El Camaleón: Características, alimentación, y más

El camaleón es un animal que pertenece a la gran familia de los animales vertebrados, son una especie de reptiles con una característica predominante, su hermosa y colorida piel, la cual puede variar de color con diferentes tonalidades según el ambiente circundante.

el camaleón

Estos pequeños pero muy interesantes animales, son muy hábiles en el arte del camuflaje, según las circunstancias pueden camuflarse con el entorno, lo que los ayuda cuando se sienten amenazados por alguno de sus depredadores naturales.

En este artículo describiremos las interesantes características, que tiene este tímido y tranquilo animal; hablaremos sobre los hábitos alimenticios que tiene, sus ritos de apareamiento y para qué utiliza el más resaltante de sus atributos, el cambio de su color de piel, la cual puede expresar que se siente bajo amenaza, que está experimentando cambios en el clima que lo rodea o que quiere acercarse sin ser detectado a una posible presa de la cual puede alimentarse.

 ¿Qué es el Camaleón?

El camaleón es una especie de reptil el cual integra una población de individuos de la clase de los saurópsidos, lo cual quiere decir, que tienen entre sus características, rasgos y habilidades que tenían sus predecesores hace miles de años, presentando,por supuesto, algunas variantes evolutivas que los hacen únicos. (Ver artículo: Tipos de Reptiles)

El magnífico camaleón es un lagarto de tamaño pequeño, clasificado dentro de la suborden de reptiles junto con los exclusivos varanos, las abundantes iguanas, las diversas lagartijas y los complejos geckos, en pocas palabras, es donde están incluidos la mayoría de los reptiles existentes.

Los camaleones comparten muchas de las características de las iguanas, los cuales tienen costumbres arborícolas, con lenguas largas y ágiles, siempre listas par engullir algún insecto que esté desprevenido y se encuentre a su alcance.

el camaleón2

Existen cerca de unas 161 especies de este curioso animal, aunque muchos de los individuos de esta especie pueden encontrarse alrededor del mundo, la mayoría están localizados en el continente africano.

En algunas ocasiones el interesante pero tímido camaleón, puede mostrar diferentes tonos de color en su pelaje, de hecho, su nombre es sinónimo de cambio de colores o de características físicas.

El camaleón puede hacer estos cambios de color a voluntad, cuando siente la necesidad en su vida cotidiana de variar su color para integrar los colores del ambiente en el que se encuentre, ya sea porque se siente amenazado y quiere ocultarse de enemigos naturales o porque quiere acercarse a una presa para alimentarse, entre más cerca esté más fácilmente la alcanzará con su alargada lengua de reptil.

Estos lindos e interesantes animales, tienen cualidades que los hacen únicos, su apariencia de animal prehistórico, con una piel dura y escamosa, pero muy llamativa por sus hermosos y cambiantes colores, lo hacen uno de los reptiles más fascinantes que existen, muy buscados para comercializarlos y venderlos como exóticas y primitivas mascotas.

Los camaleones son fantásticos, ellos pueden cambiar a voluntad el tono de los colores de su piel, para lograr expresar si el ambiente donde están viviendo está cálido o frío, indicando en cada caso que está adaptándose al entorno que lo rodea.

Algunas de las especies de estos particulares reptiles, solo cambian de color como mecanismo de defensa, y pueden tener en su piel tantos patrones de colores que pueden asemejarse a un arcoiris, combinando con las plantas y el follaje existente en los lugares donde habita.

Ya sea por camuflarse como mecanismo de supervivencia, para prevenir posibles ataques de depredadores, o por cambios en el clima de su hábitat; es un animal que intriga y atrae mucho la atención de los seres humanos, los cuales resultan estar fascinados por las particularidades únicas de este hermoso animal.

Nombre científico

Los camaleones son animales vertebrados, los cuales tienen como nombre científico Chamaeleonidae, y también se les puede encontrar como Chamaeleo chamaeleon, nombre que se le asigna a los camaleones comunes.

Existen muchas variedades de esta especie, estos curiosos reptiles son endémicos del continente Africano, pero se pueden encontrar de manera abundante en Asia, y en India; también tienen presencia común en Europa y en algunos lugares de Norteamérica.

De acuerdo a la especie a la que pertenezca este hermoso animal, puede sobrevivir y adaptarse sin problemas a ambientes de jungla con abundante y húmeda vegetación, también a las abiertas y extensas sabanas donde encontrarán bastante comida en su típico y rico bioma.

El camaleón es un animal tranquilo, le gusta estar sobre los árboles, se acomoda entre las hojas desde donde se queda muy quieto, moviéndose solo para cubrir sus necesidades básicas de supervivencia, como lo son alimentarse, aparearse y esconderse de posibles riesgos que puedan poner en peligro su pausada vida.

Su particular y parsimonioso modo de comportarse, hacen del camaleón una de los animales preferidos por los amantes de la observación de la naturaleza, ya que resulta cautivante el presenciar el cambio de color que puede hacer este curioso animal, el cual es exhibido en todo su esplendor cuando quieren iniciar el ritual de apareamiento y atraer una pareja .

el camaleón17

Los camaleones son animales pequeños que al igual que los otros reptiles muda de piel, conservando sus características que le permiten enmascararse y formar parte de su entorno; sus hábitos de personalidad lo hacen un animal dócil, tímido y asustadizo, que si advierte un peligro inminente como la presencia de un ser humano, cambiará de color para poder huir y para expresar que está totalmente aterrado.

Este maravilloso animal gusta de quedarse quieto por mucho tiempo, se queda solo mirando sin responder a ningún tipo de estímulo externo.

Suelen comer muy poco y son reservados, les gusta la soledad y la manipulación excesiva por personas que lo tienen de mascota no les gusta, prefieren estar solos y sin mucha actividad, nada de grandes expediciones para alimentarse o demostraciones de fuerza con otros individuos de su misma especie.

A pesar de su falta de interés por actividades de este tipo, son animales interesantísimos con particularidades únicas, son primos de las iguanas y familiares muy cercanos de los anolis, unas pequeñas lagartijas, las cuales pueden cambiar también la coloración de su piel, y que son originarias de los países tropicales, principalmente del centro y sur del continente Americano.

El Camaleón y sus características

El camaleón es un animal lento, de ánimo pausado y hábitos solitarios, le gusta la vida en los árboles y camuflarse para pasar inadvertido ante los otros animales del entorno, no le gusta interactuar con sus vecinos cercanos y tampoco con el hombre.

Este pequeño es una especie típica del género de los reptiles que habitan en los climas templados a cálidos.

Sus dimensiones son menudas, ya que los ejemplares adultos pueden medir alrededor de 60 centímetros de largo, incluyendo su larga cola, la cual está siempre enrollada en la parte trasera de su cuerpo.

El camaleón ha evolucionado y posee dedos oponibles, los cuales le ayudan a sostenerse de las ramas de los árboles para no caerse, para cumplir con este objetivo de seguridad, también se asegura utilizando su cola prensil, la cual asegura que no descienda de golpe y pueda hacerse daño.

Estos magníficos reptiles se alimentan con facilidad de pequeños insectos, gracias a su larga, increíblemente rápida y pegajosa lengua, la que sacan de manera sorpresiva para atrapar su alimento.

Otro de sus atributos formidables, es su capacidad de mover cada uno de sus ojos por separado, como estructuras independientes, lo cual es una destreza que puede resultar muy útil para un pequeño reptil del mundo animal.

Algunos camaleones pueden tener diferencias en cuanto al peso, tamaño y a la dureza de su piel, todo de acuerdo a la raza y al ambiente donde viven y a la especie a la cual pertenezcan.

Una característica que tienen en común los ejemplares de todas las especies, es el cambio de tono en el color de la piel, el cual puede variar de acuerdo a la temperatura, el clima, y la hora del día o de la noche en que se les observe, también refleja su estado de ánimo en respuesta ante un peligro inminente o una posible pareja.

Estas criaturas son extremadamente pausadas, pueden adoptar una posición y quedarse inmóviles  durante horas, lo cual es su comportamiento natural y su estado saludable, si se le ve nervioso o inquieto es señal de que hay algo que no es normal y se siente amenazado.

Los camaleones son animales diurnos, y les gusta estar en soledad, solo en el momento de el apareamiento se acercan a otros ejemplares de su misma especie, para completar su ciclo reproductivo.

Apariencia

Los camaleones son pequeños reptiles cuyas dimensiones varían de acuerdo a su especie, comúnmente pueden tener un tamaño de entre 23 y 60 centímetros aproximadamente, con un peso aproximado de que puede ir desde unos 40 gramos hasta los 500 gramos.

Estos pintorescos animales tienen una vida larga si se cumplen los requisitos mínimos de alimentación y convivencia, ya que viven como mínimo unos 4 años hasta los 15 años en algunas especies.

El camaleón de carácter tranquilo pero solitario, no le gusta ser molestado, ni por los humanos, ni por otros animales, prefiere aislarse y esconderse saliendo de su guarida solo para comer y aparearse.

Sus hábitos los lleva a cabo durante el día, y bajo la luz del sol, busca pequeños animales vivos para cumplir con su variada dieta insectívora.

Uno de los rasgos más resaltantes de este magnífico animal son los ojos, los cuales tienen grandes proporciones, los cuales sobresalen de manera prominente a ambos lados de su cara.

Los ojos del camaleón están semi cubierto por un párpado rígido, el cual cumple el objetivo de barrera protectora, la cual tiene una pequeña abertura para que pueda hacer algo muy particular; este animal puede mover sus ojos de manera independiente uno del otro, lo cual le da una perfecta visión periférica, con un área visual de casi los 360 grados.

El camaleón tiene una visión que integra dos imágenes en paralelo, dando una información visual en tres dimensiones, lo cual es muy beneficioso, para que se acerque lo más posible con su lengua y consiga alimento.

Este particular animal tiene en sus patas unos característicos dedos que tienen forma como una pequeña garra, la cual utilizan para aferrarse a las ramas de los árboles donde les gusta estar trepados; también cuentan con una larga cola de tipo prensil, la cual llevar enrollada todo el tiempo, y la utilizan solo cuando es necesario.

Las patas con dedos opuestos y su útil cola, le sirven para pasar entre los árboles sin el peligro de que pueda caerse.

El camaleón tiene una temperatura corporal baja, como la mayoría de los reptiles, regularmente suele ser de unos 28 grados aproximadamente.

Además de tener la particularidad del cambio de color, este singular reptil hace un cambio de piel, regularmente dos veces al año.

En la cabeza del camaleón, específicamente en su cabeza, tienen una especie de cresta, de forma circular, que abarca toda la parte trasera de su pequeña cabeza, lo cual les da una apariencia se tratara de un animal prehistórico.

El camaleón tiene la ventaja sobre algunos otros reptiles de que puede ensanchar su cuerpo lo suficiente como para engullir y digerir piezas alimenticias de gran tamaño, también pueden reducir de diámetro para poder huir o camuflarse de otros depredadores.

Alimentación

El camaleón es un reptil cuya dieta se basa entera y totalmente de insectos, puede ser que en su exploración en busca de alimento, lleguen a probar con su pegajosa lengua algún trozo de fruta que esté a su alcance, pero prefieren el alimento que esté vivo.

Estos singulares animales no comen con mucha frecuencia, y entre sus platillos preferidos están los saltamontes, los grillos, las cucarachas, las arañas pequeñas, los insectos palo, las mantis religiosas, y los gusanos, específicamente le gustan los gusanos de seda. (Ver artículo: Características de los reptiles)

Cuando sientes la necesidad de comer, los camaleones exploran, observan y esperan a detectar una presa que les despierte el instinto de querer devorarla.

Se acercan a ella, con lentitud, como es su naturaleza y ayudándose con el intrincado patrón de color que tiene y cambia a voluntad, puede llegar lo suficientemente cerca de un insecto sin que este se de cuenta del peligro que corre.

Luego de esto y cuando tiene la oportunidad saca la lengua increíblemente veloz y como tiene la punta pegajosa, su víctima se queda enganchada sin posibilidad de huir, en un movimiento raudo y violento; se la meten en la boca, para ingerirla por completo.

Es importante que las presas que se le den al camaleón que se tiene en cautiverio, como mascota, sean de un tamaño adecuado, ya que ellos la introducen entera en la boca para luego engullirla sin piedad.

Cuando se trata de especies criadas en cautiverio se les tiene que variar el tipo de insecto que se les pone para su comida, no invadir su espacio con demasiados insectos vivos ya que come de manera eventual, no se le pueden dar presas muy grandes u otros vertebrados así tengan el tamaño adecuado, porque sufrirá problemas digestivos y morirá.

El método para cazar sus presas es simple pero eficaz, detectan el movimiento de los pequeños insectos, basados en su buena vista, ya que como sus ojos tienen movimientos independientes uno del otro, pueden darle una visión periférica de casi 360 grados, por lo cual se les hace fácil el encontrar presas para alimentarse.

El camaleón tiene como costumbre el comer por la mañana, lo cual le facilita la digestión de las presas ingeridas, lo cual se le hace más difícil en las horas nocturnas, ya que él baja la temperatura de su cuerpo, y se queda inmóvil para dormir, lo cual no favorece el proceso de digestión de alimentos.

Es una característica común de todos los reptiles que se lleven los animales que logran atrapar como alimento, enteros a la boca, para luego, proceder a iniciar un lento proceso de digestión. (Ver artículo: Reptiles)

Una de las diferencias que tienen con otros ejemplares de la familia de los reptiles es que su cacería es netamente diurna, por la noche no tienen ninguna actividad que les haga moverse del sitio que eligen para pernoctar.

Hábitat

El camaleón gusta de ambientes forestales, abundantes en vegetación y alimento. Se encuentra tranquilo en su pausado y solitario modo de vida, en todo tipo de bosques tropicales, donde la flora y la fauna le proporcionen un cómodo y rico lugar donde establecerse. (Ver artículo: Hábitat de los reptiles)

En los ecosistemas de montaña, donde la flora es abundante y hay grandes árboles frutales que atraen todo tipo de insectos, le resultan un paraíso irresistible; lo mismo ocurre con el ambiente selvático, el cual les favorece por la infinidad de árboles frondosos listos para que los ocupe y los tome como su refugio.

Ocasionalmente, los camaleones viven en el desierto, dependiendo de la especie, se pueden adaptar a las altas temperaturas y al abrasante sol de estos inclementes climas desérticos.

Algunos camaleones se sienten cómodos en las sabanas, donde abundan las frutas y los insectos que ellas suelen atraer, los cuales les proporcionan suficiente alimento como para que se queden y hagan de los sabanales su lugar favorito.

Los lugares donde se distribuyen va desde África y Asia; aunque proporcionalmente se ubican más en la isla de Madagascar, España, Portugal, Sri Lanka, el sur de la India, el Medio Oriente y en algunas islas del oeste del océano Índico. También pueden observarse en Hawái, California y Florida en los Estados Unidos, pero no llegaron allí de manera natural, si no que fueron introducidas por el hombre.

En cuanto a su distribución en el mundo existen distintas especies de camaleones localizados en su mayoría en el continente Africano, y en Madagascar, algunas especies están en Sri Lanka, en estos lugares el tipo de clima y vegetación son favorables para su hábitat y reproducción.

En la India y en Asia, suelen ser abundantes los ejemplares que pueden encontrarse además de la diversidad de especies, los cuales se piensa que fueron introducidos a propósito por el hombre hace muchos años, como mascotas y para embellecer los espacios con sus hermosos colores.

A los camaleones les gusta vivir sobre los árboles, en ambientes con frondosos y numerosos árboles, también en matorrales, donde abunden los arbustos pequeños y las plantas no de mucha altura pero sí con bastantes hojas; algunas veces los camaleones se esconden bajos las hojas que están a ras del suelo.

En Europa, los camaleones son considerados una especie en peligro de extinción, actualmente sólo existen unos pocos de ellos, el cual puede ubicarse en algunos lugares específicos de España; también hay ejemplares de esta especie en Portugal, siendo más abundantes en la región de Murcia y en el Algarve.

En la riviera Italiana existen poblaciones con algunos especímenes al igual que en la zona de Creta, al sur de Grecia, existen ejemplares pertenecientes a la especie de Chamaeleo africanus, introducido a estos lugares desde tiempos muy antiguos por los egipcios.

Especies del camaleón

Los camaleones están clasificados en 2 subfamilias, según sus características físicas,;están divididos siguiendo el criterio del tamaño, los que tienen dimensiones normales, es decir los que vemos comúnmente en la naturaleza, y los diminutos especímenes de camaleones enanos, los cuales se diferencian en tamaño y características físicas de sus primos cercanos.

Entre los de la familia de camaleones de tamaño regular, tenemos las siguientes subespecies:

  • Bradypodion.

Se localizan al sur de África y son 25 especies diferentes.

  • Calumma.

Están en Madagascar y se contabilizan 31 especies de esta clasificación.

  • Chamaeleo.

Existen unas 14 especies de estos ejemplares, agrupadas en las áreas de Europa, África y Asia.

  • Furcifer.

Hay 22 especies pertenecientes a esta subdivisión ubicandose solo en Madagascar y Comoras.

  • Kinyongia.

Se localizan en el continente africano en las áridas tierras de clima cálido, las 18 especies que existen.

  • Nadzikambia.

Hay dos especies repartidas entre los países de Mozambique y Malaui.

  • Archaius.

Solo tienen 1 especie que pertenece a esta familia de reptiles ubicados en su mayoría en las Islas Seychelles.

La otra clasificación corresponde a los camaleones enanos, entre los cuales podemos encontrar:

  • Brookesia.

Existen 30 especies de este tipo de camaleón solo en Madagascar.

  • Rhampholeon:

Están ubicados en la parte este de África y se cuentan 18 especies en total.

  • Rieppeleon.

También localizados en gran parte de las tierras africanas, son 3 especies en esta extensa zona.

Reproducción

El camaleón llega a su madurez entre los 4 meses y los 10 meses de edad, es en este periodo, en que hacen su primer cambio de piel y es cuando comienzan los cambios de color, los cuales no pueden hacer cuando son más jóvenes.

La hembra de la especie trae al mundo las crías de manera ovípara, es decir, coloca los huevos resultantes de la actividad reproductora de manera externa, que regularmente llevan a cabo en verano y cuando recién comienza el otoño.

Para fecundarla, el macho persigue la hembra hasta conseguir su objetivo, una parte del cortejo consiste en cambios de color y acercamientos entre los dos géneros de la especie. (Ver artículo: Reproducción de los reptiles)

Cuando ya se ha terminado el proceso, la hembra fecundada no deja que se acerquen otros machos de la especie, es más, se muestra agresiva y solitaria.

Para poner los huevos, ella excava un agujero en el suelo, cerca de la vegetación para protegerlos, esto sucede con regularidad en el mes de octubre de cada año; la cantidad de huevos puede variar de acuerdo a cada animal, pero es frecuente que sean entre 7 y hasta 40 huevos en las hembras más prolíficas.

La eclosión de las nuevas crías se hará hasta el verano siguiente, en un periodo que va desde los 6 a los 18 meses de incubación, para tener nuevos ejemplares de camaleón.

Cuando finalmente nacen las crías, deben enfrentarse al mundo por sí mismas, ya que la madre pone los huevos en los huecos o túneles bajo tierra y se aleja, olvidándose de sus propios huevos.

Cuidados

El camaleón es un animal que realmente necesita pocos cuidados, ellos gustan de su vida solitaria, de poca actividad y de su caza nocturna para esporádicamente saciar su apetito.

A las especies que viven de manera silvestre se ven amenazadas por la contaminación de las áreas verdes, la cual destruye su hábitat, haciéndolos moverse a otros sitios en busca de alimento.

La tala y quema de los árboles los hace perder su refugio y sustento, muchas veces mermando la especie.

El comercio indiscriminado de estos animales para ser vendidos como mascotas, los afecta grandemente, ya que muchas veces al ser sacados de su hábitat mueren irremediablemente.

A los que viven en cautiverio, se les debe adecuar un área de un tamaño considerable, con follaje y espacio para que pueda esconderse y estar lo más parecido a su hábitat.

Para darle de comer se le deben dar insectos vivos, que pueda atrapar y comer como si estuviera en su medio ambiente natural.

No se debe introducir demasiada comida en su espacio ya que no le gustan ingerir piezas que tengan mucho tiempo de muertas.

Estos animales no comen todo el tiempo y beben poca agua también, la cual debe estar limpia y clara.

¿Como cambia de color el camaleón?

La característica más resaltante de los camaleones es su cambio de color, ya que de manera hábil y de un momento a otro, pueden cambiar el tono de su piel y confundirse con el entorno, o a veces muestran todo un carnaval de alegría con colores vivos.

Esta particularidad la desarrollan a partir de los 4 meses de edad, luego de la primera muda de piel.

Cuando son muy jóvenes, por lo general son de un color gris pardo, y de a poco aparecen primero los tonos verdes, luego los turquesas, azulados y finalmente los más oscuros como las manchas en negro.

Además de servir de camuflaje, los cambios de color les sirven para comunicar, miedo, disgusto y furia para pelear con un adversario. Pueden manifestar también su inconformidad con el clima si tienen mucho calor adoptan colores claros y si su condición es óptima, lucirán lindos y brillantes colores.

Estos cambios son posibles gracias a sus células de pigmentos que tienen en la dermis, las cuales están por debajo de la epidermis, la cual es regularmente transparente.

En cada capa de la piel tiene este tipo de células que según su composición reflejarán un color determinado, por ejemplo, los cromatóforos son responsables de los tonos amarillos y rojos, los guanóforos reflejan el color azul en todas sus tonalidades, y la combinación entre estos da los tonos verdes.

También tiene el camaleón en su piel los melanóforos, los cuales regulan el brillo que destella cada color y la distribución de los patrones de color que pueden lucir estos hermosos animales.

(Visited 3.000 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario