Aprende todo sobre la desconocida Tortuga leopardo

La llamada tortuga leopardo o científicamente conocida como stigmochelys pardalis, es una especie de tortuga que pertenece a la familia de los llamados testudinidae, de prominente tamaño esta criatura ha llegado a habitar en las extensas y calurosas sabanas de África, además de encontrarse en lugares semi-áridos como las praderas, llegándose a extender desde el país de Sudán hasta llegar a Suráfrica.

Distribución de la tortuga leopardo

En cuanto a su distribución, esta tortuga llega a ubicarse por lo general a lo largo de África del Sur. Sin embargo, se puede encontrar en otras localidades cercanas como Sudán, así como Etiopía, o Zambia, inclusive Angola, siendo este reptil catalogado como la cuarta especie con mayor volumen en cuanto a peso y altura, en comparación de otras especies.

Esta misma se posiciona luego de las grandes tortugas como la llamada tortuga de espolones africana, la tortuga gigante de Aldabra y por último la tortuga Galápagos, todas estas tortugas magníficas y que han logrado evolucionar de forma próspera. (ver artículo: Cocodrilos).

Características de la tortuga leopardo

La tortuga leopardo además de poseer un gran tamaño, la misma presenta una especie de manchones muy parecidos a las marcas que posee un leopardo. Ahora bien en cuanto a su caparazón, por lo general es de un contraste amarillo.

Siendo que adicional a esto, el caparazón posee una especie de cascos protectores con una tonalidad bastante extrañas junto con unas manchas de color marrón oscuro, es por esta característica tan particular que ha llegado a tener este nombre de tortuga leopardo.

Esta especie es la cuarta tortuga más grande del mundo, como se mencionó con anterioridad; siendo que una tortuga adulta llega a medir entre un promedio de dieciocho (18) pulgadas de la cola hasta la cabeza, y llega a pesar aproximadamente cuarenta (40) libras.

Las especies de tortuga leopardo tal y como se mencionó con anterioridad, en su etapa de madurez puede llegar a alcanzar unos (60) centímetros aproximadamente. Aunque se han visto ejemplares con un tamaño bastante prominente donde pueden llegar a alcanzar unos setenta (70) centímetros de largo.

Un ejemplo de tamaño en cuanto a estas tortugas se refiere es la llamada leopardo gigante de Etiopía, donde han llegado a alcanzar unos cien (100) centímetros, pero esto solo fue un caso bastante excepcional.

Una de las principales y más marcadas diferencias entre el macho y la hembra de esta especie es más que todo física, siendo que el macho tortuga leopardo posee una cola mucho más alargada que la hembra. Aunque de por sí el macho es más grande en dimensionalidad que la hembra.

En cuanto a su piel esta tortuga posee un color bastante llamativo, siendo que el color que las caracteriza es un amarillo opaco, dando una tonalidad de color crema en comparación de su caparazón oscuro, casi tirando a negro.

Además de todo lo anterior la tortuga leopardo en su etapa adulta poseen el espaldar mucho más prominente. Aunque las crías pueden llegar a diferenciarse de las demás tan solo por el color de la aréola, donde las manchas de color negro de los escudos apuntan hacia los laterales.

tortuga leopardo

Esta tortuga de gran tamaño suelen ser bastante encantadoras, siendo que su prominente caparazón posee una altitud bastante considerable por su tamaño, además de ser arqueado hasta formar una especie de pirámide que utiliza como protección para defenderse de los depredadores.

Reproducción

La tortuga leopardo por lo general es un reptil bastante longevo, es decir, posee un tiempo de vida muy largo, sin embargo este reptil no llega a adquirir la madurez desde el punto de vista sexual hasta por lo menos encontrarse entre la edad comprendida de los  doce (12) y los quince (15) años de vida. Pero se han visto casos en donde estas tortugas al encontrarse en cautiverio llegan a crecer con más rapidez, incluso pueden llegar a madurar a los seis (6) años de edad.

Ahora bien, en época de apareamiento esta tortuga macho suele perseguir a la hembra de la especie, alcanzándola y dándole golpes con su caparazón para que tan solo se llegue a quedar inmóvil, siendo que en este momento el macho por lo general vocaliza enérgicos chillidos para llamar la atención de la hembra.

Luego de lograr aparearse la hembra de la especie debe esperar un tiempo prudencial para empezar a colocar los pequeños huevos, siendo que cada puesta llega a estar comprendida entre por lo menos de cinco (5) y treinta (30) de estos huevos, aunque se han visto casos donde la media llega a ser de ocho (8) y diez (10).

Hay que mencionar, que la tortuga leopardo ubicada en el país de Suráfrica resulta ser bastante compleja de llegar a aparearse y reproducirse bajo cautiverio. Es por ello que estando bajo esta condición muchas de ellas emplean una incubadora, donde el ambiente llega a ser lo más ameno posible. (ver artículo: Puerco Espín).

Empleando unos niveles de temperatura entre los veinte y ocho grados centígrados (28 °C), hasta alcanzar por lo menos treinta grados centígrados (30 °C). Además de esto, las tortugas en cautiverio por lo menos y para poder reproducirse deben estar bajo un ambiente húmedo.

Siendo que a partir de aquí el ciclo de eclosión es de unos ciento treinta (130), hasta llegar a los ciento ochenta (180) días para mantenerse y desarrollarse con normalidad. Ahora bien, una vez llega el momento para lograr eclosionar, en un ambiente normal y por lo general realizan este procedimiento de forma acelerada, ya que es la época donde hay lluvia.

Es por ello que del otro lado de la moneda y estando en cautiverio, estos bebés de tortuga llegan a quebrar el cascarón a través de sus pequeños picos, ubicados en su cara y el maxilar, logrando desvanecerse tras el paso del tiempo.

Al nacer la etapa de eclosión llega a tardar por lo menos unos cuarenta y ocho (48) horas, en esta etapa la pequeña cría llega a romper una especie de saco llamado vitelino, siendo que esta misma fina cubierta, llega a ser absorbida por la cría en su totalidad para poder alimentarse.

Alimentación de la tortuga leopardo

En cuanto a su alimentación la tortuga leopardo, por lo general es un reptil que únicamente resulta ser herbívora, es decir, su dieta es en base a plantas verdes; siendo que la misma se encuentra adaptada a los medios naturales secos incluso semi-áridos.

Entre su dieta la misma debe ser rica en altos niveles de fibra, así como elevados estándares de calcio y una que otra hierba que llegan a crecer en el campo silvestre, siendo que una de las cosas que más les agrada comer figuran los diente de león, la mata de llantén, flores y la alfalfa, pero a pesar de esto también llegan a alimentarse de plantas con muchas espinas, pero que ya se convirtieron en hierbas secas.

En cuanto a la deficiencia de fibra, el mismo puede ocasionar algunas dificultades de salud como la aparición de diarrea, hasta llegar al punto de que el animal se deshidrate, puede llegar a perder peso; en el peor de los casos puede sufrir un colapso intestinal, y volverse más delicado en cuanto a los parásitos que pueden llegar a atacar esta zona.

Por otro lado hay que mencionar que su dieta también se basa más que todo en heno, les fascina ciertas verduras silvestres que conservan su frescura y que crecen al aire libre, así como hierbas comunes, la llamada achicoria que suele crecer en las veredas y prados.

Entre otras cosas que suelen comer se encuentra la endibia, que es una planta de hojas amargas utilizada en las ensaladas y que posee propiedades para ayudar a la tortuga a tener una mejor digestión; también se encuentran la flores de hibisco o comúnmente conocida como rosa de Jamaica, donde suele crecer en ambientes tropicales y además posee propiedades antioxidantes.

Además de esto suelen comer trébol, ademas de otros vegetales como el pepino, el tomate, los berros, la remolacha, repollo, incluso brócoli. En general posee una amplia gama de tubérculos, y raíces por los cuales puede llegar a elegir.

Se recomienda de igual forma que su dieta se encuentre rica en calcio, pero no exceso, esto le ayudará al desarrollo de los huesos y a su vez para el fortalecimiento de su prominente caparazón; donde además de esto, se debe de igual forma tener en cuenta que donde se encuentre a esta tortuga requiere tomar abundante agua, por lo que hay que procurar que la misma se encuentre fresca.

Muchas personas optan por tener en su habita una especie de cavidad, donde la misma pueda zambullirse y beberla, pero estas mismas cuenca no debe ser tan profunda, por lo que al menos cinco (5) o diez (10) centímetros de fondo es suficiente; de igual forma se recomienda que el agua contenida en la cuenca debe cambiarse por lo menos una vez a día.

Por otro lado, la dieta balanceada de la tortuga leopardo debe completarse con una dosificación estimable de proteínas, junto con una ración de fósforo, ya que la falta de estos ocasiona en este reptil deformaciones a nivel del caparazón de forma imborrable, y en uno que otro caso deterioro en los órganos internos como el riñón.

Una de las cosas que hay que tomar en cuenta de estos reptiles al encontrarse en estado salvaje, es que la misma presenta una variedad de síntoma que resultan ser bastante notorios, producto de la mala alimentación, tales como la presencia de escamas afiladas, estriadas y hasta un padecimiento llamado piramidalización. Es por ello que si su caparazón se encuentra liso y ovalado esta es una buena muestra de que su alimentación marcha bien.

Conservación

Siendo que en la actualidad existe una muy extendida y abundante población de tortugas leopardo, las mismas han llegado a subsistir hasta en los territorios más secos y áridos del planeta, ya que al encontrarse compartiendo la zona con los seres humanos, estas especies sufren mucho, dado que son cazadas de forma furtiva por considerarse sus carnes, un delicioso manjar entre los pobladores.

Es por esta situación que las mismas se han vuelto una especie a la que constantemente hay que custodiar y preservar, en atención a los niveles de fragilidad que presentan tras la presencia y expansión de las grandes ciudades hacia su territorio, y evitar a toda costa que la misma llegue a figurar en el listado de especies en peligro de extinción. (ver artículo: Iguana Azul).

(Visited 104 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario