Gecko Leopardo: características, alimentación, fases, y más

Descubre todo sobre el maravilloso Gecko Leopardo, un animal interesante y que cuenta con increíbles colores, un proceso de reproducción inusual y que además, es popular como mascota por su increíble comportamiento. 

gecko leopardo

¿Qué es el Gecko Leopardo?

Precioso, pequeño y llamativo lagarto, bastante amigable en comparación con otros de su especie, fácil de mantener en cautiverio por lo que es ideal como mascota y que debe su nombre a los colores de su piel parecidos a los del leopardos. Es originario de Asia, pero allí no es muy apreciado por tener fama de venenoso y pavoso, lo que confirma aquello de que “nadie es profeta en su tierra”.

Eublepharis macularius (párpado verdadero), nombre científico del gecko leopardo es un pequeño reptil, de la subespecie de geckkomidae, originario del centro y sudoeste asiático, que por su tamaño no necesita de espacios muy grandes para su crianza y mantenimiento y que al provenir de los desiertos, su hábitat natural, puede soportar temperaturas altas y poca humedad.

Su cabeza, que es alargada y puntiaguda, es más ancha en la parte de las sienes y a ambos lado de la misma tiene franjas onduladas que van desde su hocico hasta detrás de su cabeza, desconectadas a la altura de los oídos (éstos protegidos por una membrana) y los ojos, los cuales a diferencia de otros geckos, tienen párpados móviles completos y pupila vertical.

Su cola, que constituye un tercio del total de su tamaño, es delgada en la parte que la une al cuerpo, se expande en el centro y termina de forma puntiaguda, le es útil para equilibrar su peso, como depósito de grasa y como camuflaje, pero puede romperse con facilidad por ser muy frágil. Cuando esto sucede, esta parte de su estructura se puede regenerar, pero ya sin la vistosidad original, pues tiende a perder sus colores primitivos.

Es un animal que cambia de piel y al mismo tiempo reemplaza los párpados, en el caso de los jóvenes entre 2 y 3 semanas y en el de los adultos 3 o 4 veces en el año, períodos en los cuales, si es mascota, se debe mantener bastante húmedo el sitio en el que se encuentren; generalmente comen la piel que mudan, pero hay que estar pendientes para eliminar aquellos restos que se les queden pegados al cuerpo.

También llamado “eubles macularios” por ser del orden de los reptiles escamosos, es polifiodontes, es decir que puede sustituir todos sus dientes (100 en total), entre cada 12 a 16 semanas. Esto sucede, porque el diente sustituto se forma al lado del diente adulto y se amalgaman dentro de la mandíbula. Sin embargo, a pesar de la cantidad de dientes que poseen, su mordida es absolutamente inofensiva.

Es un animalito dócil si se le acostumbra al contacto humano, de hábitos terrestres y de sangre fría, su actividad general es nocturna, por lo que durante el día se resguarda en su escondite y cómo prefiere lugares oscuros para descansar, no necesitan ningún tipo de luz artificial estando cautivo.

Es una criatura ectotérmica es decir que para estar enérgicos en la noche, a fin de cazar, comer y digerir lo que come, almacena calor en el día. Tiene un período de hibernación cuya duración es de 1 a 3 meses y puede regular su  temperatura de acuerdo al ambiente. Otro de sus rasgos importantes, es que cuando se ve amenazado, el gecko leopardo se desprende de su cola para distraer al atacante. Hay casos en los que regresa donde la dejó para comérsela, pues es rica en nutrientes.

¿Qué es un reptil?

La palabra reptil suele tener otro significados que no tiene nada que ver con animales, y se refiere a personas que poseen atributos como demostrar sangre fría ante la tribulación de otro, conductas rastreras, lengua ponzoñosa o viperina y además son feas y malas, a las que el calificativo (sin ofender a los de esta especie integrantes de la fauna), les queda como un guante.

En cuanto a los animales, los reptiles existen desde el Período Pérmico cuando las especies que ocupaban sitios de aguas poco profundas abandonaron los mismos, lo que ocasionó que al poner sus huevos en tierra, se quedarán definitivamente en ella. Estos animales dominaron la tierra por millones de años, teniendo su mayor plenitud durante la era secundaria o Mesozoica, de la cual datan los fósiles más antiguos que posee la humanidad.

La era secundaria consta de los períodos jurásico, cretácico, y triásico y en ella los reptiles se desarrollaron de tal forma que aventajaron a sus antecesores los anfibios. Los reptiles primitivos como el Captorhinus agutí (uno de los primeros), también están calificados como los antepasados de aves y mamíferos, pues al ubicarse en tierra, evolucionaron ubicándose unos en el aire, otros en el mar; otros en mamíferos, pero muchos conservaron su condición de reptil.

Reptil significa reptar o arrastrarse sobre sí mismo como una manera de ir de un lugar a otro y generalmente es aplicado a aquellos animales que no tienen patas, las tienen muy cortas, atrofiadas o colocadas de tal manera que para trasladarse deben frotar el vientre contra la superficie por la cual circulan, sin que esto les cause ningún daño en el mismo.

Son vertebrados que pueden ser de sangre fría o de temperatura variable según el ambiente, poseen pulmones para respirar, algunos están cubiertos por escamas de queratina (sustancia proteica rica en azufre que les permite subsistir en desiertos) y otros por un carapacho que los protege. Pueden comunicarse por medio de sonidos, visualmente o a través de la segregación de una sustancia química denominada feromona.

Según su forma de reproducirse pueden ser ovíparos o sea que ponen huevos, pero éstos deben ser incubados, durante algún tiempo hasta que nazcan las crías porque el embrión crece fuera de la madre, u ovovivíparos cuyos huevos se quedan en el cuerpo de la hembra, hasta que el animalito está formado, el cual puede nacer antes o inmediatamente después del desove.

Se clasifican en ofidios animales sin patas, quelonios que están cubiertos por un caparazón; cocodrilianos reptiles de gran tamaño con cola; rincocéfalos lagarto con características primitivas y los saurios (Ver artículo: Características de las serpientes

Éstos últimos, de sangre fría y algunos de párpados móviles, tienen cuatro patas, una larga cola, su cuerpo generalmente esbelto está cubierto de escamas epidérmicas, tienen pulmones para respirar y se dividen en camaleones, lagartos,  iguanas, lagartijas, eslizones, varanos y geckos.

¿Que és un Gecko?

Gecko, calificativo que se le da a un tipo de lagarto pequeño por el ruido que emite para comunicarse con otros iguales a fin de defender su hábitat, alertar de un peligro o aparearse, son animales generalmente inofensivos, casi siempre de costumbres nocturnas, que por ser muy ágiles y escurridizos y poseer una especie de agarradero adhesivo en los cinco dedos de sus patas, se escapan a gran velocidad y por cualquier superficie.

Algunos están considerados los lagartos más coloridos del mundo (aunque hay diferencia entre el color de los jóvenes y los adultos), por sus escamas pequeñas, brillantes y ostentosas, las cuales pueden ser unicolor, manchadas o con lunares, contrastando con el color de su piel; pero en la mayoría los colores son apagados, lo que aunado a la forma del cuerpo, les permite camuflarse fácilmente en su entorno natural.

Este tipo de saurio, que forma parte de las 1.500 especies de lagartos pequeños, se ubica en el orden de los Squamata (escamosos), suborden Scleroglossa (lengua dura) e infraorden Gekkota. En su gran mayoría son ovíparos, dependiendo su reproducción de la especie y poniendo en cada ocasión uno o dos huevos (a diferencia de otros reptiles de su misma especie cuyas puestas son más largas), pero también entre ellos hay algunos  ovovivíparos y otros partenogenéticos es decir que se reproducen sin copular.

La estructura ósea para todas las especies de estos reptiles es la misma, diferenciándose entre ellas morfológicamente. Poseen escamas pequeñas, ojos grandes sin párpados móviles, cabeza aplanada sin agregados como espinas o crestas, patas grandes con dedos también grandes, hemipenes (los machos) y sacos cloacales. Están distribuidos por todas las zonas cálidas del mundo y en ocasiones son utilizados como alimento o en la medicina tradicional como medicamento.

No pueden vivir en sitios donde la temperatura sea menor de 21 grados durante la noche, siendo su mayor concentración, como ya se comentó, en las regiones cálidas del mundo, teniendo preferencia por aquellas zonas donde el calor se ubique entre los 25 a 31 grados Celsius.

Existen diferentes tipos de gecko a saber: phelsum, doméstico, rayado, de bandas, cabeza amarilla, del Mediterráneo, Tokay, mono, cola de hoja, turco, de arena, de ocelos, de bandas de Texas, dedos de hoja, ojos de rana, de cola gorda, de cola plana, de los muros, gigante de Nueva Caledonia, cocodrilo, bibron, doméstico tropical, terrestre de Madagascar crestados de casco, volador, y el gecko leopardo.

Los geckos, desde hace bastante tiempo han sido adoptados como mascotas exóticas, siendo los más indicados para este fin: los crestado, muy fáciles de cuidar, no necesitan mucho espacio; se dejan agarrar, son muy dóciles y pueden cambiar el color de su piel fácilmente. El Phelsum reptil diurno, de pupilas redondas, bastante exigente y de personalidad fuerte, no se dejan atrapar, requiere de más cuidados que los otros de su tipo y  pueden cambiar de color según como se sientan.

Características del Gecko Leopardo

La principal característica por la que se distingue a este lagarto, que lo hace el preferido para mascota y a la que debe su nombre, es su bella combinación de colores sobre un fondo entre amarillo y anaranjado que presenta manchas de color oscuro, similares (como ya se comentó), a las de los leopardos.

El Gecko Leopardo mide más o menos unos 20 centímetros en total cuando es adulto y pesa de 50 a 100 gramos; su pequeño cuerpo de aproximadamente 10 cm. Es alargado, robusto y está cubierto con escamas tuberculides, sus patas que tienen forma de garras, constan de cinco dedos y no tiene laminillas adhesivas (como las tienen otros de su especie) y por eso no puede trepar verticalmente.

Fases

Una fase consiste en un espacio de tiempo específico durante el cual alguien o algo se desarrolla, se modifica o cambia. En los animales, denominadas también morphos, consiste en patrones de coloración, y en lo que a los geckos leopardo se refiere, la gran variedad que existe es el resultado de la cría en cautiverio, al cruzarlos selectivamente o en ocasiones por casualidad. A continuación las fases más comunes.

La normal: de color amarillo claro con puntos negros a lo largo de cuerpo, es la fase primitiva, genuina y legítima del gecko leopardo salvaje o silvestre.

La High yellow: es la primera fase lograda por la mano del hombre en los geckos leopardos, mediante cruces selectivos entre animales de pocas manchas, cuyo color es un amarillo intenso, casi sin puntos negros.

La Jungle: es un diseño mezclado de líneas cruzadas y rayas que recubre el cuerpo del gecko leopardo, que varía según el ejemplar y cuyo patrón no siempre se transmite a las crías.

La Pastel: variedad en la que se eliminan los tonos negros y se reemplazan por colores sencillos y suaves, es decir colores pastel, que ornamenta al gecko leopardo.

La Albina: especie de gecko leopardo en cuya coloración el blanco es predominante, aunque a veces presenta reflejos amarillos.

La Enigma: ejemplar de gecko leopardo sin patrón estándar y por esto, dependiendo del animal, la coloración es muy variable, con fondo amarillento, cola grisácea, con manchas circulares en las crías que cambian a bandas en los adultos.

El Stripe: genéticamente igual al nominal, sus manchas están dispuestas de forma vertical y entre dos franjas se ve el color amarillo de fondo, que da la imagen de un raya central.

Alimentación

Siendo un animal insectívoro, al gecko leopardo le gusta cazar su comida entre la que se encuentran cucarachas, gusanos en todas sus formas, langostas, larvas, otros insectos de la naturaleza u otros saurios que pueda dominar, pero lo que más le agrada son los grillos. Sin embargo, para suplir la falta de calcio y vitamina D, también caza polillas, hormigas y arañas y si se encuentra a su alcance, puede consumir larvas de escarabajo, gusanos de la harina y ratones lactantes.

En libertad, su alimentación la constituye insectos o animales invertebrados como saltamontes, arañas, gusanos y grillos, pero también hay geckos leopardo omnívoros que se alimentan con flores y frutas y como sus costumbres son nocturnas, comen de noche, para descansar en lugares oscuros como madrigueras, debajo de piedras o entre las hojas, durante el día (Ver artículo: Arácnidos)

Cuando el “eubles macularius” llega a las casas, come insectos como moscas, mosquitos, chiripas, arañas y otros invertebrados, por lo que es muy bienvenido. Pero si ya está en cautiverio, se le debe alimentar alternando los días y para calcular las raciones, que deben ser exactas, por lo que hay que observar qué cantidad consume en los primeros 15 minutos de la ingesta, ya que eso será su ración suficiente.

Hábitat natural

Por provenir de zonas donde el terreno es árido y seco y ser animales nocturnos, viven en madrigueras profundas que crean debajo de grandes piedras, donde haya humedad y en las que prefiere estar durante el día en las horas más cálidas, abandonándolos cuando las noches son frescas y húmedas. Sin embargo, para vivir, prefiere calor por el día y fresco por la noche y, estando en libertad, este ambiente le es favorable en las regiones semidesérticas del medio oriente, específicamente entre Pakistán e Irán.

El gecko leopardo es un animal gregario al que gusta vivir en comunidades, las cuales están integradas por grupos de entre 50 a 100 ejemplares adultos y subadultos de ambos sexos, que descansan durante el día bajo piedras, en huecos o agujeros de los que salen por la noche a cazar, pero que al acercarse la época de cría, los machos se van retirando para evitar enfrentamientos, hasta que queda uno con varias hembras, porque estos animalitos son sumamente territoriales.

Su dieta es variada, generalmente insectívora en la que consume escarabajos, saltamontes, escorpiones, arañas, grillos y estando a su alcance, también come crías de roedores, polluelos y pequeños reptiles los cuales caza saltándoles encima y mordiéndolos hasta que dejan de moverse (Ver artículo: Reproducción de los reptiles)

¿Qué es hábitat?

Es un sitio que puede estar ubicado en cualquier lugar del planeta, en el que las condiciones sean óptimas para que una determinada población biológica pueda desarrollarse según las leyes de la naturaleza: nacer, crecer, reproducirse y morir.

El alimento, en primer lugar, es primordial para la subsistencia de cualquier ser vivo, por lo que no puede ser excluido de ningún entorno. Tampoco se puede obviar que, especies iguales de sexo diferente son piezas esenciales para la constitución de un hábitat.

Sin embargo, la continua evolución de las especies, ha producido la modificación del hábitat, lo que también ha causado su peregrinar a lugares más propicios, prácticos y cómodos donde ubicarse, pero para adaptarse a su nuevo entorno, han tenido que sufrir muchos cambios.

Otro factor importante que ha contribuido al cambio del hábitat sobre todo en el caso de los animales, son la extinción de muchas especies, la tala indiscriminada de árboles y el cambio climático.

Reproducción

El tiempo de reproducción del gecko leopardo, dependerá de la región donde viva la especie y comienza una vez que tanto el macho (a los 6 meses) como la hembra (a los 10 meses), han alcanzado su madurez sexual. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que como la época de cría generalmente se inicia en enero y se prolonga entre septiembre y octubre, la necesidad de apareamiento en ambos animalitos, coincida.

En su medio ambiente, el proceso de reproducción de los gecko leopardo se ubica entre los meses de marzo a julio, dando lugar al cortejo donde el macho iniciará el rito agitando su cola, persiguiendo a la hembra hasta acorralarla, se le acerca, le mordisquea el cuerpo y el cuello, se le monta encima, le introduce uno de sus 2 hemipenes, por unos 10 minutos, momento en que los huevos quedarán fecundados.

Tras el apareamiento, la hembra buscará un lugar seguro, oscuro y húmedo protegido de la lluvia y la luz donde colocar sus huevos y en un tiempo de entre 10 a 20 días pondrá uno o dos huevos (esto se repite de 2 a 4 veces en el año), cuyas crías al nacer deberán valerse por sí mismas porque la madre no estará cerca para protegerlas, ya que a diferencia de otros geckos, el leopardo hembra no cuida los huevos, abandonándolos a su suerte.

Después de un mes, nacen las crías, que crecerán rápidamente, alcanzando su tamaño adulto al año. Es posible que la temperatura donde se desarrollen los huevos influya para determinar el sexo del gecko leopardo, lo quiere decir que cuando la temperatura es mayor a los 32 grados nacerán machos, pero si es de 27 grados, serán hembras.

El macho, para así continuar el proceso de reproducción, después del apareamiento inicial, buscará otras hembras a las que fecundará, las cuales pondrán huevos después de unas 4 semanas.

Tipos de Gecko Leopardo

En la naturaleza, siempre hay variedad y por lo tanto entre estos lagartos también existen cinco subespecies que son Eublepharis macularios: montanus, smithi, macularios, fasciolatus y afghanicus, así como varios tipos como por ejemplo el gecko leopardo a rayas que como su nombre lo indica, tienen rayas a veces de color oscuro y otras de color rojo, que van desde su cabeza hasta su cola.

Otra variedad, es el gecko leopardo albino, incoloro, sin patrón y si lo tiene es aburrido, y lo único que le resalta en él, es el sólido color negro/rojo de sus ojos.

También está el gecko leopardo gigante llamado así porque su longitud es de 33,02 cm y a veces más, con un peso de 170 gramos; son de color amarillo muy brillante y cola gorda y el gecko morphos leopardo, que como está integrado por mutaciones tienen una gran variedad de colores, que los criadores cada día aumentan, y más de 100 tipos diferentes.

Diferencia entre macho y hembra

El dimorfismo sexual se describe cómo lo contrario en la apariencia externa de machos y hembras de una misma especie. Pueden ser fisiológicas, de comportamiento, o morfológicas. También se define como la existencia de dos formas anatómicas diferentes dentro de una misma especie.

En la mayoría de los animales la diferencia sexual es fácil de percibir, pero en este tipo de lagartos es muy difícil antes de que tengan 3 o 4 meses de edad, que es cuando la cola del macho se ensancha por el desarrollo de los hemipenes, su órgano reproductor. Otras diferencias que existen entre los geckos leopardos son las siguientes:

  • El macho es más grande que la hembra y su color es más claro.
  • La cabeza y el cuello en el macho son más anchos que en la hembra.
  • La base de la cola del macho es más gruesa y la zona cloacal es más curvada que la de la hembra.
  • La madurez sexual en el macho es a los 6 meses y en la hembra a los 10 meses.
  • Los poros preanales o precloacales se notan más en el macho que en la hembra.
  • Parte del grosor de la cola en el macho la constituye (como ya se comentó), los hemipenes, que por supuesto, la hembra no posee.
  • El macho tiene poros en la parte de abajo del cuerpo, que segregan una sustancia cuyo olor atrae a la hembra.
  • También se sabe que es hembra, porque cuando tiene huevos, al ensancharse la delgada piel, éstos pueden distinguirse con facilidad.

El Gecko Leopardo como Mascota

Entre todas las mascotas exóticas que existen, la más popular es el Gecko Leopardo, sitial que se ha ganado por la docilidad de su carácter, es amistoso, afable y adaptable, hasta el punto de que si desde su adopción, se le acostumbra a ser acariciado mientras crece y cuando se le alimenta, durante toda su vida se dejará manipular y mimar tanto por los niños, como por los adultos. Esto lo hace diferente a casi todos los otros geckos, que generalmente son agresivos, hostiles, ariscos y tienden a morder.

Otra de las cualidades que garantizan el éxito al tener un animalito de esta especie es tanto, la vistosidad de la combinación de sus colores entre dorados, marrones, blancos y negros que juntos recuerdan el pelaje de los leopardos (a lo que deben su nombre), como el que son fáciles de mantener y  no requieren de mucho espacio para vivir.

¿Qué es una mascota?

El inicio de domesticación de los animales elegidos para ser mascotas, comenzó en parte de la prehistoria como lo fue la edad de piedra, mencionando a la ciudad de Jericó, como el lugar donde aparece la primera evidencia de este proceso (aproximadamente 12.000 años a.C.), siendo perros y cabras los más antiguos en ser domados y adoptados para este fin, como se demuestra en pinturas del antiguo Egipto.

Una mascota es un animal de compañía, cuya adquisición representa una serie de ventajas para las personas que decidan adoptarla, como por ejemplo mejorar la autoestima y la salud de su dueño, eliminar la sensación de soledad, prestar ayuda a personas con problemas físicos, de autismo o dificultad para socializar con otros y en el caso de los perros, para la seguridad del hogar.

Además del perro, mascota por excelencia sin importar raza o tamaño, los amantes de las especies exóticas, animales con necesidad de cuidados especiales, han popularizado la adopción de reptiles como serpientes, tortugas, lagartijas, iguanas, camaleones, geckos (cuya historia como mascota exótica es loable) y otros.

Cuidados del gecko leopardo

Al adoptarse un gecko leopardo como mascota, se debe tomar en consideración si se puede satisfacer tanto sus necesidades alimenticias, como las del medio ambiente donde vivirán, pues siendo un animal insectívoro y proveniente de zonas desérticas, hay que estar preparados para la recolección de aquello con lo que se los alimentará, así como la adaptación del sitio que se les asignará.

Es un lagarto muy ágil, afable y activo, puede permanecer solo durante el día, pero al ser elegido como mascota de niños, hay que recomendarle a éstos que deben ser cuidadosos si lo agarran para que no le hagan daño. Su adopción implica una responsabilidad a largo plazo, pues son criaturas que bien cuidadas, pueden vivir entre 15 y 20 años y siendo la mascota un miembro más de la familia, debe permanecer en ella hasta el final de su vida.

Por ser animales de hábitos nocturnos, no lo veremos durante el día; como no suelen ser animales violentos, se les puede manipular sin riesgos y en el caso de una eventual mordida, ésta no es peligrosa.

En cautiverio, su preferencia alimenticia son los grillos, pero también le gustan los gusanos de comida, los cuales se le debe suministrar vivos pues que por ser un gran cazador únicamente fijará su atención en animales que se muevan, colocarlos en un recipiente anti-escape que evitará tanto su circulación por el terrario, como que al cazarlos y comerlos pueda tragar también tierra o parte del sustrato, ya que esto les hará daño.

Hay otras recomendaciones para la buena salud del gecko leopardo cautivo, como por ejemplo que los animales que se le van a suministrar como alimento, sean rociados todos los días con polvos de calcio y dos veces por semana con vitaminas; que los gusanos no deben dárseles muy seguido porque tienen mucha grasa y esto no los beneficia y que a pesar de que es un animal de ambiente desértico, no debemos olvidar colocar en la parte fría del terrario un bebedero, con agua fresca.

Tampoco se le debe proporcionar raciones muy abundantes de comida, para evitar que los insectos que no ingiera le causen problemas al adherirse a su piel; también, para complementar su dieta, se les puede dar algo de fruta fresca y miel. Un dato interesante es que siendo su cola reservorios de grasa y agua, cuando la comida escasea, toma de allí lo que necesita.

También hay que estar pendiente de que se debe pesar al animalito por lo menos una vez al mes, llevar un registro tanto del peso, como de la regularidad con la que se alimenta, defeca o muda, porque esto ayudará a verificar mejor su estado de salud. Igualmente, como este tipo de mascota es muy propensa a contraer enfermedades que pueden ser infecciosas o nutricionales, es recomendable llevarlo al veterinario cuando se observe algún cambio en su rutina o por lo menos una vez al año, para control.

El gecko leopardo es fácil para procrear, pues si ambos, macho y hembra, están en celo, sólo hay que ponerlos juntos para que todo el proceso de los animales libres se repita. Después del apareamiento, se debe colocar en el terrario un envase con fibra de coco húmeda o vermiculita para que la hembra coloque ahí sus huevos.

Otra precaución, es que la pareja debe tener mínimo año y medio de edad, pero más importante también, es que se debe ser muy cuidadoso en cuanto al peso de la hembra (mínimo 60 grs.), pues si éste no es suficiente, el desgaste que le produce generar huevos le puede ocasionar problemas para desovar y la retención de éstos le puede causar la muerte.

Después de la puesta, es recomendable retirar los huevos del terrario y ponerlos en una incubadora, a fin de garantizar tanto el desarrollo como la vida de las crías, pues sus progenitores pueden comérselas al nacer. Dato importante a tomar en cuenta, es que puede darse el caso de que los primeros huevos pueden no ser fértiles.

El ambiente en el que viven naturalmente los geckos es desértico, lo cual facilita crear un espacio donde él se sienta a gusto. Una pecera o acuario con capacidad para unos 20 galones (75 litros, o un espacio de aproximadamente 90 x 70 x 35 cm) es suficiente para albergar a 3 geckos, donde hay que tomar en cuenta que para evitar peleas, solo uno debe ser macho adulto; pero si se trata de un solo animal, el espacio puede ser mucho menor.

El piso del acuario se debe cubrir con periódico, toallas de papel o grama artificial. No se debe usar arena, virutas de madera, grava para acuarios, ni ningún material que desprenda partículas, ya que el animalito puede ingerirlas y hacerse daño. Sobre este sustrato se deben colocar rocas, restos de troncos ramas y objetos con forma de cueva o caja, que le permitan caminar y esconderse cuando así lo requiera.

De estos últimos se debería tener uno por cada gecko que haya en el acuario, ya que cada uno escogerá un lugar distinto para resguardarse.

Es necesario que la temperatura del terrario sea cálida, por lo cual se requiere instalar un termostato que la mantenga entre 25 y 32 °C (74 a 80 °F) y que de noche no permita que baje a menos de 21°C (70 °F). También se colocará un humidificador que mantenga el nivel de humedad entre 40 y 65% y que permita aumentar dicho nivel, en las épocas de cambio de piel (cuando el animal adopta un tono blanquecino) entre 80 y 85%.

Cada semana se debe limpiar y desinfectar el terrario sea de cristal, de plástico o cualquier otro material, eliminando los malos olores y la suciedad que pueda contener, los cuales son generados principalmente por los residuos orgánicos; se deben cambiar los periódicos o papeles del piso y como los geckos suelen hacer sus necesidades en un mismo lugar, no será muy difícil recoger sus deposiciones en el mismo.

(Visited 823 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario