¿Conoce la Incubación de los cocodrilos? Descúbralo aquí

En el presente artículo hablaremos de la incubación de los cocodrilos, que es un proceso interesante; también de su reproducción, del proceso de nacimiento de los cocodrilos y algo más.

incubación de los cocodrilos

La Incubación de los cocodrilos

El cocodrilo es un reptil cuyo nacimiento se realiza por medio de huevos (ovíparos), por lo que en realidad no gesta a sus crías como pasa con los animales mamíferos vivíparos; la gestación del cocodrilo se debe tratar a través el período de incubación, que usualmente ocurre en un tiempo de 65 a 95 días.

Indistintamente las hembras cocodrilo son animales muy sobre protectores con las crías y las atienden con mucha dedicación, para que puedan sobrevivir a su etapa fetal y las primeras etapas de sus vidas. Los cocodrilos que están considerados como animales depredadores letales por su naturaleza violenta, llegan a sorprender con sus particularidades en cuanto a su reproducción y su naturaleza maternal.

La reproducción de los cocodrilos

La reproducción del cocodrilo se inicia cuando llegan a alcanzar su madurez sexual, la cual es muy variada dependiendo del género, como pasa con otros tipos de animales. La hembra generalmente alcanza el total desarrollo de sus órganos sexuales cuando cumple  los 10 años de edad, en cambio el macho llega a su madurez sexual a los 15 años aproximadamente.

También están los cocodrilos de mayor tamaño (como es el cocodrilo del Nilo o el cocodrilo marino), en estos la madurez sexual está sometida al tamaño que tenga cada ejemplar. Por esto no tienen la capacidad de tener criar hasta que llegan a medir de 2.5 a 3 metros de longitud.

La etapa de celo para los cocodrilos se encuentra ubicada entre los meses de agosto y septiembre. En esta etapa la hembra cocodrilo aumenta su agresividad, inclusive con sus congéneres, a los que les impide la cercanía a el territorio donde ella va a poner sus huevos. La época de celo dura alrededor de dos meses.

El proceso de apareamiento apenas se inicia cuando la hembra entra a el territorio de algún macho, el podrá ver las señales que emite el cuerpo de la hembra para tomar la decisión de si empieza a rondarla o a tratar de pretenderla.

A la hora de escoger a el macho para el apareamiento, la hembra usualmente es muy exigente. En el transcurso del cortejo, la hembra y el macho emiten algunos sonidos que son característicos y también intercambian roces hasta que deciden realizar la cópula. El macho a veces salpica el agua de la orilla con su poderosa cola y nada en forma de círculos, rodeando a la hembra como para demostrar su poderío.

El apareamiento de los cocodrilos se produce dentro de el agua (a no mucha profundidad), pero invariablemente no  lejos de la orilla. La cópula del cocodrilo no tarda más de 1 minuto, pero a veces la hembra y el macho pueden seguir unidos debajo el agua por largo tiempo hasta días, apareándose continuamente, tratando de lograr la mayor cantidad posible de huevos. Después de los apareamientos sucede la fecundación dentro de la hembra. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

Incubación de los huevos

El periodo para que los huevos de cocodrilo se desarrollen suele ser distinto según el tipo de especie. El tiempo de gestación, dura un estimado de unos tres (3) meses, es así de amplio porque el crecimiento de los embriones dentro del nido va a estar determinado por algunos factores de tipo ambiental, como es la temperatura, la humedad y la emanación de gases. Los huevos tienen una forma ovalada y poseen una cáscara dura y bastante resistente.

Cuanto más alta esté la temperatura del ambiente en los alrededores del nido, con más lentitud será el crecimiento de los embriones y por ende más se tardarán los nacimientos, en cambio cuando las temperaturas son inferiores el período de la incubación será mucho menor. La temperatura ideal para un perfecto desarrollo de los huevos se encuentra entre los 31° y 33°C.

incubación de los cocodrilos

Cuando las temperaturas son menores los 26°C y por arriba de los 35°C, son usualmente letales para las crías o puede ser la causa de la presencia de anomalías en los fetos.

Una vez terminados los encuentros sexuales, la hembra se ocupará de buscar un sitio ideal para poner los huevos. Conseguir ese lugar ideal para fabricar el nido puede resultar una tarea un poco difícil, ya que después de elegir un sitio, pueden después abandonarlo porque se dan cuenta de que no tiene las características ambientales necesarias para el crecimiento de sus crías.

El nido debe principalmente ubicarse en un lugar que se encuentre resguardado de los predadores y que esté protegido de las posibles inundaciones, esto es algo un poco difícil de conseguir tomando en cuenta que la puesta de los huevos se realiza en las cercanías de las riberas.

La puesta de los huevos se produce más o menos a finales de noviembre, por lo general ocurre durante la noche y puede tardar hasta una (1) hora en ponerlos.

El cómo debe ser el nido va a depender de que especie de cocodrilo estemos hablando, hay ejemplares hembras que hacen hoyos de hasta unos cincuenta (50) cm de profundidad, otras hembras prefieren optar por madrigueras o por montículos que están cubiertos de hierbas. En todos los casos los cubren con material vegetal y los aprietan con la cola, de forma que los huevos se encuentren bien protegidos.

La hembra permanece en las zonas cercanas a el nido y están vigilando constantemente para poder proteger a las crías de los posibles predadores como son la mangosta, las garzas o los cuervos. En algunos casos los machos también pueden llegar a participar de la custodia del nido.

Algo interesante es que los diferentes investigadores y estudiosos de este tipo de animales piensan que los cocodrilos son una de las especies dentro de los reptiles, que tienen el mayor cuidado sobre sus hijos.

Otra de las características especiales que tiene especie, es hecho de que no tienen la capacidad de influir en el sexo que van a tener sus crías, sino que esto viene dado por la temperatura del ambiente donde se encuentre el nido, esto determinará si las crías nacen hembras o machos. Es por esto que existe la posibilidad de que todas las crías de una camada puedan ser de el mismo sexo cuando salen de los huevos.

Generalmente serán de el sexo masculino si existió una temperatura cálida (por encima de los 32°C) durante el tiempo de incubación, y serán del sexo femenino si las temperaturas estuvieron por debajo de los 30°C. También se puede presentar el caso de que la temperatura del ambiente que rodea al nido no haya sido uniforme, y el resultado sería crías de ambos sexos. (ver artículo: el caimán)

La cantidad de crías del cocodrilo

La cantidad de huevos que puede colocar va a depender de cómo es la hembra, por lo general va a depender de las  genéticas que tenga la madre, el tamaño que mide la especie cuando llega a la adultez y la ubicación geográfica. Una puesta puede llegar a contar con unos de 10 huevos como mínimo y lo más alto que puede llegar, es de 100 huevos.

Mientras más huevos puede poner el cocodrilo, existen más posibilidades de tener una cuantiosa descendencia, porque en promedio solamente el 20% de los huevos puestos llega a nacer.

incubación de los cocodrilos

El nacimiento de las crías

Cuando ya están a punto de salir, las crías de cocodrilos hacen unos ruidos dentro de los huevos, que son perceptibles para la hembra hasta a una perímetro de unos cuatro (4) metros. Es en ese momento es cuando la madre destapa el nido para que así pueden salir las crías, aunque también hay algunas especies que ayudan de manera activa a sus crías a lo largo de el proceso de nacimiento, rompiendo las partes que son más duras de los huevos con propia boca.

Por otro lado las crías poseen en su hocico una parte conocida como diente de huevo, que le sirve para poder atravesar la cáscara que los protege, que en el momento de la eclosión se encuentra ya un poco débil. En gran parte de los casos no requieren de la ayuda de la madre para conseguir salir al exterior.

incubación de los cocodrilos

La depredación que existe sobres las crías de cocodrilos antes de nacer y en los primeros días de vida es muy elevada, sin importar todo lo que haga la madre para tratar de resguardarlos y el elevado nivel de independencia que tienen los neonatos.

Los niveles de mortalidad para algunas especies de cocodrilo se ubican desde el cincuenta por ciento (50%) hasta el noventa y nueve por ciento (99%), este hecho ha logrado que algunas de estas especies en un grave riesgo de extinción actualmente.

A parte, se estima que solamente el uno por ciento (1%) de los cocodrilos que logran nacer de cada tipo de especie consigue llegar a la edad adulta y tienen la capacidad de lograr reproducirse, números que agravan los datos en cuanto a la cantidad de ejemplares que existen de cada una de las especie.

(Visited 1.998 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario