¿Sabe qué es un Lagarto volador? Descúbrelo todo aquí

En este artículo hablaremos de el lagarto volador, reptil que habita en los árboles, pero no vuela, solamente planea; también hablaremos de sus características, su hábitat, su alimentación, su comportamiento, su reproducción y algo más.

lagarto volador

El lagarto volador

El lagarto volador cuyo nombre científico es Chlamidosaurus kingii, conocido también como dragón volador, es un reptil con piel cubierta de escamas; es nativo de Australia, vive en el sur de Nueva Guinea, en la zona norte y oeste de Australia.

Características del lagarto volador

Se le conoce con el nombre de lagarto volador no por habilidades de aviador, sino porque tiene una piel que puede desplegar y que va alrededor del cuello, la cabeza y parte del cuerpo; dicha piel es una especie de capa o alas, esto colabora a que los saltos tengan un mayor alcance, también tiene la función de servir como una herramienta de defensa y para tener una mejor visualización.

El lagarto volador tiene la habilidad de ampliar esos pliegues de piel que se encuentran pegadas a sus costillas, para recrear una especie de alas que usa para poder planear entre la naturaleza, pero como todos los reptiles actuales, no tiene la capacidad de mantener un vuelo como lo hacen las aves, pero sí tiene la capacidad de planear igualmente que otros reptiles que habitan en los árboles (arborícolas).

Sus supuestas alas presentan una gran variedad de colores muy brillantes, como anaranjado con algunas manchas rojas; azules e inclusive rayas, que le dan el camuflaje perfecto cuando se recogen. (Ver artículo: el camaleón)

Por detrás de la cabeza del lagarto volador y sobre su espalda, hay un tipo de cinturón formado por espinas largas compuestas de cartílago que se abre cuando siente algún tipo de peligro. Su tamaño puede alcanzar unos ochenta (80) cm de longitud, siendo el macho más grande que las del sexo femenino.

lagarto volador

Su visión se encuentra muy desarrollada, esto le otorga la capacidad de poder capturar un insecto cuando éste pasa volando frente a él. El lagarto volador tiene una esperanza de vida promedio de unos seis (6) años.

Cuando se encuentra en la época de sequía se encuentran en un estado de letargo, de mínima actividad, en esta etapa no tienen la necesidad de consumir alimentos, porque la temperatura de su cuerpo disminuye.

El lagarto volador es un animal muy agresivo, cuando enfrenta una amenaza, posee la habilidad de modificar su aspecto adecuándolo al medio ambiente que lo rodea; posteriormente se levanta apoyado sobre sus patas traseras, procede a abrir la boca, y a levantar la sección de piel que se encuentra rodeando la mandíbula, que es como una capa que está llena de espinas.

En el momento del ataque contra su enemigo, emite un silbido particular y corre para atacar al enemigo, y por lo general dicho depredador sale asustado a esconderse para evitar enfrentarse con el lagarto volador. Sus depredadores naturales son los gatos domésticos, y aves de rapiña. La población del lagarto volador no está amenazada.

Existen dos (2) tipos de lagartos voladores. Unos presentan coloraciones rojas muy brillantes y otros presentan coloraciones en la gama de los grises y los marrones.

lagarto volador

Los lagartos voladores que son de color marrón presentan un tono de color azul en la parte baja de las alas, y la papada de un tono amarillo. En el caso de las hembras, suelen tenerla en colores azules y presentar color amarillo en la parte inferior de las alas. Poseen cuatro patas con cinco (5) dedos con garras.

A lo largo de las costillas presentan una piel, que pueden llegar a desplegar para poder alargar las costillas, y de esta forma presentan una especie de ala. Los machos presentan una papada, o lo que se conoce como colgajo gular, que también se puede llegar a desplegar. Usualmente, los lagartos voladores llegan a medir menos de doce (12) pulgadas de largo. Aunque ciertas hembras son por lo general más grandes en tamaño que los machos, su papada resulta ser más pequeña.

La alimentación del lagarto volador

El lagarto volador es netamente carnívoro. Cazan en especial desde lo alto de los árboles, porque desde allí, al poseer un sentido de la vista especialmente desarrollado, pueden divisar a su presa e igualmente se pueden esconder de sus predadores naturales en la tierra, como lo son los gatos y los halcones.

El lagarto volador se puede adaptar perfectamente a cualquier entorno; por ser un animal que come pura carne, dedica gran parte de su día arriba de los árboles ,para montar guardia a sus posibles presas. Su estómago tiene la capacidad de albergar presas más grandes a su tamaño, que captura con cierta facilidad.

Algunos científicos australianos se dieron cuenta que los lagartos voladores aprovechan los incesantes incendios en el norte de Australia, para posteriormente del incendio, poder cazar presas de un gran tamaño. Aunque gran cantidad de estos reptiles perecen a causa de estos incendios, los que logran sobrevivir se quedan en el área de el incendio para lograr conseguir con mayor facilidad el alimento adecuado.

Hábitat natural

Los lagartos voladores habitan en los bosques tropicales de la zona suroeste de Asia y en la India, inclusive en Borneo y en las islas Filipinas.

Los árboles además de proporcionarles un lugar donde vivir a los lagartos voladores también los usan para mantenerse ocultos de sus predadores principales como son las águilas, los búhos, las serpientes, los dingos (que son perros salvajes de origen Australiano) y otros tipo de lagartos que son de mayor tamaño. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

Solamente desciende de los árboles cuando necesita defender su territorio de otros lagartos voladores machos, esto lo hace muy a menudo, porque estos reptiles son animales muy agresivos y bastante celosos de su territorio.

El hábitat en cautiverio

Como el lagarto volador es un animal, como hemos mencionado anteriormente, que habita en lo alto de los árboles (especie arborícola), es recomendable que el terrario sea más alto que largo y que por sus costumbres voladoras, también es recomendable ofrecerle un espacio adecuado; los lagartos voladores usualmente son muy sociables, por lo que no debe ser un problema colocar una pareja o un trío dentro de él mismo espacio (terrario).

lagarto volador

Con un terrario que mida 1 mt x 60 cm x 40 cm, podría ser suficiente para que vivan una pareja o trío de lagartos voladores; es importante que siempre esté decorado con algunos troncos y cáscaras de árbol. También hay que tomar en cuanta la humedad del terrario, porque estos animales son selváticos.

Por lo que la humedad del espacio, debe rondar entre un setenta y un ochenta por ciento (70 u 80%) y la temperatura debe estar ubicada entre unos veinticinco y treinta (25 y 30º) grados, también es importante colocarle luz especial para reptiles, con periodos de diez a doce horas (10 – 12) horas de exposición.

Reproducción

Los lagartos voladores utilizan sus alas o collar para llamar la atención de las hembras, para que sean su pareja; en el proceso del cortejo, en el apareamiento los machos emiten sus peculiares sonidos e invitan a las hembras a bailar juntos. La etapa de la reproducción de estos reptiles es entre los meses de septiembre y octubre.

Las hembras hacen hoyos en la tierra a manera de nido, para que pueda recibir el calor y la luz del Sol, lo tapan con hojas secas y ahí es donde van a colocar entre ocho y veinte (8 y 20) huevos, posteriormente cuando transcurran unos tres (3) meses, es decir, para los meses de diciembre y enero aproximadamente será la eclosión de los huevos, y se podrán ver las crías de los lagartos voladores, que tendrán que defenderse solos, puesto que la madre no se ocupa de las crías.

Comportamiento del lagarto volador

Cuando el lagarto volador (Clamidosaurio) se encuentra amenazado por algún tipo de predador, amplia por completo la piel que tiene alrededor de su cuello, y de esta forma presenta un especial collar, con el que tratará de asustar a todo aquel enemigo que lo moleste.

Si esta clase de advertencia no resulta suficiente, el lagarto volador tiene un plan B para defenderse del enemigo (que es su segunda peculiaridad), que consiste en erguirse sobre sus patas traseras y comenzar a realizar una carrera muy graciosa hasta el árbol que esté más cerca de él para esconderse de su enemigo, y de esta forma evadir al enemigo o predador.

Pero no solamente utiliza su bello adorno cervical para cubrirse de las amenazas que vienen del exterior, porque también funciona como método para lograr comunicarse con otros ejemplares de su misma especie, y para llamar la atención de las hembras cuando llega la época de celo y de apareamiento.

Este etapa, es en la cual se presenta otro de los comportamientos que son más curiosos en esta especie de lagarto, la emisión de sonidos muy agradables y melodioso que sirven como método de atracción hacia las hembra, con la finalidad de intentar realizar una clase de baile de cortejo que influya en la decisión de la hembra para que escoja  pareja, y de esta manera el macho logra aparearse con ella.

lagarto volador

(Visited 686 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario