a expulsar los huevos dentro de dicha cavidad, con un alrededor de cien (100) y doscientos (200) huevos.

Luego de esto, la tortuga verde hembra comienza a tapar ese hoyo en la arena y vuelve nuevamente al mar. Pasado un tiempo prudencial, como aproximadamente dos (2) meses, los huevos comienzan a lo que se denomina eclosionar, es decir, empiezan a salir de sus cascarones.

Justamente en el momento en el que empiezan a salir de sus nidos, las tortugas verdes bebé empiezan a afrontar el momento más difícil de sus vidas, ya que cuando realiza la ruta desde el nido en la playa, al mar, existen ciertos peligros al igual que depredadores, que los superan en tamaño y agilidad.

Dentro de estas amenazas se encuentran los cangrejos y las agrupaciones de gaviotas en la playa, donde ambos se llegan a alimentarse de forma voraz de los bebés tortuga, mientras cruzan su corto camino al mar.

La gran cantidad de huevos que eclosionan, colocados por docenas de madres tortugas, es lo que da lugar a que muchas de estas crías recién nacidas sean devoradas, y por consiguiente proporcionándoles a los depredadores un gran festín.

El número de pérdidas en comparación con las que llegan al mar resulta ser muy pequeños e insignificante, donde muchas de estas poblaciones en el futuro, si logran sobrevivir, regresaran a la misma playa donde fueron desovadas.

En lugares como Indonesia, se han logrado establecer como reservas nacionales las playas donde las tortugas verdes llevan a cabo la anidación, siendo la más importante la que lleva por nombre Meu Betiri, ubicada en Java.

Otra de las Reservas más monumentales es la denominada Gran Barrera de Coral, donde se haya dos categorías de poblaciones de tortugas, que a nivel genético son muy distintos, pero a final de cuenta todas ellas convergen por igual para poder anidar en las más de veinte (20) lugares diferentes que posee esta reserva, tales como pequeñas islas y cayos que se encuentran rodeando la Barrera de Coral.

La tortuga verde en peligro de extinción

Hay que mencionar que muchas de estas especies de tortugas verdes, por lo general son longevas, es decir, que las mismas llegan a tener una vida de hasta los ochenta (80) años, por supuesto siempre y cuando las condiciones de vida sean las más acordes. Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos realizados, estas especies hoy en la actualidad se encuentran bajo el listado de criaturas en peligro de extinción.

Si bien existen organizaciones a nivel mundial que buscan proteger los huevos, ya sea evitando su destrucción o sacando y resguardando dichos huevos lejos de su hábitat de anidación, al igual que las tortugas verdes ya en su etapa adulta, el hombre es la principal amenaza de estas criaturas marinas.

Muchos expertos afirman que la principal zona donde se tienen que implementar medidas, es resguardando las zonas de anidación. En ciertas zonas donde se llegó a acabar con la vida de la tortuga verde, con leyes se ha podido revertir y aumentar el número en la población de esta especie .

Como se mencionó anteriormente, la mayor amenaza para la tortuga verde es el ser humano, es muy común que en muchas de las regiones costeras la lleguen a utilizar con el fin de poder comer su carne, siendo esta la causa por la que un elevado número de la especie adulta pierden la vida anualmente.

Otras de las causas por las que esta especie se encuentra en peligro de extinción, es porque sus huevos se encuentran apreciados dentro de una gran gama de manjares, y catalogado como fuente de proteínas también. Por lo que no es de extrañar que en las playas donde se llega a efectuar la nidación, muchas de las personas se los lleven para su consumo, junto con otros alimentos.

Por lo que no es casualidad que muchas de las zonas donde las tortugas verdes llegan a establecer su hábitat, sean consideradas como zonas de pesca.

Así mismo, otra razón de que este espécimen se encuentre en peligro de extinción, es que las tortugas verdes quedan atrapadas en las redes de los pescadores; muchas veces se llegan a ahogar antes de ser halladas. Y esto da lugar a otra de las razones por las que se encuentran en peligro, y si bi bien la tortuga verde es buscada por su carne y sus huevos, las mismas llegan a sufrir accidentes con las aspas de los barcos costeros. (ver artículo: Insectos).

Análisis de la tortuga verde

Esta especie de reptiles como lo son las tortugas verdes, han sido una de las especies de tortugas marinas más estudiadas, obteniendo así mucha información acerca de esta población de tortugas.

¿Pero como se hace estos estudios? Pues las tortugas verdes durante lo largo de su vida llegan a ser migratorias, y por ende estas cambian de multiplicidad de hábitat; y es de allí donde los científicos obtienen la valiosa información.

Muchas países utilizan la metodología de marcaje en los caparazones de las tortugas verdes, así como colocar marcas en la parte superior de las aletas cuando la tortuga hembra va a anidar, caracterizándolas con una numeración distinta a cada una de ellas.

Toda la información obtenida es recopilada a través de este mecanismo implantado en la tortuga, que llega a brindar a los investigadores suficiente información que resulta ser trascendental, con el fin de recabar gran porcentaje de información sobre su migración, para lograr su preservación en el futuro.

Es por ello que el desconocimiento junto con el vacío de información acerca de las rutas migratorias trazadas por estas especies, únicamente pueden llegar a conocerse a través del manejo de los transmisores de tipo satelital.

Un ejemplo de este programa es la ruta migratoria en la zona de Tortuguero, lugar ubicado en  Costa Rica, donde los mismos pobladores realizan este sistema de marcaje aunque un poco más arcaico.

Dicho eso, gracias a este programa se ha podido demostrar que las tortugas que anidan en las playas de Tortuguero llegan a distribuirse a lo largo de las zonas del Caribe, más que todo encontrándose poblaciones en la costa de Nicaragua, tal como la Mosquitia.

Todo este tipo de información logra sumar resultados satisfactorios, para lograr conservar esta especie de tortugas.

Hoy en día existen once (11) países, entre ellos vale mencionar a Brasil, así como Costa Rica, Holanda, México, Perú y Venezuela, quienes han llegado a un acuerdo, integrándose dos países más, tales como Nicaragua y Uruguay, que han establecido mecanismos de accesión por medio de Venezuela, siendo este el depositario oficial de esta organización. (ver artículo: Vizcacha).

Ahora bien, esta agrupación de países de denomina la CIT, siendo el único organismo a nivel internacional que ha logrado delimitar los lineamientos, para que cada uno de los países que lo conforman, pueda realizar cada uno de los controles que tengan en sus manos para lograr proteger las poblaciones de tortugas verdes, y cualquier otra especie de tortuga marina.

(Visited 307 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario