Aprende todo sobre la increíble Cobra reticulada

En este artículo hablaremos de la cobra reticulada o mejor conocida como pitón reticulada que es una de las serpientes más grandes del mundo, también hablaremos de sus características, alimentación entre otras cosas sobre esta impresionante especie.

cobra reticulada

La Cobra reticulada

La cobra reticulada o pitón reticulada (nombre científico Malayopython reticulatus) es una culebra que forma parte del grupo Pythonidae, que es endémica del Sureste de Asia y la Wallacea (zona natural compuesta por áreas de Indonesia y de Timor Oriental).

Es la especie de serpientes que tiene los ejemplares de más largos que se conozcan, pueden llegar a pasar algunos ejemplares los 8 m de longitud y un peso corporal de 135 kg, pero estas serpientes cuando se encuentran en cautiverio no excede los 6.5 m de longitud.

En la actualidad hay un debate sobre cuál es la culebra más grande del mundo. Algunos investigadores votan por la cobra pitón y otros están a favor de la anaconda. La anaconda es la especie de mayor peso; pero los ejemplares de mayor longitud que se han encontrado han resultado ejemplares de la pitón reticulada.

La cobra reticulada o pitón reticulada se encuentra en El Libro Guinness de los Récords por ser la mayor especie de serpiente que fue apresada en la isla de Célebes, en Indonesia, en el año 1912. Este ejemplar medía unos 10,32 m de longitud en el instante que se encontró.

cobra reticulada

En el 2004, en un parque ubicado al sur de la isla de Sumatra, también territorio de Indonesia, se presentó un ejemplar de la cobra reticulada que se pensaba que tenía las mayores dimensiones (media 14,85 m de longitud, 85 cm de diámetro y pesaba unos 254 kg), pero después se dieron cuenta que no era mayor que el ejemplar que tenía el récord del año 1912).

En el mes de abril de 2016 se atrapó una gran cobra reticulada que se encontraba en la isla de Penang, Malasia, que oficialmente medía unos 8 m de largo y pesaba unos 250 kg de peso​. Pero posteriormente se dieron cuenta que únicamente media unos 7,5 m de largo.​

La cobra reticulada más grande que existe en la actualidad en cautividad es un ejemplar que se llama”Medusa”, que forma parte de una casa de los horrores llamada The Edge of Hell Haunted House que se encuentra ubicada en Kansas city. Este ejemplar mide 7,67 m de largo y pesa 158,8 kg.​ (ver artículo: hábitat de los reptiles).

La cobra reticulada tiene la cabeza de forma alargada, el hocico ancho y parcialmente plano, a parte tiene una boca impresionante que está provista de una centena de dientes. Los ojos resaltan por ser de color amarillo anaranjado y tiene la pupila de color negro brillante.

Tiene un cuerpo muy largo, fuerte y flexible con una llamativa piel con tonos amarillos, pardos y ocres en la zona dorsal y en los laterales, se van aclarando hasta llegar a la cara ventral, que es prácticamente de color blanco. Tiene una líneas de color negro que demarcan las manchas de forma reticular hexagonales que son de color pardo oscuro, y que se agrandan en los costados.

Cobra reticulada enana

Se han presentado algunas cobras reticuladas enanas en el momento de el nacimiento, lo que otorga la oportunidad  de criar las cobras (morfos) pero en un tamaño menor, que facilita el mantenimiento a la gran mayoría de los fanáticos de la serpientes.

Los morfos enanos que resultan son verdaderamente increíbles. Existen distintas variedades de cobras reticuladas enanas que llegan a alcanzar distintos tamaños cuando se encuentran en su etapa adulta, esto va a depender del porcentaje de sangre enana que presente la serpiente.

Alimentación

La cobra pitón reticulada se alimenta de otros animales que captura en el transcurso de la noche, a las que traga o engulle completas. El tamaño de la presa va a depender del tamaño de la cobra, comerá animales más grandes o más pequeños, como pueden ser roedores de diferentes tamaños, aves y otra clase de reptiles. Los ejemplares que son de mayor tamaño pueden llegar a cazar monos, venados, jabalíes, pavos, e inclusive hasta leopardos.

cobra reticulada

La cobra reticulada o pitón unida a la anaconda verde, son las culebras que tienen la capacidad de capturar presas de mayor tamaño. Por otro lado, los únicos depredadores que tienen la cobras reticuladas son los tigres, los leopardos, las cobras reales y los cocodrilos que tienen tamaño razonable.

Comparada con la anaconda, la cobra pitón reticulada es muy veloz y ágil, y tiene la capacidad de trepar a los árboles para poder cazar a sus presas, como por ejemplo los monos. Aunque no es tan robusta como lo es la anaconda, la cobra podría llegar a considerar a los seres humanos como una posible presa, el ejemplo está en algunos ataques que se han reportado; y tiene la fuerza y amplitud de mandíbula que se requiere para matar y tragar a un ser humano adulto.

Incubación

Más o menos dos meses posteriores el apareamiento, la cobra hembra coloca una enorme cantidad de huevos dentro del nido hecho de hierbas, envolviendo con su cuerpo los huevos para lograr mantener una temperatura por encima a la del medio ambiente. Transcurridos unos 70 u 80 días los huevos comienzan a eclosionar y salen unas crías que miden más o menos unos 60-70 cm, incrementando su tamaño durante los primeros cuatro o cinco años de vida.

cobra reticulada

Distribución

La cobra reticulada es de origen de los países de Asia sudoriental, Indonesia y Filipinas; vive en las selvas húmedas enrolladas entre ramas de los árboles regularmente medio muertos, y en áreas cerca de el agua, porque también tiene la capacidad de nadar distancias largas. Tiene hábitos nocturnos, se la puede encontrar en los sitios más insospechados, inclusive hasta dentro de las viviendas o en los almacenes de los barcos. (Ver artículo: roedores)

Vida en cautiverio

En importante tener una atención especial a la seguridad; no es una especie para comenzar con la cría de reptiles, y se debe tener especial atención cuando se reside con niños y ancianos. Son ejemplares con tanta fuerza que pueden romper cristales de algún terrario.

También se debe tener en cuenta que requieren un lugar amplio para su estadía, debido por su enorme tamaño; y como le gusta nadar, debería tener un área para bañarse que tenga agua a temperatura ambiente. La temperatura se debe mantener entre unos 25 a 30º C, bajándose de 2 a 5º durante las noches.

Los ejemplares de la cobra pitón reticulada que vive en cautiverio pueden llegar a medir unos 5 m de largo aproximadamente. Si están habituadas desde muy jóvenes al cautiverio, son muy tranquilas y pacíficas con la persona que la cuida, aunque siempre existe la posibilidad de algún ejemplar pueda morder, llegando a causar heridas de gravedad, esto más que todo puede pasar con los ejemplares jóvenes.

cobra reticulada

La alimentación de estas serpientes es muy sencilla, a medida que pasa el tiempo se deben adecuar las presas al tamaño que tenga la serpiente. Se alimentan de manera fácil con los animales vivos que usualmente lograría cazar viviendo en libertad, como son los roedores, las cobayas o los pollitos, una presa una vez al mes, más o menos.

Las cobras reticuladas se encuentran muy canalizadas a la comida, adoran comer. La gran mayoría inician comiendo presas vivas, pero se pueden llegar a sustituir por alimentos congelados/descongelados y por animales recién muertos.

Es importante que las presas para su alimentación ,sean proporcionarles a la zona más gruesa de el cuerpo de la cobra, y se le den con intervalos de siete a diez días.

Las cobras reticuladas cuando son alimentadas con más frecuencia tienden a crecer con más rapidez y pueden llegar a alcanzar medidas de longitudes muy superiores, pero también las cobras que están sobrealimentadas pueden llegar a desarrollar algunos problemas de salud, como cualquier otro animal. En cautiverio las cobras reticuladas pueden vivir hasta los veinticinco años.

Manipulación

Los bebés de las cobras reticuladas se pueden poner nerviosos por tener a los seres humanos a su alrededor y pueden silbar o inclusive intentar atacar. Pero con un manejo constante todos los días, se pueden volver confiados.

Las cobras reticuladas que se adecuaron al medio ambiente (en cautiverio) tienen una respuesta de alimentación, por lo que cada vez que se abre la jaula esperan el alimento y si lo que se pretende es agarrarlas, existe el riesgo de ser atacados con una mordida.

cobra reticulada

Para que esto no suceda hay que demostrarle a la serpiente que no la están alimentando, previamente a tratar de tocarla. ¿Cómo se hace? Una forma podría ser utilizar un rollo de papel secante, lo que no le causará daño a los dientes de la culebra si intenta morder, para poder acariciar a la cobra por encima de su cabeza hasta que logre alejarse y ya no se encuentre buscando un objetivo para atacar y engullir. Una vez que esto pasa, entonces se puede agarrar a la serpiente con las manos.

Una vez que se encuentran por fuera de sus jaulas, las cobras reticuladas usualmente son muy abiertas a que sean manipuladas. Es recomendable, tener a otra persona que tenga experiencia, cerca y tratar de mantener la cabeza de la serpiente apuntando lejos de las personas que se encuentren cerca de el animal en ese instante, para evitar cualquier accidente.

(Visited 106 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario