Conozca todo sobre el increíble Lagarto verde aquí

En este artículo hablaremos del lagarto verde, familia de la iguana; también hablaremos de sus características, de su alimentación, de su hábitat, de su reproducción, de su comportamiento y algo más.

lagarto verde

El Lagarto verde

El lagarto verde (nombre científico Lacerta viridis), es una especie de lagarto que forma parte del grupo Lacertidae. Los lagartos verdes guardan parentesco con las iguanas.

El lagarto verde, también llamado como el lagarto (basilisco) de doble cresta. Tiene indudablemente, una espectacular habilidad para lograr correr por encima del agua, lo que le da el sobrenombre de mayor significación: el lagarto de Jesús.

El lagarto verde se encuentra abundantemente en los bosques húmedos tropicales que están ubicados en Centro América, partiendo desde la zona sur de México hasta llegar a Panamá.

lagarto verde

Características

El lagarto verde es un animal impresionante, pero la mayoría de las personas no conocen mucho sobre ellos. Estas características le proporcionarán una idea de cómo son estos reptiles, que son animales fascinantes. La característica que más destaca de estos llamativos lagartos verdes es la capacidad que tienen de correr a gran velocidad sobre la superficie del agua.

Los lagartos verdes machos presentan una coloración en su piel de color verde intenso, con manchas negras en la zona del lomo y el vientre de color amarillo pálido, en cambio las hembras se presentan con el lomo de color verde brillante y el vientre de color amarillo-naranja.

Cuando llega la primavera, ambos dos sexos toman una coloración en tonos azules en el área de las mandíbulas, situación que es más visible en los machos. Sus tamaño, cuando está en la etapa adulta, midiendo desde la cabeza hasta el inicio de la cola es de unos diez a quince (10-15) cm, y midiendo desde la cabeza hasta el final de la cola miden más o menos unos veintiocho a cuarenta y cinco (28-45) cm.

Es muy posible que el lagarto verde desprenda su cola cuando se siente en riesgo o se encuentre en peligro, esto es un mecanismo de defensa para poder escapar de algún predador y, con el paso del tiempo la cola se regenera (crece de nuevo). La cola que desprenden se estará moviendo para de esta forma confundir a los predadores. La nueva cola que vuelve a crecer será más delgada y, a menudo, de un color diferente.

El lagarto verde tiene la capacidad de oler cuando prueba el aire que está a su alrededor, es por eso que su lengua entra y sale muy rápidamente constantemente. El lagarto verde como los demás lagartos no dejan de crecer a lo largo de toda su vida. Ellos mudan de piel cuando requieren crecer. También como todos los lagartos, el lagarto verde es un animal de sangre fría, por lo que pasan muchas horas de su vida expuestos a los rayos del Sol.

lagarto verde

Hábitat

El lagarto verde habitan en todas la regiones de nuestro planeta, excepto en la Antártida. Por lo general, tienen preferencia por las regiones cálidas, pero han podido mostrar que son capaces de sobrevivir en zonas con climas tanto templados como fríos, ya que tienen la capacidad de reducir su metabolismo y de esta forma, reducir sus funciones corporales para poder sobrevivir. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

De forma generalizada, el hábitat natural de los lagartos verdes está compuesto por las regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo, llegando a cubrir una extensa diversidad de entornos, que van desde las praderas, las montañas y los desiertos, llegando hasta las regiones más húmedas o cercanas a grandes extensiones de agua.

Ciertos lagartos verdes habitan debajo de las rocas y entre las grietas del suelo y otras especies, tienen preferencia por vivir en árboles, esto debido a sus excelentes capacidades para escalar.

Y además por el complejo sistema que tienen, que les posibilita la eliminación de la sal de su cuerpo y conservar el agua, ciertas especies de lagartos verdes pueden llegar a sobrevivir en ciertas condiciones, que para otras especies serían imposibles.

Por ésta característica, se pone en evidencia que, como son animales poiquilotermos (esto significa que la temperatura de su cuerpo se encuentra condicionada por la temperatura del medio ambiente donde habitan), los lagartos verdes requieren de mucha luz del sol para llevar a cabo su desarrollo.

lagarto verde

Alimentación del lagarto verde

Para poder entender qué come el lagarto verde, debemos saber que son animales omnívoros, esto significa, que pueden consumir de manera indistinta tanto plantas como carne.

Esta no es una condición que se cumple de forma exclusiva para todas las especies, porque mientras que hay especies de menor tamaño que consumen insectos, otros lagartos verdes más grandes basan su alimentación en una extensa gama de carne, de frutas, de árboles y de plantas. También hay inclusive algunas especies de lagartos verdes que pueden llegar a comer lagartos de menor tamaño.

Dentro de lo que consumen los lagartos verdes, como todos los lagartos tienen la capacidad de utilizar la lengua para poder recibir datos específicos, sobre los alimentos antes de consumirlos. Después de proceder a comer, los lagartos verdes utilizarán sus dientes para así poder masticar los alimentos, y también tienen la capacidad de regenerar las piezas dentales durante su vida.

Como hemos mencionado antes, hay un gran número de lagartos verdes, como la mayoría de los lagartos, que no consumen agua, esto se debe a que su sistema excretor le ayuda a eliminar la sal de su organismo y de esta forma pueden mantener el cuerpo hidratado. En gran cantidad de ocasiones se puede ver una ligera capa o residuo blanquecino en la superficie de la piel de los lagartos verdes, y esto es la sal que ha sido eliminada.

Su alimentación se basa en insectos, lombrices, saltamontes, cigarras, mariposas, arañas; que logran cazar en el medio donde habitan.

Reproducción

Los lagartos verdes como todos los lagartos son animales omnívoros. Los machos se diferencian de las hembras por que presentan crestas en la cabeza y a lo largo de su cuerpo. La función de dichas cresta no es más que la de llegar a impresionar a las hembras.

Los lagartos verdes llegan a su madurez sexual a los dos (2) años de edad. En el mes de abril se presenta el periodo de celo. Los machos son animales muy territoriales, sobres todo mientras dura el periodo de reproducción, no pudiendo tolerar la presencia de otros ejemplares machos dentro de su territorio.

Antes de que se produzca el acoplamiento, los machos atrapan la zona de base de la cola de la hembra por medio de sus mandíbulas, y culminan mordiendo a la hembra por los laterales, para posteriormente terminar de copular.

Los lagartos verde, tanto las hembras como los machos, se comunican por medio de el olor que excretan a través de  glándulas de su cuerpo. Pero en realidad esto no es lo más interesante en relación a la reproducción de los lagartos, las crías de estos lagartos verdes deben ver por sí mismos desde el momento de su nacimiento, porque la madre abandona el nido una vez que haya terminado de poner los huevos.

Generalmente, los lagartos verdes hembra realizan sus puestas después de tres (3) meses de haberse producido el apareamiento. Las lagartos verdes embarazadas, se ocupan de preparar los huecos que servirán de nido, donde colocarán un aproximado de diez (10) huevos. A mitad del verano, es la época en que la hembra pone los huevos, y que estos eclosionan a principios del otoño.

Después de colocar los huevos, la madre abandona el nido, dejando los huevos y las futuras crías a su suerte. Apenas nacen, las crías ya tienen prácticamente todas sus habilidades, como son el correr en tierra y en agua, el trepar a los árboles y hasta nadar.

Las crías al nacer tienen con color pardo en el lomo, y un tono verdoso en la zona del vientre, que les sirve como mecanismo de defensa, pasando inadvertidas ante los posibles predadores, ocultándose dentro de la hojarasca del otoño.

Comportamiento

Los lagartos verdes dejan el letargo del invierno en el mes de marzo. Sus actividad se inician en las primeras horas del día, llegando a alcanzar su máximo a mitad de la mañana. Los lagartos verdes son una especie muy floja.

Cuando sienten algún tipo de amenaza, pueden llegar a saltar desde cualquier árbol y comenzar a esprintar (correr sobre el agua) a una gran velocidad de unos 1,5 m por seg. Para poder lograr esto, además de la forma que tienen sus pies, despliegan la piel que tienen entre sus patas y su cuerpo, para de esta manera incrementar su superficie, esto va a favorecer que se pueda mantener sobre el agua. (Ver artículo: el camaleón)

lagarto verde

Mueven con tanta rapidez sus patas sobre el agua, que terminan formando una bolsa pequeña de aire debajo ellos, que no permite que se hundan, y también favorecen su velocidad. Se pueden moverse de esta manera unos cinco (5) m de distancia. Cuando ya no pueden caminar sobre el agua comienzan a nadar para seguir con su huida.

Durante el invierno pocas veces son vistos, por lo general permanecen escondidos, en galerías que excavaron durante el verano, todos los meses de el invierno.

(Visited 414 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario