Aprende todo sobre la increíble Iguana negra y más

En este artículo hablaremos de la iguana negra, que sirve como alimento dentro de la cocina Mexicana; también hablaremos de sus características, de su alimentación, de su hábitat, de sus reproducción y algo más.

iguana negra

La Iguana negra

La iguana negra (nombre técnico Ctenosaura pectinata), es una especie que forma parte del género Ctenosaura, que vive en la zona oeste de México. Ha sido una especie utilizada por los habitantes de América Latina por siglos.

Los ejemplares jóvenes son tanto insectívoros como carnívoros en las primeras etapas de su vida. Posteriormente se vuelven en animales totalmente herbívoros como lo es iguana verde, y su alimentación está basada en el consumo de vegetación. Las iguanas negras cuando son adultas pueden llegar a pesar hasta tres (3) kg.

La iguana negra está considera una especie en peligro por la exagerada explotación a la que está sometida, así como también por la destrucción de su hábitat natural. Se le utiliza desde la época prehispánica como fuente de proteína (carne) de una mediana importancia.

Características de la iguana negra

La iguana negra tiene características similares a la iguana verde, en cuanto a lo que se refiere a la anatomía, a su aspecto y modo de comportarse, aunque también tiene algunas diferencias distintivas.

Las iguanas negras cuando nacen pesan unos 4.5 g y miden de 9 a 12 cm. Cuando llegan a la edad adulta pueden alcanzar a medir hasta 1.4 m de longitud. Su dieta alimenticia (en la hábitat natural) va a depender de la edad; cuando son recién nacidas, consumen insectos y pequeñas presas siendo ésta su alimento principal.

Cuando se encuentran en la etapa juvenil, consumen los insectos y pequeñas presas forman, pero el comer diferentes hojas y frutas va siendo más importante a medida de que avanza en edad. Y cuando se encuentra en la etapa adulta, las hojas y frutos son los alimentos principales de la dieta y el consumo de insectos y de las pequeñas presas pasan a ser muy esporádicos.

La alimentación de las crías de iguana negra, que combina la proteína animal con los vegetales no llega a afectar en relación al peso, al crecimiento, a el largo total y a la forma de digerir dichos alimentos; por lo que, las crías de la iguana negra pueden consumir otros animales o vegetales hasta que cumplan los siete (7) meses de vida.

iguana negra

Después de este momento será necesario tener más cuidado con la dieta, por que el proceso digestivo de la materia orgánica es mayor en las iguanas negras jóvenes que en las crías o en los adultos, porque la digestibilidad de algunos vegetales es menor en las iguanas negra jóvenes. Por esta razón es importante que durante la etapa joven la alimentación de la iguana negra tenga una dieta balanceada de 3 x 1 (3 de proteína animal y 1 de vegetal).

Una característica que resalta en los reptiles es el constante crecimiento a lo largo de su vida; en el caso de la iguana negra (cuyo nombre técnico es Ctenosaura pectinata), el crecimiento es más pausado y esto retarda el comienzo de la etapa de reproducción (la madurez sexual) hasta que tienen unos tres (3) años de vida, o que alcancen un peso de 1.3 kg. La iguana negra inicia el celo en los meses desde noviembre hasta abril; y se reproducen mediante huevos, que colocan en nidos debajo de la tierra.

Hábitat

La Iguana Negra es una especie nativa de México, su hábitat de origen se ubica en las zonas de la selva mediana subperennifolia (suelos de origen calizo en lugares con fuertes pendientes) y selva baja caducifolia (plantas que pierden sus hojas todos los años), este hábitat tiene un clima de bosque tropical en la época de sequía y un clima de sabana en la época de invierno.

La iguana negra habita en zonas tropicales y subtropicales que se encuentran de 0 a 1,000 metros sobre el nivel del mar, y en temperaturas que varían entre 20 y 26 °C.

iguana negra

Se le puede ubicar desde la zona norte de Sinaloa hasta llegar al Istmo de Tehuantepec, y en otras zonas como en el sureste de Oaxaca, en las Islas Isabel y en las islas Tres Marías que están en el Océano Pacífico y en gran cantidad de estados como Durango, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Puebla, Oaxaca y Chiapas entre otros.

Esta iguana negra también ha penetrado en Brownsville, el estado de Texas y el sur de el estado de la Florida y cuya reproducción se realiza de manera salvaje. En la zona de la costa sur-este de Florida, las iguanas negras han sido vistas en Key Biscayne, Hialeah, y también en el condado de Broward.

Se ha comunicado que también hay iguanas negras en la isla de Gasparilla, donde en el año 2007 se calculaba una población de unos 12,000 ejemplares iguanas, todas estas iguanas negras son descendientes de tres (3) iguanas que fueron llevadas a la isla como mascotas, y que fueron puestas en libertad por su cuidador en la década de los 70.

Las iguanas negras son consideradas como animales molestos, en la isla de Gasparilla, porque estas iguanas se alimentan de las flores y plantas ornamentales y se comen las aves que están anidando y los huevos de tortuga. También se han presentado casos donde han llegado a masticar tanto cables eléctricos como de teléfono.

Por su aspecto prehistórico se sabe que asusta a algunos los residentes de ésta isla, ya que como se sabe estos reptiles les agrada cavar agujeros en la arena, y por ende preocupa que los túneles que realizan puedan provocar dunas y diques que se puedan llegar a caer, y de esta manera privar a la isla de la protección indispensable en contra de las mareas altas y de los huracanes. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

iguana negra

Cuando son pequeñas (crías) son principalmente arborícolas, es decir, que habitan en los árboles gran parte de su tiempo, y esto es posible gracias a sus potentes garras y a el largo de su cola, que utilizan para agarrarse muy bien a los troncos y para tener un buen equilibrio.

A medida que van creciendo pasan a ser terrestres y pasan gran parte de el tiempo echadas sobre las rocas o los techos de las casas para tomar el sol. Son animales de sangre fría, por lo que necesitan los rayos de sol para calentarse, y llegar a alcanzar una temperatura adecuada. Después inician la búsqueda del alimento. La iguana negra es especie que resiste muy bien los contratiempos del clima.

Las iguanas negras son más terrestres que las iguanas verdes que son más arborícolas. Las iguanas negras son más agresivas y territoriales que las iguanas verdes.

Alimentación

Las iguanas negras son animales de actividades diurnas, son principalmente herbívoros, consumen una gran diversidad de flores, de hojas, de tallos y de frutas. También pueden llegar a consumir huevos de crías de aves y de ratones si se les presenta la oportunidad. Se tiene información que tienen una especial preferencia por las hojas frescas y los frutos de ruache (nombre científico Crataeva tapia).

En comparación con la iguana verde, que tiene una alimentación a base de vegetales y es de un carácter tranquilo, la iguana negra es mucho más agresiva y tiene una dieta omnívora, que significa, que aparte de vegetales es necesario agregar insectos a la dieta desde que están recién nacidas.

iguana negra

Reproducción

La iguana negra es una especie bastante social, al contrario de los otros elementos que conforman el género que suelen ser solitarios. Los machos habitualmente realizan enfrentamientos para lograr la posibilidad de aparearse con las hembras. Los machos atacan dando mordiscos o lanzando golpes con la cola espinosa. Cuando el macho escoge a una hembra, éste la persigue hasta que consigue agarrarla.

El proceso de apareamiento es bastante complejo. Cuando finaliza la temporada de lluvias, entre los meses de noviembre y diciembre, los machos marcan su territorio (una zona de unos 5 metros) e inician el cortejo a las hembras realizando con un baile algo especial, que consta de movimientos con la cabeza e hinchando la papada.

El apareamiento sucede la mayoría de las veces a comienzos del mes de febrero, y si la hembra está de acuerdo, le permite al macho que se le monte para realizar el acoplamiento que dura de tres (3) a doce (12) minutos.

Después hasta el comienzo de el mes de abril las iguanas hembras realizan excavaciones para preparar sus nidos y colocar en ellos sus huevos, a parte buscan bajo los árboles y en las cercanías a las playas y a los ríos, para lograr encontrar el lugar ideal para realizar la anidación, excavando un túnel (a menudo de un metro de longitud) en tierra suave.

Las hembras en su mayoría colocan más o menos unos treinta (30) huevos en el nido, pero hembras de gran tamaño pueden llegar a poner hasta unos sesenta (60) huevos. Solamente un 25% de la cantidad total de huevos, llegará a dar crías, y solamente algunas de estas llegarán a la edad adulta. A menudo las hembras comparten el nido o madriguera. La eclosión de los huevos se realiza unos noventa (90) días de la puesta, entre los meses de abril y julio.

iguana negra

La iguana negra tiene algunas características similares con la iguana verde, pero presenta diferencias bastante significativas. Al momento de nacer, las iguanas negras son de un color verde y se van ir oscureciendo antes de cumplir el primer año de vida. Las iguanas negras cuando llegan a la etapa de la adultez son de color negro con franjas blancas.

En cuanto a los hábitos reproductivos, las iguanas negras hembras colocan sus huevos a lo largo de una semana, usualmente en el mes de marzo, y muy a menudo comparten sus nidos con otras hembras.

Comportamiento

Las iguanas negras presentan comportamientos territoriales y son principalmente herbívoras, mayormente en la edad adulta, pero también dentro de su dieta se incluyen pequeños animales y huevos. Los adultos son más terrestres que los jóvenes que son más arborícolas. (Ver artículo: el camaleón)

Usualmente acostumbran a colocarse a tomar los rayos del sol hasta lograr que la temperatura de su cuerpo llegue a los 36 o 37 grados centígrados, que es la temperatura ideal para poder realizar sus actividades. La iguana negra se señala como el lagarto más veloz del planeta, ya que puede llegar a alcanzar una velocidad de unos 35 km/h.

La iguana negra le gusta caminar sobre las piedras y casi nunca se acerca al agua, a parte son lagartos carnívoros agresivos. Una iguana negra puede llegar a hundir sus dientes en el dedo de una persona y no soltarlo. Los machos en especial son difíciles de manejar, por esto NO resultan ser una buena mascota para niños.

iguana negra

Propiedades curativas

A la iguana negra se le adjudican algunas propiedades curativas. Por ejemplo beber el caldo de la iguana (hervida) puede ser de ayuda para la recuperación de ciertas enfermedades, también se piensa que la visión puede llegar a mejorar si se aplica sobre el ojo y la frente, el riñón crudo y molido de la iguana negra.

La grasa de la iguana negra se ha utilizado de manera eficaz para tratar las picaduras de araña y de escorpión. También se dice que una compresa hecha con esta grasa ayuda a prevenir las várices. Claramente que estas cualidades incrementan a la cacería indiscriminada y la destrucción de su hábitat natural, han reducido la población de iguanas negras existentes, llegando a el punto de colocar a esta especie al límite de la extinción.

Amenazas

La iguana negra (nombre científico Ctenosaura pectinata) no está en la Lista Roja de Especies Amenazadas de IUCN,  pero según las autoridades mexicanas, la iguana negra se encuentra bajo amenaza (Norma Oficial Mexicana NOM-059).

Las razones son muchas: porque la iguana negra se utiliza como una fuente de proteína (carne) dentro de la cocina tradicional mexicana, pero en cuanto a esto existe una legislación interna (en México) donde la cacería de la iguana negra está prohibida. De igual manera la destrucción de su ambiente natural y el creciente desarrollo de actividades ganaderas influyen de manera negativa en esta especie.

(Visited 621 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario