La Cobra: características, alimentación, veneno, y más

La Cobra es uno de los animales más conocidas en toda Asia, posee unas características, alimentación y veneno, que seguro no conocías. Te invitamos a descubrirlas en el presente artículo.

La Cobra

Definición sobre la Cobra

Con el nombre de Cobra, es conocido un grupo de serpiente venenosas que pertenecen por su clasificación a la familia de las Elapidae, contentiva de ejemplares que conforman aproximadamente unas 20 especies de este reptil y la familia Ophiophagus, que se encuentra representada por una sola especie; la cobra real.

La cobra es básicamente una serpiente, caracterizada por ser muy venenosa, la cual puede llegar a alcanzar hasta los dos metros de largo y tiene la propiedad de ensanchar la piel de su cuello; con lo cual le da una apariencia terrorífica y amenazante para sus depredadores. Ella es un animal cuyo hábitat es en los lugares cálidos tanto de África como de Asia. (Te recomiendo ver también Serpientes Venenosa)

Nombre científico

La cobra es un animal que ha sido considerado un reptil, y ha sido clasificada para su estudio por medio de la Zoología, dentro del suborden de las serpientes, formando parte a la vez de la familia de los elápidos, debido a que poseen unos colmillos tubulares.

La denominación Cobra se utiliza para representar a las especies de serpientes, que son generalmente venenosos y corresponde a la familia de las Elapidae. Con géneros que engloban a Naja y Ophiophagus, caracterizadas por el engrosamiento de su cuello en forma de capucha.

Pero además dentro de ellas se encuentra una especie particular, ejemplificada por un espécimen denominado Cobra Real, la que ha sido clasificada con el género Ophiophagus, por ser la cobra más terrible de todas; considerada la más venenosa en el mundo, además de ser de gran tamaño, llegando incluso a tener, hasta cinco metros de longitud.

La Cobra

En resumidas cuentas, tenemos que el nombre científico dado a la cobra es Serpentes; del reino animalia, con la familia Elapidae y dentro de la cual encontramos los géneros de cobras como son: Ophiophagus, Naja Y Hemachatus, también consideradas especies de cobras, aunque no tan representativas como las anteriores.

No cabe duda que la serpiente cobra es un animal fascinante, que impresiona con su presencia e incluso ha sido incluida en muchas películas, historias y fábulas, que han sido creadas para entretener al público.

Quién no ha visto en alguna oportunidad una película basada por ejemplo en la milenaria India, donde un encantador de serpientes demuestra dominio sobre el animal, con tan solo entonar un instrumento musical denominado Punji.

Es algo fascinante, pero altamente peligroso. No obstante, es posible que los que practican este tipo de espectáculo tengan preparadas a sus serpientes, sin veneno o sin colmillos; no obstante, es impresionante como las cobras responden cuando oyen determinada melodía.

Características de la cobra

Las cobras como todas las serpientes, presentan una serie de características físicas, así como de comportamiento, que permite que sean identificadas del resto de los demás reptiles presentes en la naturaleza.

Sin embargo es preciso considerar, que entre las especies mismas de cobras, se presentan algunas diferencias, por ello haremos la consideración de las características de forma general para todas ellas:

  • Las serpientes pertenecen al grupo de los ofidios, por ser reptiles de cuerpo escamoso, alargado con poco grosor, con la cabeza un poco aplanada y sin extremidades.
  • Estos animales están provistos de boca grande, con una lengua utilizada para obtener el alimento; pero que no cuenta con receptores para identificar los sabores, lo cual hacen por uno órgano denomina Jacobson, en la parte superior de su boca. Siendo además su lengua bífida, es decir, que se encuentra dividida en dos partes, casi desde su origen.
  • La mayoría de las serpientes cobra, tienen reducida capacidad visual, por ello son diurnas, pero en las noches algunas de ellas incluso ven en infrarrojo, gracias al calor de los cuerpos que se encuentren cercanos a ellas.
  • No presentan oídos externos, pero son capaces de percibir los sonidos mediante las vibraciones, y con ello establecer si existe alguna presencia a su alrededor que pueda ser alimento o un depredador.

La Cobra

  • Poseen una piel brillante, formada por escamas, lo cual le permite aferrarse a las superficies; ellas presentan en su cuerpo una amplia gama de colores que van desde el crema hasta el negro, con toda una serie de combinaciones en colores rojos, marrones, amarillos, verdes y muchos otros.
  • Las cobras cambian su piel cuando sienten que está muy ajustada, y este proceso lo pueden realizar varias veces durante toda su vida.
  • Las cobras pueden ser muy largas, siendo las normales de unos tres metros, pero la cobra real puede llegar a medir hasta cinco metros.
  • Todas las cobras tienen colmillos cortos y presentan una forma de capucha en su cuello, que es una prolongación fina a nivel de su cuello; que cuando se arman para el ataque, la abren como si se tratase de dos aletas desplegadas a ambos lados del cuello.

La Cobra

  • En estas prolongaciones de piel que están conectadas a unas largas costillas, se observa una silueta generalmente negra, similar a dos ojos en la cobra anteojos. Pero la monóculo, solo tiene un círculo blanco.
  • Su comportamiento puede ser tanto agresivo como cauteloso, pero en general todas despliegan su capuchas al verse amenazadas. Ellas tienen la facultad de mantener una tercera parte de su cuerpo tensa en el aire de forma recta y vertical; emitiendo un silbido alarmante.
  • Estas hermosas criaturas de la naturaleza, son lamentablemente venenosas; tiene un componente neurotóxico dentro de ella, que puede pasar a la persona o animal que se le acerque, tanto por su mordedura, como al ser escupido por la cobra sobre ellos.
  • El veneno ocasiona un dolor extremo, sale de sus colmillos o de su escupida, y puede alcanzar hasta casi dos metros de distancia.

La Cobra

  • Su hábitat es generalmente entre las malezas, en las junglas o en los pantanos. Se les puede encontrar en China, la India, Filipinas, Indonesias y algunas otras regiones de Asia, África e incluso de Arabia.
  • Son animales carnívoras, que pueden alimentarse de otros animales e incluso de otras especies de serpientes.
  • Las cobras alcanzan su madurez sexual a los tres años, y suelen tener batallas en la época de apareamiento para escoger su pareja. Se reproducen sexualmente y ponen huevos, que fecundan para obtener nuevas crías.
  • Estos animales tienen depredadores que suelen atacarlas, tanto a ellas como a sus huevos. Siendo sus depredadores naturales las mangostas, las aves rapaces e incluso los seres humanos.
  • Las cobras pueden vivir aproximadamente unos 20 años en su hábitat natural.

La Cobra

Tipos de serpientes cobra

En la naturaleza existen varios tipos de serpientes cobra que difieren unas de otras, en función de su hábitat, y de las características particulares de cada una de ellas, por ello hemos considerado oportuno mencionar al menos las más importantes:

Cobra Real: es considerada la reina de las cobras, es la más grande y venenosa que existe en todo el mundo y cuyo habita es en la India, Asia, Filipinas e Indonesia. Ha sido clasificada como Ophiophagus Hannah, y suele alimentarse con otras serpientes.

Suele ser llamada también cobra de Birmania, país donde se le puede encontrar, además de verse en Bangladesh, la India, Vietnam, Filipinas, China, Malasia, Laos e Indonesia.

Cobra India: Se le conoce además como la cobra de los anteojos e incluso hay una especie de ella llamada binóculo. Suele verse en Asia, y no todas son venenos, se le da el nombre de anteojos cuando presentan una silueta negra en la parte posterior, similar a unos anteojos y binóculo, cuando es solo un círculo blanco.

Está identificada con la taxonomía Naja Naja. Suele ensanchar su cuello como defensa ante el enemigo, siendo habitual que se movilice generalmente durante el crepúsculo o en las noches, para alimentarse de roedores, aves y algunos reptiles. Se puede encontrar en Pakistán, Nepal, Bangladesh, Sri Lanka y en toda la India.

Cobra escupidora: esta especie de cobra es la que usualmente lanza o escupe su veneno a los ojos de su víctima, para dejarlas ciegas, ellas tienen en su cuello dos aletas que se abren al atacar. Se le identifica de otras cobras por presentar anillos en su cuello.

Son denominadas además como Naja y se presenta de varios colores como rojo, negro e incluso combinada entre color gris y crema. Suelen habitar tanto en Asia como en África. Ha sido clasificada como especie Hemachatus Haemachatus. (Puedes ampliar esta información en Cobra Escupidora).

La Cobra

Cobra egipcia: Tiene un veneno muy letal y sumamente tóxico, causando la muerte de forma rápida, tras su mordedura. Mitológicamente considerada la serpiente que utiliza cleopatra en su muerte. Se le identifica dentro de la clasificación de las cobras como Naja Haje o áspid.

Suelen ser oscuras, con una capucha bastante estrecha; un tamaño que no supera los dos metro y suele habitar en África, especialmente en las zonas del desierto Árabe. Era una representación mitológica para los faraones, y ellas representaban el sol y la protección.

Cobra de Árbol: Suelen denominarse también cobra de árbol de oro o negro, siendo de ellas las únicas que suelen mantenerse en los árboles dentro de las especies Elapidae. Pertenece al género Pseudohaje, y pueden ser a su vez Goldie o Nigra.

Cobra Escudo: Es una especie de cobra con su nariz similar a un escudo, son un tipo de serpiente de coral. Identificadas como Aspidelaps Lubricus o Scutatus.

La Cobra

Cobra Americana: Son serpientes sin capucha, que es conocida como una coral común. Está clasificada como Micrurus Fulvius.

Cobra Walterinnesia: Esta especie es representada por la cobra del desierto, usualmente de color negro, sin capucha y tampoco suele levantarse de forma vertical; pertenece a la especie Walterinnesia Morgani.

Falsa Cobra de Agua: Esta especie de cobra no pertenece al grupo de las Elapidae. Es una cobra brasileña. Al ser amenazada, se mantiene firme con un leve aplanamiento presente en su cuello y cuyo veneno no es muy fuerte. Ha sido clasificada como Hydrodynastes Gigas. (Puedes ver también la Cobra Reticulada).

La Cobra

Alimentación de la cobra

Las cobras son animales carnívoros que basan su alimentación en el consumo de pequeños animales como los roedores, lagartos, ranas, aves, huevos y en general, todas aquellas presas que puedan estar a su alcance en determinado momento, y en especial si tienen hambre.

Ella incluso como en caso de la cobra Rey, come básicamente de otras serpientes; suele gustarle el consumo de pitones y otras especies de cobra.

Ellas para poder obtener su comida, suelen ser calmadas y sigilosos, acechan cautelosamente sus posibles presas; con la cabeza bien erguida, al atacar, lo hacen a gran velocidad. Toman a su presa mordiéndolas para aplicarles su veneno y generalmente consumen dicha presa entera.

Las cobras consumen sus alimentos enteros, pues no cuentan con dientes que sean aptos para realizar la masticación de sus alimentos, siendo estos digeridos dentro de su cuerpo. Estos animales pueden tragarse una presa que mayor que su cabeza y tamaño. Además de que no cuentan con huesos en el esternón, pasando la comida con facilidad.

Siendo notable el hecho de que algunas de ellas pueden mantenerse durante meses sin consumir ningún alimento, gracias a la grasa que han ido almacenando en su cuerpo, con las presas que han logrado cazar con anterioridad.

El alimento consumido por las cobras, es asimilado por su organismo gracias a unos potentes ácidos presentes en su estómago, que les permita descomponer su alimentos y realizar la digestión de ellos, permitiendo al animal absorber todas la proteínas necesarias para poder subsistir durante mucho tiempo.

Las cobras una vez que ingieren a su presa, entran en un estado de reposo para ayudar en su proceso digestivo; siendo en este momento más activos su corazón y estómago, con la finalidad de digerir la mayor cantidad posible de su presa; y aquellas partes que no sean digeribles son excretadas o vomitadas por el animal.

La Cobra

Reproducción

La cobra se reproduce sexualmente entre macho y hembra, siendo atraídas entre ellas por un olor característico y similar al almizcle. Pueden mantenerse por algún tiempo juntos, tanto hembra y macho en pareja.
En el caso de la cobra real, la hembra suele construir nidos, con el uso de follaje y allí deposita hasta unos 50 huevos. Permaneciendo en este nido, sin consumir alimento hasta la incubación de sus huevos, lo cual puede tardar uno dos meses; generalmente su pareja, el macho, suele merodear cerca de la hembra.

Sus crías nacen al romper el cascarón y son independientes desde su nacimiento, e incluso ya están dotados de colmillos venenosos. (Quizás te interese ver Mamba Negra).

La Cobra

Comportamiento

Es importante considerar cómo es el comportamiento de este majestuoso animal, ya que el mismo se ve muy afectado por la temperatura del ambiente que le rodea.

Generalmente cuando se encuentran en las épocas frías, ellas suelen volverse muy lentas, sin energía, y van aumentando su movimiento cuando aumenta también la temperatura, no obstante que no soportan el calor cuando es excesivo e incluso, puede ocasionar que ellas mueran.

Su comportamiento ante cualquier peligro es instintivo, primeramente suelen tratar de escapar, escondiéndose en cualquier lugar que consideren seguro e incluso un nido dejado por cualquier otro animal; pero también suelen quedarse inmóviles, esperando no ser vistas por su depredador.

La Cobra

Cuando son molestadas y se ven en la necesidad de atacar para su defensa, ellas se levantan casi completamente en forma vertical, erguidas, con su cuello dilatado, desplegando sus aletas laterales unidas a él y emitiendo un silbido característico y amenazador.

Todo ello lleva al desenlace final, que es realizar el ataque de su enemigo, mediante una mordedura, con sus colmillos letales, ya que inyectan rápidamente el veneno que en ellos está presente.

Ella no suele ir en busca de problemas, en especial con los humanos, por el contrario, trata de esconderse rápidamente si le es posible; pero es importante que se tengo respecto con este animal, pues su veneno es muy peligroso y si se siente amenazada, de seguro atacará
.
La Cobra

Veneno de la cobra

Las cobras poseen dentro de su organismo una neurotoxina, que es muy venenosa, ya que puede afectar el sistema nervioso de la víctima de su mordedura. El animal o persona que recibe el ataque, puede manifestar incluso la detención de su corazón.

Ellas tienen unas glándulas especiales ubicadas en la parte superior de su boca, debajo de sus ojos, que se comunica con sus colmillos, y cuando la cobra muerde, de inmediato transfiere por ellos su veneno, con la finalidad de poder incapacitar a su presa.

El veneno de la cobra es muy potente, pero en la actualidad se han creado antídotos contra él, que son bastante efectivos, siempre y cuando se aplique rápidamente a la persona que ha sido mordida. Pues en caso contrario, esta persona sufrirá una paralización completa de su cuerpo, lo cual es mortal, pues incluso su corazón puede detenerse.

La Cobra

Tal como hemos mencionado anteriormente, una de las características presentadas con algunas de las especies de cobras, es el hecho de que pueden escupir su veneno sobre los ojos de las víctimas, con la finalidad de dejarlas ciegas y así poder atacar. Este veneno ocasiona daños irreparables en los nervios del ojo e incluso en la córnea.

Sin embargo existe una consideración positiva del veneno de las cobras, y es el hecho de que las ciencias lo han estudiado, y han podido con ello establecer que está formado por una enzima denominada lecitinasa; lo cual tiene la propiedad de atacar a los virus, pues disuelve fácilmente su membrana exterior.

Esto es un gran avance, que nos permite contar con este veneno mortífero como un gran aliado, para la erradicación de muchas enfermedades que son ocasionadas por la presencia de los virus en nuestro organismo.

Además de que no se necesita sacrificar ningún animal para poder extraer su veneno en beneficio de la vida, tanto humana como animal.

La Cobra

Ataque

Las serpientes cobra son animales sigilosos que toman con cautela todo el proceso de ataque de sus víctimas; ellas se preparan durante la noche con diversas técnicas que les permiten alcanzar con facilidad su alimento, puesto que son animales pacientes a la hora de cazar. Faena que realizan observando una serie de factores a considerar:

Aturdimiento de la presa: La cobra puede alimentarse de pequeños animales, con los cuales ni siquiera necesita gastar su veneno, pues tan solo basta con realizar un rápido movimiento sobre ellos para dejarlos aturdirlos, y así los atrapa con su boca y se los traga vivos.

Olor de su presa: La cobra con su lengua identifica las partículas químicas del ambiente, moviéndola de un lado a otro sin parar. Esta lengua bífida, por ser divida, está constantemente adentro y afuera de su boca. Lo cual le permite a la cobra ubicar con exactitud el lugar donde se esconde su presa y poder atraparla, sin que su víctima se dé cuenta de su presencia.

Capacidad visual: Esta serpiente cuenta con ojos dotados de características excepcionales, pues tienen una visión casi binocular, que les permite captar rápidamente a sus presas, aún muy lejos de ella, y pudiendo contar con un ángulo de visión de hasta unos 130 grados.

Incluso algunas especies de cobra tienen una visión infrarroja nocturna, la cual les permite cazar, guiándose por el calor corporal emitido por el cuerpo de su víctima.

Cuenta con un veneno altamente neurotóxico, que le permite paralizar a su víctima con tan solo una mordedura, incluso algunas de ellas escupen este veneno con la finalidad de dejar ciega a su presa, y que no se le pueda escapar.

Síntomas

Cuando una serpiente cobra muerde a una persona, al igual que cualquier otra serpiente que sea venenosa; inyecta mediante su mordedura un veneno, que suele ser letal, dependiendo de la pronta atención que se dé al paciente que ha sufrido el ataque.

Cuando inyecta su veneno, este ocasiona mucho dolor en la zona donde ha sido mordido, y se comienza además a hinchar, e incluso se presenta una necrosis en la zona que rodea la mordedura; es decir, comienza a cambiar el color de la piel en dicha zona, debido a la muerte celular del tejido.

En todo el organismo de la persona mordida, si no se actúa a tiempo, se inician una serie de hemorragias internas que le pueden llevar a un problema cardiovascular y puede incluso causarle la muerte.

El veneno de la cobra es muy peligroso, pues bloquea la comunicación entre los músculos y los nervios del cuerpo, ocasionando una parálisis, que puede además ser de tipo respiratoria.

Por ello es necesario que la persona, tan pronto como sea mordida, acuda rápidamente a un servicio médico a fin de que le sea suministrado un suero antiofídico contra el veneno de la cobra; pudiendo entonces recuperarse y que su organismo vuelva a la completa normalidad.

La Cobra

Antídotos

El antídoto contra el efecto del veneno de la serpiente cobra, en el organismo de la persona que ha sido mordida; se obtiene mediante su elaboración por parte de los científicos capacitados para ello.

Ellos obtienen primeramente el veneno de la serpiente cobra, sujetando su cabeza y colocando sus colmillos contra un recipiente de cristal estéril, donde los depositan sin necesidad de sacrificar a ninguna serpiente, y además, dicho veneno se vuelve a reproducir en el animal.

Una vez obtenido, se lo inyectan a unos caballos preparados para tal fin, de los cuales pasados unos días extraen unos 6 litros de sangre de cada uno; esto lo llevan a purificación, para extraer los anticuerpos equinos que han sido generados por la presencia en su cuerpo del veneno.

Esto les permite preparar un suero que contiene dichos anticuerpos, que es el antídoto inyectado a las personas cuando son mordidas por la serpiente cobra. Los anticuerpos atacan a las proteínas neurotóxicas del veneno y las neutralizan. Evitando así que la persona pueda morir víctima del ataque de la serpiente cobra.

Curiosidades

  • Las serpientes cobra eran adoradas en la antigüedad, en el antiguo Egipto, donde representaban dioses como Uadyet y Uraeus, que eran los protectores del faraón.
  • Las cobras eran mitológicamente la representación del sol, y seres sagrados en la antigüedad.
  • En la India es venerada la cobra, que incluso tiene su día, el cual festejan con ofrendas al animal. Las mujeres llevan a las Cobras alimentos con hierbas y leche. Las festividades son conocidas con el nombre de Nag Panchami.
  • El mayor enemigo que tiene la cobra es la mangosta, que es muy rápida. Este animal es tan veloz, que se lanza sobre la cobra y la agarra por su cuello mucho antes de que la serpiente pueda hacer algo para defenderse.

La Cobra

  • El veneno de la cobra es tan letal, que su toxina paraliza totalmente el sistema nervioso del ser humano y de cualquier animal.
  • Con tan solo una pequeña cantidad de su veneno se podría matar a un elefante.
  • Se ha estudiado los componentes del veneno de las cobras; obteniéndose con ello, la creación de analgésicos y fármacos utilizados en la artritis, e incluso con pacientes que tienen problemas en el corazón.
  • Otra de las aplicaciones dadas al veneno de las cobras, es en el control de los virus debido a su acción corrosiva, con lo cual se puede atacar a las membranas de los virus, evitando su propagación.
(Visited 707 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario