Descubra las principales características de las serpientes

La serpiente, un reptil temido por el ser humano y que en el presente artículo hablaremos de las características de las serpientes, de su cuerpo, alimentación, reproducción hábitat y algo más.

características de las serpientes

Las Serpientes: ¿Qué son?

Las serpientes, forman parte de el suborden de las Serpientes, se piensa que tienen su origen de alguna clase de lagarto, aunque realmente no ha sido confirmado por los investigadores.

Las serpientes, también llamadas ofidios, son reptiles que no poseen patas y que tienen un cuerpo alargado. La serpiente pitón es la única, ha logrado desarrollar unas pequeñas extremidades a lo largo del tiempo. Se pueden encontrar alrededor de unas 3.400 especies de esta serpiente en todo el planeta, éste número va en aumento constantemente partiendo de las nuevos descubrimientos e investigaciones realizadas por los científicos.

Características de las serpientes

Una de las principales características de las serpientes es que tienen un cuerpo extenso y de forma cilíndrica, con dimensiones muy variadas, que pueden ir desde unos pocos centímetros hasta varios metros de longitud, siempre dependiendo de la especie. Además tienen piel con escamas, las cuales cumplen la función de disminuir la fricción que se presenta cuando se realiza el movimiento para desplazarse.

Su alimentación

Todas las especies de serpientes comen carne, no hay ninguna que no lo haga. En su dieta alimenticia están incluidos las aves, los anfibios, los mamíferos, los peces, los insectos y otros reptiles, estando incluso las de su misma especie. Las serpientes no mastican, ingieren a sus víctimas enteras.

Pueden engullir animales muchos más grandes que ellas (tres veces su tamaño), cuando se encuentran totalmente satisfechas entran en un estado de letargo, para realizar la digestión y reponer las energías gastadas durante todo este proceso. En el caso de que la presa sea de gran tamaño, la serpiente puede estar sin comer por muchos meses. En el caso de las serpientes venenosas, utilizan dicho veneno para atrapar y matar a sus víctimas antes de comérselas.

Las serpientes, posteriormente a alimentarse abundantemente, buscarán un sitio cómodo y tranquilo para poder digerir la comida, deben mantenerse quitas para ahorrar energía para que su organismo pueda realizar la digestión de forma adecuada. El  proceso de la digestión, puede tardar algunos días inclusive meses, es por esto, que algunas serpientes únicamente se alimentan pocas veces durante el año.

características de las serpientes

Si una serpiente presiente una amenaza puede llegar a vomitar el alimento para poder moverse y escapar de los enemigos; si logra escapar más tarde regresará y consumirá nuevamente dicho alimento. Una vez que a finalizado la digestión, la serpiente vomita los huesos y las otras partes que no pudo digerir, porque no puede pasar por medio de su sistema, realmente esto no es un espectáculo deseable.

La Apertura mandibular

Las serpientes tienen músculos ubicados en la mandíbula inferior, lo que les permite abrir sus bocas llegando a alcanzar dimensiones increíbles. Esto les permite engullir a sus presas con más facilidad y poder consumir animales que mucho más grandes que ellas. (ver artículo: cobra escupidora).

El hábitat

Las serpientes están presentes en todo el globo. Se encuentran repartidas por todo el planeta, excepto algunas zonas subárticas, árticas y antárticas, y ciertas islas mencionando a Islandia.

Debido a las heladas e insufribles temperaturas que existen en las zonas de las grandes montañas, tampoco pueden sobrevivir en altas altitudes (4900m).

Como pasa con todos los reptiles, tanto por su anatomía como por su sangre fría no tienen posibilidades de poder vivir en ambientes con temperaturas de frío extremo, por esto es que la mayoría de las serpientes se encuentran concentradas en zonas tropicales y subtropicales donde la temperatura es más cálida. Solamente algunas especies logran adaptarse a ciertas zonas que tienen temperaturas bajas, pero que no llegan a la congelación.

características de las serpientes

Los continentes: África, América, Asia, y parte de Oceanía son el hogar perfecto para las más de 3,000 especies de serpientes que hay registradas en la actualidad, tanto a nivel terrestre como acuático. Todas las serpientes marinas se integran al grupo Elapidae, pero son parte del subgrupo Hydrophiinae, esto las distingue del resto de las serpientes.

En el continente Africano se ubican una gran cantidad de serpientes venenosas y constrictoras, que son reconocidas como las más tóxicas del mundo. Entre las serpientes venenosas tenemos: la mamba negra (nombre científico Dendroaspis polylepis), la mamba verde (nombre científico Dendroaspis jamesoni) y la cobra de el bosque (nombre científico Naja melanoleuca).

Por el grupo de las serpientes constrictoras están: la pitón de Seba (nombre científico Python sebae) y la pitón de Angola (nombre científico Python anchietae).

En el continente Americano también hay serpientes que habitan distintas clases de hábitats; comenzando por los ambientes secos y semiáridos, y terminando en las selvas húmedas que tienen lluvias frecuentes. La culebra oliva (nombre científico Senticolis triaspis), la culebra parda de Kay (nombre científico Storeria dekayi).

características de las serpientes

La peligrosa Crotalus horridus, la serpiente cabeza de cobre (nombre científico Agkistrodon contortrix) y ciertas serpientes de coral (familia Elapidae) son solamente unos ejemplos de la diversidad de especies que hay dentro de el continente. (ver artículo serpientes marinas)

En el continente Asiático también habitan las más espectaculares pero peligrosas y mortales serpientes. La famosa y gigante pitón reticulada (nombre científico Python reticulatus), la Boa de Whitaker (nombre científico Eryx whitakeri) y la boa Gongylophis conicus son 3 de las serpientes constrictoras que viven en este continente.

La víbora de Russell (nombre científico Daboia russelii), la cobra india (nombre científico Naja naja) y la krait con bandas de Taiwán (nombre científico Bungarus multicinctus) son claros ejemplos de las serpientes venenosas que habitan en este continente.

Australia no tiene gran cantidad de serpientes, pero puede alardear de tener a la serpiente terrestre más letal de todas que es: la taipán del interior (nombre científico Oxyuranus microlepidotus), continuando con la taipán de la costa (nombre científico Oxyuranus scutellatus) y siguiendo con la serpiente marrón oriental (nombre científico Pseudonaja textilis), todas especies muy venenosas.

características de las serpientes

El hábitat las serpientes es bastante diverso. Algunas se ubican en un entorno que es muy seco y desértico, como las serpientes que forman parte de la familia Crotalinae, también conocidas por su particular cascabel; otras se ubican muy adentro de las enigmáticas y húmedas selvas tanto de Venezuela como de Brasil: las anacondas.

Su reproducción

Casi todas las serpientes tienen una reproducción ovípara, es decir que ponen huevos, que presentan fertilización interna. Las boas, los crótalos y las víboras son la excepción a esta regla, son ovovivípara es decir que incuba los huevos dentro del cuerpo de la madre. Estas especies alumbran individuos totalmente formados, manteniendo los huevos en el interior de sus cuerpos hasta el momento en que las crías se puedan desenvolver de una forma independiente.

La Estructura corporal

La estructura flexible que tienen los huesos y la libertad que poseen las articulaciones, les permiten desplazarse con suma facilidad y lograr adaptarse a las diferentes necesidades. Esto les ayuda a aumentar sus posibilidades en relación a la cacería frente a sus enemigos de mayores dimensiones.

Su esqueleto se encuentra conformado por un gran número de vértebras, alrededor de unas 200 y de unas 400 en el caso de la pitón. La mandíbula se encuentra unida al cráneo de forma muy débil, y tiene músculos muy fuertes que le dan la posibilidad de abrirla de una manera que sorprenden, para facilitar el poder engullir a sus presas completamente enteras.

Las serpientes se desplazan en el suelo por medio de movimientos oscilantes y laterales, que realiza en contacto directo con la superficie que tiene debajo de su cuerpo. Esta es una característica que comparten con otra clase de reptiles.

características de las serpientes

Los sentidos

Las serpientes no tienen muy evolucionado el sentido del oído, porque tienen un órgano muy básico que se dedica a realizar esta función. Además, no tienen oído externo.

Como sentido auxiliar del precario sentido del oído se encuentra su sentido del olfato, su particular lengua bífida es usada constantemente, pues con ella puede recogen las partículas que se encuentran en el aire para llevarlas a un órgano sensorial que tienen que se llama órgano de Jacobson, que le ayuda a encontrar pareja para realizar la reproducción, para detectar a los predadores y ubicar a las presas.

También tienen unas cavidades con capacidades termoreceptoras muy cercanas a los ojos, con las que pueden detectar el calor. Aunque su sentido auditivo es muy pobre, los huesos de la mandíbula tienen la capacidad de percibir las vibraciones del suelo.

características de las serpientes

La piel

La piel resplandeciente de las serpientes está creada por escamas que utilizan para poder agarrarse a las superficies y no resbalarse. Esta piel se muda de manera periódica y de forma completa, es como si se quitaran un guante. Esta muda es necesaria para poder regenerar la piel que puede encontrarse lastimada y para eliminar los parásitos externos que pueda tener instalados.

Las serpientes cambian la piel en diferentes etapas de su vida y de manera permanente, esto se debe a dos cosas: por una parte, la muda significa crecimiento o un cambio de fase y, por otra parte, les permite poder recuperarse del desgaste que presenta la piel provocado por su manera de desplazarse y por las diferentes condiciones de vida.

El color de la piel de las serpientes mayormente les ayuda a camuflarse en su hábitat natural. Las serpientes que habitan en el desierto usualmente son colores marrones o naranjas para mimetizarse con los suelos arenosos, y por otra parte, algunas serpientes de hábitats más selváticos son de color verde o marrón para pasar desapercibido entre las ramas de los árboles o en los sitios que están cubiertos de pasto y tierra.

Es asombroso ver cómo la naturaleza las prepara para poder sobrevivir dentro de su entorno salvaje.

características de las serpientes

(Visited 231 times, 1 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario