Gecko: características, reproducción alimentación y mucho más

En este artículo hablaremos de el gecko que es un reptil de la familia de los lagartos, también trataremos sus características, la alimentación, reproducción y mucho más.

gecko

Gecko ¿Qué es?

Los geckos o gecos que es como se llaman comúnmente, cuyo nombre científico es Gekkota son especies de un infraorden  de saurópsidos con escamas. Está compuesto por más de 1500 especies que están clasificadas en unos ciento veinte (120) géneros y siete (7) familias.​

Se encuentran repartidos por todas las áreas de clima cálido en el  mundo, donde coexisten en una gran variedad de hábitats distintos, que van desde las selvas más densas hasta las áreas de clima  desértico.

Los geckos no son capaces de poder sobrevivir en las zonas de clima templado, como es la parte norte del continente  Europeo, pero en la zona sur de Europa es muy común encontrarse con algunas especies.

Los geckos son parte de un grupo de reptiles que tienen mucha antigüedad, y son uno de los grupos de lagartos (que son pocos realmente) que tienen rastros de la cuerda cartilaginosa (notocorda) en la columna vertebral.​

Los antepasados de los geckos eran parte de la familia (que ya está extinta) denominada Ardeosauridae, cuyo elemento más antiguo, es el Ardeosaurus, que tiene más de 140 millones de años que existió.

gecko

Características

Los geckos tienen algunas características que se destacan, y que comparten que ayudan a poder distinguirlos de manera fácil de otros lagartos. Los ojos de todos los geckos tienen un tamaño grande relativamente, así como también sus pies y en especial los dedos de los pies.

Como tienen escamas pequeñas, su piel frecuentemente es bastante flexible. Todos los geckos tienen la cabeza plana (que en comparación con otros lagartos) no presenta ninguna clase de protuberancias, como pueden ser crestas o espinas.

Como sus escamas son usualmente más finas que las de las otras especies de lagartos, la piel usualmente es mucho más flexible. Pero tiene la desventaja de que la piel es más frágil, y se puede romper con suma facilidad en el momento de un ataque por parte de algún depredador.

En su gran mayoría los geckos son animales nocturnos y poseen en su piel colores de camuflaje en matices grisáceos y marrones.

Solamente poquísimas especies poseen en su piel colores brillantes, como es el caso de el gecko verde de Wellington (nombre científico Naultinus manukanus ) que habita en Nueva Zelanda, y los geckos que forman parte de el género Phelsuma que viven en Madagascar.

Estas especies son regularmente diurnas, es decir que cuando cae la noche se esconden en sus refugios.

Generalmente, los geckos son de tamaño pequeño cuando los comparamos con otros lagartos; la gran parte de las especies llega a alcanzar un largo corporal de aproximadamente de unos 10 a 20 centímetros, y esto es incluyendo la cola.

Las especies que son más pequeñas, como por ejemplo las del género Sphaerodactylus que llegan a tener un largo corporal de unos centímetros escasos, esto se mide desde la punta del hocico hasta el inicio de la cola.

La especie más pequeña de todas es la Sphaerodactylus ariasae que habita en República Dominicana, que tiene un largo corporal que no supera el 1,6 cm a 1,8 cm y es también resulta ser uno de los vertebrados de menor tamaño que existe.

Las especies que actualmente existen son parte de el género Gekko, que son las más grandes de tamaño y que pueden llegar a alcanzar un largo corporal de hasta cuarenta (40) cm.

Existen otras especies que son de un tamaño grande (relativamente) es la especie Rhacodactylus leachianus, que puede llegar a medir hasta unos 36 cm.

gecko

El gecko de Delcourt (nombre científico Hoplodactylus delcourti) que forma parte de el género neozelandés Hoplodactylus y que es de la familia Diplodactylidae, podía obtener un largo total de unos 60 cm, inclusive con la cola.

Esta especie, la última vez que se informó de su existencia fue a finales del siglo XIX, en la actualidad esta especie está clasificada como extinta y solamente se conoce por un espécimen que se encuentra en un museo. (ver artículo: Respiración de los reptiles)

Al igual que el resto de los reptiles, los geckos son ectotermos (que regulan su temperatura corporal con la temperatura de el ambiente),​ y solamente poseen una capacidad muy escasa de poder generar calor interno propio.

Como requieren mantener una temperatura alta relativamente para poder realizar los trabajos motores principales vitales, como son el movimiento, la alimentación, la reproducción, entre otras, los geckos son dependientes de su medio ambiente para poder alcanzarla.

Los Pies

Quizás la principal característica que más ha sido asociada a los geckos, sea la capacidad de poder trepar y de poder escalar en las superficies lisas y que no tienen asideros o puntos para apoyarse, dándoles un misterio que es difícil de olvidar.

gecko

Esta capacidad se puede llegar a explicar porque poseen unas microvellosidades que se encuentran dentro de un tipo de almohadillas digitales, que les otorga esa facilidad para adherirse.

Pero, no todos los geckos las tienen, ya que éstas se encuentran relacionadas de manera estrecha a la forma de vida que tiene la especie (por ejemplo si viven en los árboles, en la tierra, o son excavadoras) y si unos pocos tienen esta característica.

El resto de las especies tienen garras y uñas bien desarrolladas para poder interactuar con el medio ambiente que los rodea.

Los ojos

Los ojos, junto con su naturaleza de trepar, excavar o de tierra, tienen una conocida importancia en el vida diaria de los geckos.

Una característica que tienen todos los geckos es la existencia de unas láminas o de lentes que son transparentes que se encargan de proteger el ojo del gecko y por consiguiente, protegen su visión. Pero como toda regla existe una excepción, esto se cumple en la subfamilia Eublepharinae, los geckos tienen párpados móviles.

Tanto los geckos que tienen párpados como los que no lo tienen, mantienen limpio sus apreciados ojos con su lengua.

gecko

Otra descripción de los ojos de los geckos es que por su orientación o por la manera que tienen sus pupilas, podemos determinar que tipo de geckos son: si son geckos que se son activos en la noche la pupila es vertical y los geckos que tienen la pupila redonda, son geckos que tienen actividad diurna.

La Cola

La cola le ayuda a el gecko para realizar diferentes labores; para ciertas especies funciona como un almacén para los nutrientes y para otras especies., es un indicador de forma real de el estado general en que se encuentra el ejemplar.

Observando en qué condiciones se encuentra la cola se puede saber si se encuentran  desnutridos o enfermos (en estos casos la cola es muy fina); y por el contrario si la cola es tersa y gruesa indica que el individuo se encuentra saludable.

En las especies que viven en los árboles (especies arborícolas) la cola o  apéndice ayuda a facilitar la movilización esto gracias a su poder aprensivo, esto se refiere a la capacidad que tiene de agarrarse con la cola.

La cola es también un elemento que le permite al ejemplar mimetizar (confundirse) totalmente dentro de su medio ambiente que los rodea. Existen especies como los Uroplatus, las colas parecen ser unos auténticos pedazos de selva que tienen unas formas que imitan perfectamente hojas que se encuentran en estado de descomposición.

gecko

Hay un género que en inglés es conocido como: Leaf-tailed gecko, que en español significa gecko de cola de hoja.

Pero como dice el dicho: lo bello es efímero, y más cuando esa belleza dura únicamente unos segundos. Los geckos tienen la capacidad de poder autoseccionar se la corta él mismo, esta parte de su anatomía para poder salir bien librado de alguna situación de peligro.

Por ello es importante recordar que cuando se va a manipular a un gecko, nunca se le debe agarrar por la cola, ya que el gecko en un acto reflejo, soltará el trozo de cola, quedando de esta manera debilitado, y teniendo que esperar el tiempo necesario para poder recuperarla de nuevo.

Alimentación del gecko

Los geckos son especies netamente carnívoros y se alimentan primordialmente de pequeños invertebrados como son los insectos y las arañas. Las especies de mayor tamaño se alimentan inclusive de algunos invertebrados más grandes como son los escorpiones y los ciempiés.

Las especies, como el gecko tokay (Gekko gecko), se alimentan también de ciertos vertebrados pequeños, entre los que se incluyen otros lagartos más pequeños y algunos pájaros. El canibalismo también se puede presentar, y si se da la oportunidad, muchos geckos se pueden llegar a comer inclusive a sus propias crías.

Algunos geckos ingieren en ciertas ocasiones elementos vegetales que son ricos en azúcar. Las especies de el género Phelsuma se pueden llegar a alimentar algunas veces del néctar de algunas flores o el jugo de ciertas las frutas.

gecko

Estas especies que ingieren el néctar, usan su  lengua para poder llegar a absorber las sustancias que tienen las flores. La especie Phelsuma madagascariensis que habita en Madagascar tiene preferencia por las naranjas y los plátanos.​

Existe evidencia de que el Gekko japonicus consume de forma ocasional frutas cuando se encuentra en cautiverio. Uno de los nombre más comunes en Inglaterra para el gecko de nombre científico Gehyra mutilata es: sugar lizard (que significa lagarto de azúcar), esto es debido a su predilección por ciertos alimentos dulces.

Los geckos, y en especial los geckos de casa del género Hemidactylus, son muy preciados por los seres humanos porque ingieren gran cantidad de insectos que habitan en las zonas  urbanas, como son las cucarachas y los grillos domésticos.

La salamanquesa normal con nombre técnico de Tarentola mauritanica, tiene la preferencia de ciertos animales invertebrados como el ciempiés, las cucarachas, los escarabajos, los grillos, las arañas y las polillas entre otros.

Los geckos son cazadores de oportunidad y no tienen predilección alimentarias muy establecidas, en comparación con otros lagartos. Las especies de menor tamaño se encuentran limitadas a atrapar presas pequeñas y se alimentan de pulgones (áfidos) y otra clase de invertebrados pequeños invertebrados.

Entre los ejemplos están incluídas algunas especies de tamaño pequeños del género Sphaerodactylus, que viven en las islas donde no hay arañas y otra clase de depredadores invertebrados. En estas zonas (islas), los pequeños geckos vienen a ocupar el eslabón ecológico que dejan de estos predadores.

Reproducción

Casi todos los geckos son ovíparos y habitualmente ponen dos (2) huevos por vez. Hay también algunas especies que tienen  puestas de hasta tres (3) huevos.

gecko

En cambio otras especies usualmente ponen únicamente un (1) solo huevo, como por ejemplo pasa con los de el género Sphaerodactylus; que son especies que viven en áreas tropicales y que se pueden reproducir todo el año.

Gran cantidad especies generan huevos de un tamaño relativamente grande, esto viene a favorecer el nivel de supervivencia que tienen los embriones.

Los huevos tienen un a cáscara blandas durante el momento de la puesta, lo que le ayuda a facilitar el paso a través de la cloaca de la hembra, pero una vez en el exterior la cáscara se pone dura.

Los huevos de los geckos tienen ciertas características son duros y calcáreos, muy distintos a otra gran cantidad de reptiles que ponen huevos con cáscaras más suaves, que tienen una textura similar a la del pergamino. (Ver artículo: roedores)

Las hembras requieren tener la cantidad suficiente de calcio para el formación de los huevos, y es curioso que en ciertas especies las hembras tienen unas glándulas que son especiales ubicadas en la zona de la garganta que actúan en la fijación de calcio.

La gran mayoría de los geckos habitan en áreas tropicales cálidas y húmedas, que tienen temperaturas lo suficientemente altas y estables para poder llegar a incubar los huevos que se encuentran al aire libre.

La mayoría de las especies no esconden sus huevos en la tierra, como lo hacen la inmensa mayoría de los lagartos, pero ésto los fijan con firmeza sobre las ramas, hojas e inclusive la corteza de los árboles.

​A veces los geckos hembras colocan sus huevos en el mismo sitio; un ejemplos de estas gran cantidad de huevos que son de distintas  hembras fueron observados para las especies Hemidactylus mabouia (llegando a tener hasta 50 huevos en el mismo nido) y para las especies Ptyodactylus hasselquistii (llegando a sumar hasta 62 huevos en el mismo nido).​

Por lo general, los geckos no se preocupan de cuidar a los huevos. Solamente la hembra de el gecko tokay (nombre científico Gekko gecko) cuida los huevos hasta que llega el momento de la eclosión.

gecko

La gran mayoría de los geckos adultos de las especies no pueden llegar a distinguir entre las crías de sus congéneres y la de otras presas; el canibalismo es una rareza que es muy común entre las especies de los geckos.

Los geckos se desarrollan con bastante rapidez y tienen una vida corta relativamente. En la gran mayoría de las especies, los jóvenes llegan a alcanzar la madurez sexual más o menos entre los seis (6) y los doce (12) meses.

Gran cantidad de estas especies tienen una perspectiva de vida que se ubica entre los tres (3) o los cuatro (4) años. Las especies que se encuentran en cautiverio usualmente llegan a alcanzar más años de vida.

Hay ciertas especies de geckos que son ovovivíparas (que no ponen huevos), sino que los huevos evolucionan y eclosionan dentro de el organismo de la hembra.

Estas son especies que se encuentran distribuidas en las zonas que son de climas fríos, como por ejemplo las especies de el género Hoplodactylus que habitan en Nueva Zelanda. El tiempo que dura el embarazo regularmente es bastante largo.

Las crías de la especie Woodworthia maculatus llegan a nacer después de un tiempo de gestación de unos (14) meses. Esto conlleva que esta especie no se puede llegar a reproducir todos los años.

En el género de los Rhacodactylus hay una característica muy singular sobre la reproducción de sus especies. Dentro de éste género existen seis (6) especies de las cuales cinco (5) especies son ovíparas, es decir que ponen huevos.

Y la especie restante la Rhacodactylus trachyrhynchus que habita en nueva Caledonia, es ovovivípara (que los huevos se desarrollan dentro de la madre).

Especies del gecko

Los geckos, tienen más de 1.000 especies, por poseer tanta variedad cuando pensamos en tenerlos como animales domésticos se hace muy difícil la sección porque poseen una cantidad de virtudes y de muchos atractivos. Entre los que se encuentran: su tamaño muy reducido comparado otros reptiles y su ausencia de agresividad frente a su cuidador.

La familia Gekkonidae está compuesta por cinco (5) subfamilias que son:

Los Aeluroscalabotinae.
Los Eublepharinae.
Los Gekkoninae.
Los Teratoscincinae.
Los Diplodactylinae.

En la primera subfamilia (Aeluroscalabotinae) hay un pequeño detalle que llama mucho la atención, que solamente hay un representante que se llama Aeluroscalabotes felinus, es un hermoso gecko nocturno que posee una piel de terciopelo y una mirada felina que hace honor a su nombre.

Resultado de imagen para Aeluroscalabotes

En la subfamilia de los Eublepharinae se encuentran realmente los geckos que son más abanderado, el Eublepharis y el Hemitheconyx que vienen a liderar este ránking.

Las dos especies son de costumbres nocturnas, y también donde resalta el caso de el Eublepharis, que es una de las especies que tiene más morphos (variedad de clases de pigmentación) que se puedan conseguir en las tiendas de mascotas  y en los criaderos.

De la subfamilia de los Gekkoninae resalta que dentro de ésta se encuentra el gecko que se mimetiza y que es que lleva la bandera en España, la Tarentola, mejor conocida como la salamanquesa, además en esta subfamilia están incluidas otras setenta y pico especies. (ver artículo: El caimán)

En la subfamilia Teratoscincinae se encuentran los geckos que sobreviven en hábitats desérticos, esta subfamilia está conformada por seis hermosas especies donde cada una se superan entre sí en relación a los recursos para sobrevivir.

En la subfamilia de los Diplodactylinae recae todo el peso de la belleza: estas especies son admiradas por una gran cantidad de los aficionados y la de sus semejantes. En ella encontramos al mejor de sus exponentes el Naultinus, que es un gecko que habita en Nueva Zelanda tan hermoso, pero existen muy pocos ejemplares.

gecko

Cuidados

Hay algunos cuidados comunes que se requieren para todos los geckos que viven en cautiverio. Para comenzar, estos lagartos requieren vivir en un medio ambiente que sea cálido, realmente lo ideal sería entre 25 y 32º grados centígrados.

En necesario colocar un termostato dentro de el terrario para poder controlar que la temperatura siempre sea la ideal.

Por otro lado, es importante la humedad que también es esencial para la supervivencia de los geckos, que debe estar entre un 40 y un 65%. Pero cuando se encuentra en los periodos de cambio de piel requieren de mayores niveles de humedad.

Para controlar la humedad hay aparatos que miden el porcentaje de humedad que pueden servir de apoyo, para lograr mantener la humedad perfecta dentro del terrario. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

Para complementar el ambiente de el terrario, se debe añadir: algunas plantas, ramas y rocas provocarán que el terrario tenga un ambiente muy parecido a el hábitat natural de los geckos. Así podrá sentirse cómodo y hasta poder refugiarse cuando sea necesario.

gecko

En lo que se refiere a la alimentación, estas clases de geckos se alimentan de insectos, por lo que la dieta ideal debe ser a base de grillos, de mosquitos, de moscas, de cucarachas y algunos gusanos. Es conveniente incluir de vez en cuando alguna fruta fresca y también miel para que la dieta muy variada y sana, dentro de lo posible.

Diferencias entre macho y hembra

Generalmente hay un diformismo sexual (variaciones en la cuanto a anatomía externa, entre los que se encuentran: la apariencia, el color o la dimensión entre el macho y la hembra de la misma especie).

En este caso los machos son normalmente más grandes que las hembras y usualmente tienen coloraciones más claras, por lo que la coloración de los machos es más contrastante.​ De igual forma que con las otras especies de lagartos, los machos poseen unos poros en la zona inferior de el cuerpo.

Estos poros están ubicados en una fila de forma transversal justamente antes de la cola. Estos poros, también son conocidos como los poros preanales o los poros precloacales, que también tienen las hembras, pero usualmente son mucho más notorios en los machos.

gecko

Por medio de estos poros se excreta una sustancia grasosa de color amarillo pálido, que se adhiere al suelo donde se encuentra. Esta sustancia le sirve al macho para dejar una especie de estela de olor que ayuda a las hembras a ubicar a el macho.

Los machos presentan la base de la cola un poco más gruesa y el área de la cloaca más curva que en las hembras.

Esto es debido a la existencia de el hemipene, que es el órgano reproductor que se encuentra usualmente dentro de el organismo y que solamente aflora previamente al momento de la reproducción por medio de tejidos eréctiles, igualmente como pasa con el pene de los animales mamíferos, de los reptiles escamosos macho.

Cuando las hembras están embarazadas y tienen huevos, las son muy fáciles de diferenciar de los machos. La hembra tiene un comportamiento más torpe, y se pueden ver los huevos a través de la piel del abdomen (parte inferior), porque como se sabe la piel de los geckos es muy fina, por lo que los huevos se pueden llegar a distinguir a simple vista.

Geckos mascotas

Los que se encuentran con más facilidad en el mercado de mascotas y que se pueden adaptar mejor a la vida en cautiverio dentro de el hogar son:

-Los Geckos leopardo: que son provenientes de Pakistán, la India y de Afganistán. La característica más singular es su piel que presenta manchas, muy parecidas a las manchas de los leopardos.

Son pequeñitos, muy ágiles y bastante resistentes; pueden llegar a subsistir solos por muchos días y son fáciles de cuidar, por esas características son la especie más solicitada como mascota.

Igualmente, es de destacar que si el gecko está en viviendo dentro de condiciones ideales tanto de salud como de alimentación, el Gecko leopardo, puede alcanzar la medida de hasta veinte (20) centímetros de largo corporal y puede tener una expectativa de vida de hasta dieciocho (18) años de edad.

gecko

Por lo general, durante su etapa de madurez, pueden llegar a perder la cola, pero ésta con el tiempo será sustituida por una nueva.

-Los Geckos phelsum: estos son un poco más sensibles que los gecko leopardo. Necesitan algunos cuidados especiales y no poseen buen carácter. Usualmente se molestan cuando los agarran.

-Los Geckos crestados: poseen un carácter parecido a los gecko leopardo y tampoco requieren de cuidados especiales. Sn pequeños por lo que su lugar para mantenerlos no ocupa mucho espacio, ni tampoco requieren lámparas de sol que son muy costosas.

Pero cuidado son muy territoriales, es importante no colocar dos machos juntos. Los geckos crestados tienen la capacidad de poder saltar distancias largas y pueden cambiar su color marrón a un color rojo o naranja bastante brillante.

Es importante estar atentos a las posibles infecciones respiratorias, que pueden ser causadas porque el gecko no está en un hábitat que tenga el calor calor, por lo que es necesario conocer cuál es la temperatura ideal.

(Visited 528 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario