La Salamandra: Características, alimentación, tipos y más

La Salamandra es un pequeño y singular reptil, con características inconfundibles, y hábitos terrestres, lo que la hacen única y especial.

la salamandra1

Este diminuto animal tiene unos colores que las diferencian de los otros pequeños anfibios, su peculiar cuerpo está recubierto de una piel muy lisa y suave, con manchas amarillas distribuidas con un patrón particular que puede variar un poco en algunos ejemplares, pero que siempre estará sobre un brillante fondo negro.

La salamandra es un animal de costumbres tranquilas, le encanta la inactividad, sólo se mueve cuando ya no hay luz solar, para alimentarse.

Durante el día prefiere estar escondida, inmóvil en la oscuridad de los troncos huecos, los espacio entre las piedras, en las rendijas de las paredes y en cualquier lugar pequeño y oscuro que le proporcione resguardo y donde pueda llevar su solitaria y apacible vida.

En este  artículo presentaremos las características más resaltantes de este curioso reptil, sus hábitos rutinarios, el tipo de alimentación que prefiere y el mecanismo de reproducción, de este hermoso y sosegado animal. (Ver artículo: Tipos de reptiles)

¿Qué es La Salamandra?

La Salamandra es un animal pequeño, el cual a pesar de ser un anfibio tiene hábitos casi completamente terrestres, solo entra al agua con algunas excepciones, y si es estrictamente necesario.

Este curioso animal es de tipo anfibio, es decir, que sufre una gran transformación durante sus primeras etapas de vida, la cual los cambia casi por completo cuando terminan su proceso de metamorfosis.

Una de las características que diferencian a las salamandras de otros anfibios, es la presencia de una cola definida, la cual la clasifica como un urodelo.

la salamandra23

La salamandra tiene una particularidad que es única en el reino animal, este pequeño animal tiene la capacidad de regenerar alguna extremidad que por accidente haya perdido, también en su cuerpo se puede volver a recuperar de manera funcional alguna parte de su cuerpo que esté dañada.

Este lindo animal, tiene regularmente un cuerpo más bien redondeado, con una cabeza chata y pequeña, cola definida, con habilidades de camuflaje y regeneración de sí mismo que resultan increíbles de observar, tal vez es por eso que este apacible y sereno reptil, es muy buscado como mascota para los niños pequeños.

Las salamandras pertenecen a los anfibios, son de la subfamilia de los urodelos, lo cual quiere decir, que entre sus características físicas están los rasgos comunes como tener la forma corporal alargada propia de los lagartos, y con una cola que utiliza tanto para equilibrio o defensa.

En su estado adulto las salamandras tienen cuatro patas con dedos diferenciados, de tamaño pequeño, los cuales utiliza para desplazarse y agarrar presas o sostenerse en las alturas en busca de escondites oscuros para resguardarse.

Estos animales tienen una inconfundible apariencia, similar a la de un lagarto, con un cuerpo más bien chato delgado pero con líneas redondeadas, con un hocico diminuto y extremidades muy cortas las cuales están ubicadas formando un ángulo recto a cada lado del cuerpo.

la salamandra2

Las salamandras tienen una diversidad de subfamilias distribuidas en un número de 695 especies, agrupadas todas bajo la clasificación de los urodela.

El hemisferio norte es donde se encuentran la mayor parte de la variedad de salamandras que existen, a pesar de que estos animales pueden conseguirse fácilmente alrededor del mundo, son más abundantes en Europa, Asia y en los países tropicales.

La salamandra es uno de los representantes más comunes de esta clase de animales. (Ver artículo: Lagartijas)

Este singular reptil es escurridizo, con una piel brillante y super lisa, le gusta comportarse de manera enigmática y salir de sus oscuros lugares preferidos solo para comer, para la fecundación y para efectuar sus rituales reproductivos.

La salamandra es un animal silvestre que prefiere una vida tranquila, y evitan en lo posible el contacto humano, aunque son muy buscadas para comercializarlas como mascotas, prefieren estar en solitario y socializar solo cuando el instinto les dice que es necesario.

Nombre Científico

La salamandra es un pequeño animal el cual es muy común en algunas países, con cuerpo de reptil y características de anfibio, tiene el nombre científico de Caudata.

Este animal pertenece a la subclase llamada Amphibia, pero a diferencia de sus primos cercanos las ranas (anuros), poseen una cola totalmente desarrollada pero no tienen oído medio.

La salamandra es la especie más conocida de los urodelos, y pertenece al grupo de las Salamandridae, son conocidas con el nombre científico de Salamandra salamandra.

Esta especie de reptil comparte una característica con sus primos cercanos los camaleones, algunos de los individuos pertenecientes a cierto tipo de subespecies pueden cambiar los patrones cromáticos de su resbalosa piel para ocultarse de sus depredadores naturales, capacidad que está menos desarrollada que en otros pequeños animales de la misma especie.

Las salamandras tienen presencia casi en todo el globo terráqueo, ubicándose de manera más abundante en el hemisferio norte, en Europa desde la parte central hasta el sur del continente, también están en algunos lugares de Asia y al norte de África.

Características de la salamandra

la salamandra24

La salamandra es un animal completamente fascinante, son una clase de anfibios que se mueve lentamente, y se comporta de manera asustadiza, al mínimo estímulo que percibe del medio ambiente que lo rodea, su respuesta es la de huir para esconderse.

Este pequeño animal, junto con el sapo común, son los anfibios más grandes y abundantes en Europa y otros continentes. (Ver artículo: Salamanquesa)

De hecho según estudios realizados, han sido identificadas aproximadamente unas 695 especies diferentes de estos increíbles animales, con características comunes y pequeñas diferencias según el lugar que hayan escogido como su hábitat.

La salamandra es un animal apacible, no tiene grandes mecanismos de defensa contra los depredadores, no es venenosa, y en muchos casos resulta estar indefenso ante sus adversarios, pero cuenta con una cualidad fantástica, que la ayuda a sobrevivir a las situaciones en las cuales peligra su vida, se trata de la coloración aposemática, con la cual logra engañar a sus enemigos cambiando el tono de su color de piel.

Existen animales en el reino animal para los cuales es complicado el poder sobrevivir a sus depredadores, por lo cual se ayudan de un color que expresa a sus enemigos que corren peligro si se les ocurre comerlos.

Esta coloración de advertencia se llama aposemática, y la poseen solo algunas especies de anfibios y otros pequeños animales como mecanismo de defensa.

la salamandra6

Apariencia física

La característica común de la mayoría de las especies es su tamaño, durante su vida adulta, las salamandras miden cuando mucho unos 30 centímetros de largo, incluyendo su singular cola.

Existen algunas de ellas que superan este tamaño, pero pertenecen a una clasificación especial donde están las salamandras gigantes, que pueden llegar a superar el metro y medio de largo.

En apariencia, las salamandras tienen cuerpos similares a los de los lagartos, pero son mucho más pequeñas, y no tienen presencia de escamas, de hecho, su cuerpo es resbaloso y brillante, con colores que varían dependiendo de la especie, y de la zona donde vivan.

Un singular atributo que tienen las salamandras es la capacidad de que vuelva a crecer algún miembro o órgano que hayan perdido, esta particularidad de poder regenerarse está presente en todos los ejemplares de la especie.

La piel de las salamandras tiene una condición distintiva, tiene tonos brillantes y es muy lisa al tacto, con aspecto húmedo, está recubierta en su totalidad por un recubrimiento baboso, lo cual hace que el animal sea difícil de retener en las manos por lo escurridizo de su cuerpo.

A pesar de no ser un animal venenoso, este animal tiene en su estructura corporal unas glándulas que producen un líquido lechoso y un poco espeso, con el cual pueden causar una irritación fuerte en los ojos y en la zona cercana a la boca de los enemigos que se acercan demasiado.

Las dimensiones de los machos adultos están entre los 18 centímetros hasta los 25 centímetros hasta la punta de su cola, las hembras de la especie son por lo general un poco más grandes que los machos.

Las salamandras tiene una particularidad en la cintura que les proporciona una flexibilidad increíble, llamada cintura pélvica cartilaginosa, con la cual puede retorcerse y adoptar una posición para amoldarse a cualquier rendija que considere como guarida.

Adosados a su alargado cuerpo tiene cuatro patas, dos adelante y dos en su parte trasera, las cuales son muy cortas y están dispuestas de manera angular, que utilizan más que todo para deslizarse sobre las superficies, también tienen unos diminutos dedos en los extremos de sus patas, 4 en las traseras y 5 en las delanteras.

La salamandra es un animal vertebrado, su cabeza es un poco ancha en proporción al cuerpo, y tiene una apariencia achatada, con una boca que tiene una forma semicircular, llena de pequeños dientecillos que le sirven para alimentarse y devorar su alimento.

La parte de arriba de su cabeza es redondeada, en algunas especies se muestra una terminación más bien alargada casi puntiaguda.

la salamandra8

En la cabeza de la salamandra se puede observar un ensanchamiento situado a ambos lados de ésta, el cual constituye la glándula parótida del animal.

Los ojos de las salamandras son muy prominentes, son la parte más notoria de su cara, con apariencia saltona y frecuentemente de color marrón oscuro.

La singular cola no es tan larga, es gruesa y un poco redondeada, y si se equipara su longitud con el tamaño de la cabeza y el cuerpo juntos, son casi del mismo largo.

Los inconfundibles tonos amarillos de su piel, sobre la tonalidad negra brillante de su piel, pueden variar de acuerdo a la especie y el hábitat en que se encuentre; algunas salamandras tienen opacos tonos grisáceos, también las hay muy claras casi blancas, mismas que se ven sólo en las horas más oscuras durante el día.

Algunos de los individuos de esta nutrida comunidad invierten los matices, y a simple vista parece que su cuerpo fuera más bien amarillo con manchas negras.

El color de advertencia para alejar a sus enemigos es un rojo intenso y brillante, que expresa a sus adversarios que es un peligro si se atreven a comérsela.

Algunas salamandras son totalmente oscuras o tienen el color distribuido en franjas que van desde la cabeza hasta la punta de la cola, en la zona de la garganta y del vientre casi no tiene manchas y los colores suelen ser menos intensos.

En algunas de las especies de la salamandra, se pueden observar desde la cabeza pasando por los lados laterales del cuerpo y hasta el último extremo de su cola, unas depresiones en sentido vertical que son muy superficiales, los cuales son muy notorios en el área dorsal y ventral, los cuales son conocidos con el nombre de surcos costales.

Estas incisiones tienen el objetivo de proporcionar y mantener la humedad de la piel, efectuando un direccionamiento de la humedad en el ambiente canalizando el agua que pueda existir en el ambiente y la reparte en la superficie del cuerpo, para conservar la frescura que necesitan estos animales para estar cómodos.

Las patas de la salamandra en la mayoría de los ejemplares de su especie, son de tamaño muy pequeño, tanto las de adelante como las de atrás, las cuales contribuyen con su desplazamiento, levantando apenas su frágil cuerpo cuando va de un lado a otro.

Los pies son un poco anchos, no tienen garras ni uñas, solo unos diminutos dedos que pueden ser de varias formas según el hábitat donde se encuentre, como por ejemplo las especies trepadoras tienen dedos ligeramente más largos que sus parientes con guaridas en las rocas y troncos huecos, los cuales tienen dedos más cortos y redondeados.

Alimentación

La salamandra tiene una variada dieta de insectos, estos animales son catalogados como depredadores oportunistas, lo cual quiere decir, que se comen cualquier insecto que tengan a su alcance, siempre y cuando tenga el tamaño adecuado. (Ver artículo: Tipos de insectos)

Entre los insectos que prefiere comer, están las lombrices, las cuales son uno de los más frecuentes platillos de los que les gusta alimentarse, también están as moscas, los escarabajos adultos, sus crías y sus larvas, algunos saltamontes que no tengan un tamaño muy grande, las pequeñas polillas, y algunas minúsculas arañas.

En algunos casos donde haya escasez de comida, a veces cometen actos caníbales, comiendo las crías más jóvenes e incluso hasta algunos adultos que no sean de su propia especie, es decir, se pueden alimentar de los ejemplares de otros tipos de salamandras.

La salamandra desde que es una larva, tiene dientes de tamaño mínimo, ubicados en ambas mandíbulas, alrededor de toda la boca, la cual es de forma semicircular.

En los ejemplares adultos de las salamandras, los dientes cumplen de manera eficiente su función de asegurar y retener fácilmente a la presa encontrada.

Cuando la salamandra se alimenta, las presas vivas ensartadas en sus filosos dientes son empujadas por estos hacia el interior de su cuerpo, esta cadena de pequeños dientes cambian de manera angular la dirección de la mordida para inducir el movimiento hacia adentro de la garganta propiciando la introducción de toda la presa en su estómago.

la salamandra11

Cuando se trata de una salamandra que tiene hábitos terrestres, puede atrapar a su presa con un rápido movimiento de su pegajosa lengua, la cual tiene sobre su superficie secreciones que emanan de las glándulas que expulsan moco, y que se ubican dentro de su boca.

En el caso de que sea un tipo de salamandra acuática, esta captura y somete a su presa apresándola con los dientes, con movimientos fuertes de su cabeza y la acción del agua que entra y sale de la misma; tiende a desmembrar la presa en cuestión para facilitar su deglución.

Tipos de salamandra

La salamandra es un animal de cabeza pequeña pero robusta, ojos redondeados y ensanchados, como sobresalientes protuberancias en su pequeña y singular cara, y por ello la hacen una especie delicada y única en su tipo.

Con su piel babosa, de surcos en los costados y una cola que la diferencian de otros anfibios, la salamandra es un animal de características propias que pueden tener algunas variantes de acuerdo a la especie de la que se esté hablando.

la salamandra12

Las subespecies de la salamandra están clasificadas en una diversidad de ejemplares, algunos de hábitos de vida terrestre y otros completamente acuáticos.

Algunas especies de salamandra son confundidas con sus primas, las lagartijas, ya que su apariencia es de algún modo, similar.

Las salamandras gustan de vivir en libertad, con poca actividad, y poca luz. Cuando hay tiempo de lluvia se les puede ver fuera de su escondite, ya que las atrae la humedad en el ambiente.

En la actualidad existen unas 695 especies de salamandras en el planeta, más de un tercio de esta cantidad se ubica en Norteamérica.

En la zona de los Montes Apalaches está localizado un reservorio importante de estos apacibles animales, ya que esta zona cuenta con la vegetación y una abundante dotación de insectos que le proporcionan una excelente fuente de provisiones alimenticias.

Entre las especies que existen hay diferencias entre el tamaño, el color y los patrones de las manchas presentes en el cuerpo de estos lindos animales.

Algunas de las especies más comunes son:

Salamandra Tigre

Este tipo de salamandra es de tamaño grande mide un poco más de 30 centímetros, en su piel tiene un patrón variable de puntos y rayas amarillas sobre un fondo oscuro.

Están localizadas principalmente en Los Estados Unidos, así como también en algunas zonas montañosas de México.

Su hábitat preferido es el terreno rocoso, lechos de ríos secos, y troncos de árboles.

La hembra es fecundada en el agua y es allí donde unas dos semanas después, coloca la increíble cantidad de unos mil huevos de donde saldrán numerosas larvas de salamandra.

Salamandra Flatwoods

Esta especie de salamandra es pequeñita llegando a unos 15 centímetros estimadamente.

Se localiza frecuentemente en Estados Unidos, ya que disfruta de vivir entre zonas con árboles frondosos e insectos diversos que faciliten su alimentación.

Los huevos de las larvas de esta especie se desarrollan en un lapso no menor de unas 3 a 5 semanas.

la salamandra15

Salamandra del Noroeste

Este espécimen es un poco más pequeño que la salamandra tigre.

Su hábitat se localiza en los extensos y variados ecosistemas de los Estados Unidos y en las frías tierras Canadienses.

A diferencia de la salamandra tigre, la salamandra del noroeste prefiere zonas húmedas. Sus larvas necesitan como mínimo 2 semanas para comenzar con su desarrollo, y llegan a su madurez a año de haber nacido.

Salamandra de dedos largos

Como su nombre lo indica, el rasgo más característico de este tipo de salamandra es la forma y el tamaño de sus dedos.

Prefiere vivir en tierras frías como las zonas montañosas de el norte de Estados Unidos y Canadá, donde habitan entre los grandes árboles en zonas totalmente húmedas, con abundantes follajes entre los cuales le gusta esconderse. (Ver artículo: Hábitat de los reptiles)

Este tipo de salamandra se distingue de las otras, ya que sus huevos necesitan de entre 2 a seis meses para formarse, y les lleva al menos un año completo para llegar a la madurez sexual.

la salamandra17

Salamandra de Cola manchada

Mide apenas entre 10 a 20 centímetros de longitud, y tienen pequeñas manchas y rayas distribuidas por todo su torso, cabeza y son muy notorias sus manchas en la cola.

Este tipo de salamandra es una de las pocas especies que tienen cola prensil, y están localizadas en muchos de los países de Norteamérica.

Estos animales prefieren el ambiente que existe en una oscura cueva, con sus insectos y su humedad característica.

También pueden localizarse en terrenos rocosos, con vegetación abundante y diversa, de tipo boscoso.

Salamandra verde

Es un tipo de salamandra que tiene mermado su número de ejemplares, se considera como una especie amenazada que habita al este de los Estados Unidos.

Mide entre 8 a 12 centímetros de longitud, y sus colores combinan el amarillo, el azul y el predominante verde.

Su hábitat son las zonas muy húmedas y las rocas recubiertas con vegetación abundante, donde sea muy poca la presencia de la luz del sol.

la salamandra19

Salamandra nublada

Este tipo de salamandra crece un poco más que las mencionadas anteriormente, su color es un gris opaco, con unas diminutas manchas amarillas, rojas y de un color muy parecido al verde oliva.

Se puede reconocer a las más jóvenes porque tienen en la parte de atrás de su cuerpo en dirección a su cola, una raya muy notable de color verde oscuro, que desaparece a medida que pasa el tiempo y crece el animal.

La salamandra que es de esta especie tiene unas extremidades más largas que otros tipos de salamandras, además de una muy útil cola prensil.

Viven en ambientes que tengan muchas piedras y troncos en los cuales guarecerse, pueden localizarse en la parte oeste de los Estados Unidos.

Salamandra arbórea

Tiene un diminuto tamaño que va entre 6 y 10 centímetros de largo, tienen su cuerpo un color morado o en tonos marrones, con manchas amarillas.

Su cola prensil lo hace un trepador excelente, por lo que prefiere vivir sobre los árboles, en las cavidades que tienen en los troncos.

De hábitos nocturnos, este tipo de salamandra tiene dos características especiales, primero la forma de triángulo en su cabeza, y unos pequeños dientes que sobresalen de su boca; de hecho su mordida puede ser muy dolorosa.

la salamandra20

La salamandra gigante

La especie de salamandra gigante es llamada con el nombre científico de Andrias davidianus (para denominar a la salamandra china gigante) y la Andrias japonicus (el cual corresponde a la salamandra japonesa gigante), también existe la Cryptobranchus alleganiensis (salamandra americana gigante).

Estos tipos de salamandra tienen en común una característica que las diferencia y las hace únicas, como lo es su enorme tamaño en comparación con otros individuos de la especie.

Estos animales pueden llegar a medir más de dos metros, y alcanzar un increíble peso de 45 kilos, lo cual la convierte en el anfibio más grande existente.

En cuanto su aspecto la salamandra gigante tiene una cabeza muy grande, ojos pequeños y no tan notorios como en las otras especies.

Su piel es húmeda, lisa y babosa, siempre en tonos oscuros, como marrones y verdes, con algunas manchas esparcidas de manera irregular por todo el cuerpo; tiene abundantes pliegues, y una respiración singular que efectúa a través de la piel, ya que carece de branquias.

la salamandra 22

Su hábitat preferido es el acuático, le gusta estar en las frías aguas que provienen de las montañas, que traen abundantes presas de las que se pueden alimentar, como peces, cangrejos, pequeños mamíferos, insectos grandes y otros anfibios.

Las salamandras gigantes son una especie amenazada, ya que los reservorios donde habita a veces están contaminados y le hacen muy difícil el poder sobrevivir.

También es cazada de manera indiscriminada para comerla o para producir medicinas naturales.

¿Es venenosa la salamandra?

La salamandra es un animal inofensivo, no tiene colmillos, ni garras, ni veneno para defenderse o atacar a sus adversarios.

De hecho, este apacible y resbaloso animal, tiene como estrategia de defensa el esconderse rápidamente en su guarida, solo sale de noche y en la completa oscuridad, y cuando se siente amenazado, puede colorear con pigmentos de advertencia su pequeño y frágil cuerpo, para asustar a sus depredadores.

la salamandra21

Las salamandras tienen unas glándulas que segregan un líquido que tiene un cierto nivel de toxicidad, sólo afecta el área alrededor de la boca y cuando cae directamente en los ojos, causando picor y enrojecimiento en estas áreas del cuerpo de los animales que considera como una amenaza para su vida.

Por su tranquilo comportamiento y exótica belleza, la salamandra es considerada una linda mascota, sobre todo para los niños, ya que no representa un peligro, ni requiere de muchos cuidados cuando se tiene viviendo en cautiverio.

Estos animales pueden tener una longevidad de hasta  20 años con la debida alimentación y hábitat para establecerse, en cautiverio puede vivir un tiempo más largo, a veces hasta la increíble edad de 50 años.

(Visited 1.625 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario