Bacterias Patógenas: características, tipos, y más

Este tipo de bacterias denominadas patógenas, son los microorganismos que arremeten contra el organismo del ser humano. En este sentido, las mismas se contraponen a los microorganismos denominadas saprofitas, donde se encuentran presentes en los individuos vivos y que se llegan a suministrar de materia orgánica muerta, sin que esta bacteria llegue a exponer ciertos mecanismos para poder defenderse.

¿Qué son las bacterias patógenas?

Antes de entrar a conocer a cerca de estas bacterias patógenas, nos adentraremos a conocer primero a cerca de las bacterias de forma más genérica. En este sentido, se sabe que los seres vivos se clasifican en la actualidad en tres imperios: las denominadas arqueas (Archaea), los eucariontes (Eukarya) y las bacterias (Bacteria), que es lo que estudiaremos.

Ahora bien, dentro de estos imperios, específicamente en lo que atañe a la denominada arqueas y las bacterias, se engloban a los microorganismos procariotas, es decir, aquellos organismos donde sus células no poseen un núcleo celular bien jerarquizado.

En tanto y en lo que respecta al imperio de los eucariontes, se encuadra a los seres con vidas más conocidas y algo más complejas, como lo son las plantas, los animales, los protistas, y los hongos.

En este sentido, la definición de “bacteria” se empleó desde su inicio en la gran mayoría de los microorganismos de tipo procariotas. Sin embargo, la historia molecular de estos microorganismos ha podido demostrar que los denominados procariotas se llegan a dividir en dos vertientes.

Desde su inicio eran denominados  eubacteria y archaebacteria, sin embargo, actualmente estos nombres fueron renombrados, quedando bajo la denominación de bacteria y archaea, que llegaron a transformarse de forma independiente, a pesar de ambos tenían un antecesor común. (ver artículo: Bacterias Coco).

Estos dos imperios, de seguida con el denominado eukarya o eucariontes, son los que llegan a formar los pilares fundamentales de este sistema, que aún en la actualidad persiste y catalogado como el sistema de clasificación más extenso y empleado en la rama de la bacteriología.

Es importante acotar que la terminación mónera, en la actualidad no es utilizada y se encuentra en desuso, ya que en tiempos posteriores, esta clasificación, en el caso de los cinco reinos, llegaba a tener un mismo significado esta terminología, es decir, procariota. Sin embargo, así como se ha explicado sigue siendo utilizado en los libros y textos.

En cuanto a los ancestros de los microorganismos procariotas, estos mismos fueron uno de tantos en ser las primeras células que lograron expandirse en los alrededores de la tierra, es decir, se calcula desde hace por lo menos unos tres mil ochocientos (3.800) ó cuatro mil (4.000) millones años atrás.

Sin embargo, en lo que respecta al transcurso de alrededor de los tres mil 3.000 millones de años, muchos de estos organismos continuaron siendo muy pequeños, si se quiere microscópicos, aunque lo más posibles es que las bacterias y las arqueas llegaron a ser los microorganismos, donde su desarrollo de vida, era la más prevalecientes.

Se han descubierto en la actualidad la existencia de vestigios bacterianos, entre los que se pueden mencionar los estromatolitos, sin embargo, en la mayoría de estos microorganismos al no tener bien conservada su morfología, para lograr hacer una distinción más clara, no se llegaron a utilizar para realizar un estudio profundo en la historia de su evolución bacteriana, o a cerca de su origen sobre cualquiera de las especies bacterianas que se encontraban en ese momento del tiempo.

Aunque existen patrones genéticos que sí se pueden llegar a emplearse para lograr reedificar el desarrollo evolutivo de los seres vivos, ya que en base a esta preparación surgen opiniones de que las arqueas y los eucariontes se encuentran más entrelazados entre sí, son las mismas bacterias.

bacterias-patógenas

En este sentido, se han llegado a discusiones, planteando interrogantes, donde aún no se establece si los primeros organismos procariotas fueron las bacterias o las arqueas. En este punto, alguno que otro investigador plantea que la bacteria en su forma genérica tuvo el control más antiguo, a partir de los microorganismos, que hasta el momento se conoce como archaea y eukarya, originándose a partir de él, mientras que otra parte de los científicos estiman que la potestad más antigua estuvo en la archaea.

Se han realizado teorías estableciendo que el ancestro común de las bacterias y las arqueas podría llegar a ser un hipertermófilo, es decir, un organismo que se encuentran en temperaturas altas y que llegó a vivir desde los dos mil quinientos (2.500) y tres mil doscientos (3.200) millones de años atrás.

En cambio, otros científicos sostienen que tanto archaea como la eukarya son relativamente recientes, es decir, desde por lo menos hace unos novecientos (900) millones de años atrás y que llegaron a evolucionar desde una bacteria denominada Gram-positiva.

Este tipo de bacteria se caracteriza por tornarse de color azul o morado, dada su condición de poder infiltrarse en las células por medio de la pared bacteriana, sustituyendo de peptidoglicano, que es una cadena plasmática, por otra denominada glicoproteína, que son moléculas compuesta por proteínas, dando como resultado a un microorganismo denominado neomura.

Siendo así el caso, se cree que el antecesor de los eucariontes se encontraba relacionado con las arqueas, que es el microorganismo antes mencionado denominado neomura, donde llegó a ingerirse junto con una bacteria rica en proteínas sin que él mismo se haya procesado completamente, y por lo tanto dio como resultado a las mitocondrias.

Ahora bien, en el caso de las bacterias patógenas estas son microorganismos que ocasionan padecimientos que resultan ser muy graves en el ser humano. Si bien es cierto que generalmente las bacterias se conocen por ser inofensivas o beneficiosas, un pequeño número de bacterias llegan a ser catalogadas de patógenas.

En este sentido, hay que saber que la dolencia bacteriana más habitual es la tuberculosis, ocasionada específicamente por una bacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, organismo bacteriano que llegó a causar alrededor de los dos (2) millones de fallecimientos en personas durante el transcurso de un año, sobre todo en territorio Africano.

Por otro lado, las bacterias patógenas llegan a apoyar otras infecciones a nivel mundial de suma importancia, por ejemplo la neumonía, donde la misma es provocada por las bacterias del Streptococcus y Pseudomonas, de igual forma ciertas afecciones relacionadas con alimentos, tales como las bacterias como ShigellaCampylobacter y Salmonella.

Las bacterias patógenas por otra parte, llegan a ocasionar otras afecciones como la gonorrea y otro tanto que le son propias tal como lo son el tétanos, la lepra, la difteria, la fiebre tifoidea, y la sífilis.

Aunque tal y como se mencionó anteriormente, las bacterias patógenas son concretas, ya que en base a una bacteria en específico se llega a derivar una enfermedad en concreto, en este sentido, únicamente una fracción muy reducida de bacterias patógenas ocasionan padecimientos a las personas en específico, siendo que se pudo demostrar que alrededor de unas ciento cincuenta y un mil quinientas (151.500) especies halladas, sólo unas cinco mil 5.000 son patógenas.

Estos organismos microscópicos, llegan a medir dentro de un alrededor de los cero punto cinco (0.5) y tres (3) micras o micrómetros (μm) de largo, con una formación muy diversa. Los mismos presentan una única célula, por lo que llegan a ser catalogados como organismos unicelulares. (ver artículo: Entamoeba Histolytica).

Estas mismas bacterias patógenas llegan a adentrarse en el organismo de los seres humanos, llegando a ocasionar dolencias que resultan ser graves mientras se desenvuelven, y van en deteriorando del organismo. Sin embargo, pueden llegar a eliminarse de manera natural por medio de las células del organismo, donde reconoce a dichas bacterias como extrañas.

Características

Una de las características más importantes de las bacterias patógenas, es que estos organismos son en su totalidad son eubacterias, es decir, bacterias que poseen un tamaño muy reducido, es decir, medido en micrómetros. Siendo este mismo organismo catalogado como procariotas, donde no poseen un núcleo determinado, pero a su vez son células unicelulares.

El tamaño medio de las bacterias patógenas es de aproximadamente una (01) micra, de igual forma esta misma bacteria puede llegar a alcanzar distintas estructuras, desde los bacilos, los espirilos, cocos y vibrios.

Ciertas bacterias patógenas pueden llegar a ocasionar padecimientos que pueden tornarse infecciosos, tales como la difteria, el tétano, la lepra, el cólera, la escarlatina, y la fiebre amarilla; siendo esta capacidad que poseen la bacteria patógenas de ocasionar molestias, que tras el paso del tiempo pueden llegar a ocasionar un deterioro en el cuerpo, siendo que esta misma capacidad viene delimitada por la fabricación de sustancias en el cuerpo.

Gran parte de las bacterias patógenas poseen movilidad, ya que en su membrana poseen lo que se denomina cilios o flagelos, siendo los cilios un tipo de vellos que recubren la membrana y que el microorganismo lo utiliza como motor para lograr desplazarse. En cuanto a los flagelos, estos son filamentos que llegan a distinguirse en una parte de la membrana celular, dando movimiento y velocidad.

Tipos de bacterias patógenas

Dentro de los tipos de bacterias patógenas, hay que mencionar primero las bacterias aerobias, que son organismos donde logran obtener un desarrollo a niveles más óptimos, bajo entornos donde contengan oxígeno y predominio del aire, dado que a partir de allí el oxígeno tomado, lo emplean para sobrevivir y poder efectuar sus métodos para alimentarse.

Dentro de este tipo de bacterias se pueden mencionar a los Cocos gramnegativos, donde un ejemplo son las bacterias Moraxella catarrhalis, la Neisseria gonorrhoeae, y la Neisseria meningitidis, los Bacilos grampositivos como el Corynebacterium jeikeium y los Bacilos Mycobacterium leprae, tuberculosis, avium o kansasii.

Otro ejemplo de este tipo de bacterias patógenas son las catalogadas como no fermentativas, donde se incluyen los organismos enterobacteriaceae, elizabethkingia meningoseptica, los pseudomonas aeruginosa, pseudomonas alcaligenes, y las pseudomonas stenotrophomonas.

Por otro lado hay que mencionar a los cocobacilos y bacilos gramnegativos como la brucella, francisella, y otras especies de bacterias como las espiraladas y la leptospira.

Otro tipo de bacterias patógenas, se encuentran las bacterias anaerobias, que son aquellos organismos que por lo general despliegan sus procesos vitales en entornos, donde se encuentre la ausencia de oxígeno y aire, un ejemplo de ello son los pantanos, donde predominan compuestos tal como el Metano y el Sulfuro de Hidrógeno.

Englobando la idea, un ejemplo de este tipo de bacterias son bacilos gramnegativos, tales como el bacteroide fragilis, la prevotella; los cocos gramnegativos como la bacteria veillonella, por otro lado se encuentran los cocos grampositivos tales como el llamado peptococcus niger, otros bacilos grampositivos que no llegan a formar esporas como el actinomyces, el eubacterium y otras especies de propionibacterium.

Otro ejemplo de este tipo de bacterias son los bacilos grampositivos, que llegan a formar endosporas como lo son el Clostridium botulinum, y tetani

Vale acotar que estas bacterias facultativas se emplean en conjunto con las bacterias anaerobias, para tratar las aguas residuales. Dentro de este tipo de bacterias se pueden mencionar los cocos grampositivos como la catalasa, el staphylococcus aureus y epidermidis, el enterococcus faecalis y faecium, el streptococcus agalactiae, bovis, pneumoniae, pyogenes, estreptococos por ejemplo salivarius y sanguis.

Otro tipo de bacilos gramnegativos como la escherichia coli, la morganella morganii, la salmonella typhi, y la yersinia enterocolitica, por nombrar algunas. Ahora bien, dentro de los bacilos gramnegativos fastidiosos hay que mencionar a la bartonella bacilliformis, la haemophilus influenzae, y otros haemophilus micoplasmas como el mycoplasma pneumoniae treponemataceae, y una que otra bacteria espiralada, como la pallidum y burgdorferi.

Otro tipo de bacterias patógenas más frecuentes, se encuentra la denominada microaerófilas, donde este tipo de organismos para lograr sobrevivir, buscan lugares donde el oxígeno es muy reducido en comparación con los niveles normales que tiene la tierra, y donde es de su necesidad, la inminente cantidad de dióxido de carbono. En este sentido, se pueden mencionar los Bacilos curvos Campylobacter jejuni, Helicobacter pylori, Vibrio cholerae, V. vulnificus

Enfermedades producidas

Dentro de un alrededor de los casi doscientos (200) géneros de bacterias, llegan a ser clasificadas como patógenas para los individuos de la especie humana, es decir, bacterias que ocasionan enfermedades. Sin embargo, esta misma secuela podría llegar a ser muy volátil, ya que dependería mucho de cada ser humano, así como  de las condiciones en que se encuentre el organismo de la persona.

Dentro de lo que respecta a este tipo de bacterias patógenas, que afectan de forma considerable el organismo, están las causantes de la enfermedad de cólera, que es un padecimiento que se caracteriza por la presencia de síntomas como la diarrea y vómitos de forma ocasional. Esta misma enfermedad ocasiona deshidratación severa, que puede llevar a la persona a un nivel de descompensación tan alto, que puede llegar a morir.

En este mismo orden de ideas, las bacterias patógenas pueden ocasionar el tétanos, que es una enfermedad tan severa que puede llegar a ocasionar espasmos tan serios a nivel muscular, que la persona no puede llegar a mover la boca o incluso tragar los alimentos con facilidad, esta misma bacteria busca sobrevivir en la saliva, en el polvo y hasta el suelo y el estiércol.

Sin embargo, la bacteria que lo produce denominada clostridium, puede llegar a entrar en el organismo de la persona por medio de un corte muy profundo que haya sufrido; otra enfermedad producida por estas bacterias son la gangrena, la lepra que es una afección que ataca el sistema nervioso de la persona, así como las vías respiratorias; la piel donde se presentan úlceras y debilidad a nivel de musculatura.

Este mismo padecimiento es provocado por la bacteria denominada mycobacterium leprae, por lo que es importante resaltar que esta enfermedad solo afecta a los humanos, y la misma es transmitida cuando la persona estornuda o tose por ejemplo, o cuando existe un contacto directo entre un grupo de personas. Dando como resultado un traslado del virus.

Otra de las afecciones que pueden llevar consigo las bacterias patógenas se encuentra la peste, la disentería, que es un tipo de trastorno que por lo general ataca al colon y llega a inflamar la zona intestinal de la persona. El mismo llega a presentarse como síntomas como la diarrea y sangre en la mucosidad, en este sentido las infecciones más graves pueden durar desde las tres (3), hasta dentro de un alrededor de las seis (6) semanas. (ver artículo: Anquilostomas).

Otra enfermedad generada por las bacterias patógenas son la tuberculosis, que por lo general es ocasionada por un bacilo que evoluciona de manera lenta, llamado mycobacterium tuberculosis; esta es una enfermedad muy frecuente, afectando principalmente a la zona respiratoria, transmitiéndose por el aire.

Otras enfermedades como la sífilis, la fiebre tifoidea, y la difteria, esta última mencionada es originada por la bacteria corynebacterium diphtheriae, se transmite por vía aérea, especialmente cuando la persona empieza a estornudar e incluso toser. Es considerada un padecimiento grave, ya que muchas de las personas contagiadas usualmente no poseen síntomas desde el inicio, siendo esto la causa de muchas muertes.

Enfermedades ocasionadas por las bacterias patógenas son la fiebre ondulante o mejor conocida como la brucelosis; llega a ser contagiada por animales de granja como las vacas, las ovejas, los chivos y cerdos, más que todo por el consumo de sus carnes, afectando a cualquier persona, no importa su edad o condición. Sin embargo, bajo una terapia adecuada el mismo no llega a ser mortal, de igual forma se llega a presentar neumonía.

Bacterias patógenas en los alimentos

La ingesta de alimentos afectados por las bacterias patógenas, pudiese llegar a presumir  un peligro inminente en la salud de quien lo consume. Por lo que el control de estos organismo patógenos en el transcurso de toda la cadena de creación, resulta ser primordial para certificar el nivel de protección que posee el consumidor.

Ahora bien, este tipo de bacterias calificadas como patógenas pueden llegar a ocasionar circunstancias peligrosas, como la intoxicación por envenenamiento en cualquiera de la ingesta de alimentos de origen animal.

Puntualmente y en gran parte los alimentos como las verduras, frutas, proteínas como las carnes sin cocinar, alimentos elaborados a base de leche sin tratar, además del vital líquido que tomamos como lo es el agua, por lo general originan posibles bacterias patógenas que no han sido tratadas adecuadamente.

La certeza de estar consumiendo alimentos protegidos de este tipo de infecciones constituye, para la generalidad de la población un reto; existe hoy día una meta para lograr conservar la calidad y la confianza en todos los usuarios involucrados, sobretodo en el área de garantía en industrias de producción de alimentos, así como en pequeñas industrias de la alimentación; aquí se incluyen a los órganos gubernamentales.

Estos microorganismos, específicamente las bacterias, llegan a ser la fuente elemental que ocasiona enfermedades por la ingesta de estos alimentos contaminados. Se menciona y se plantea acerca de cómo lograr evitar su existencia en los alimentos, sobre las circunstancias sanitarias, así como las consecuencias a nivel socio económico, pero por lo general se desconocen.

De ser así, lo ideal es que todos los alimentos que consumimos deben permanecer bajo las condiciones más óptimas, así como estas informados a cerca de la existencia de estos organismos catalogados como patógenos.

Si bien es cierto que esta solución no es nada sencilla de lograr, y puesto que a pesar de que se están tomando todos los correctivos necesarios para que no lleguen a establecerse y proliferar en los alimentos, no es menos cierto que se requiere también de la colaboración de la población en general, así como de los entes gubernamentales.

Todo esto se ha podido demostrar, gracias a la existencia del alto nivel y de eficacia en las normas que se han implementado, sin embargo, estos microorganismos y su erradicación suele ser muy complicado.

Ahora bien, en base a todo lo anterior, se hace necesario realizar un análisis de ciertas bacterias patógenas que resultan ser las causantes de ciertas enfermedades, tras haber consumido alimentos contaminados, en este sentido se debe mencionar a los bacilos cereus, el campylobacter jejuni, el clostridium botulinum y la salmonella.

El bacillus cereus de gran tamaño que llega a formar esporas, es un tipo de organismo que se encuentra en el medioambiente y en los alimentos. Las personas que lo padecen frecuentemente presentan los síntomas, solo luego de haber ingerido grandes porciones de esta bacteria que, luego de estar en los intestinos, este mismo microorganismo llega a expulsar una toxina denominada enterotoxina, ocasionando la enfermedad de la gastroenteritis.

Para evitar contagiarse se recomienda mantener los alimentos, en particular el arroz, bajo temperaturas de calor, o procurar enfriarlos de forma rápida y en bajas porciones, refrigerándolos. Sin embargo, al momento de consumirlos se recomienda calentarlos en su totalidad. Esta misma bacteria se relaciona con postres que se elaboran en pastelerías, así como en cereales y pastas.

La bacteria campylobacter jejuni, está relacionada más que todo con los productos cárnicos como la carne y el pollo crudo o mal cocinado, ya que su consumo ocasiona infecciones a nivel intestinal. Así como la ingesta de leche sin estar pasteurizada, y el consumo de agua sin algún tipo de tratamiento sanitario.

Otra bacteria que se puede mencionar y que se encuentran mucho en los alimentos es la denominada clostridium botulinum, donde se encuentra por lo general en el suelo. Sin embargo, bajo ambientes sin oxígeno libera esporas como una especie de gas, que envenena a la persona que lo consume, ya que este gas resulta ser una neurotoxina que afecta considerablemente al sistema nervioso.

Por nada es considerada una de las bacterias más peligrosas para el ser humano, llegando a ocasionar la muerte. Sin embargo, esta enfermedad que ocasiona (el botulismo), se presenta muy ocasionalmente.

Se estima que la una de las razones por las que se reproduce, es por la fabricación de alimentos menos indicada en el hogar, más que todo las carnes o pescados mal conservados, así como la frutas, y vegetales como hortalizas y verduras y hortalizas; donde el botulismo se origina por un desperfecto en su conservación.

Se recomienda tener un control de forma térmica en estos alimentos, y no comprar bolsas o envases que note que se encuentran inflados o muy deteriorados. (ver artículo: Dragón de Komodo).

Por último hay que mencionar a la salmonella, que es la bacteria más popular y reconocida a nivel mundial, por su nivel de toxicidad que causa en los seres humanos tras ser ingerida; esta misma se encuentra principalmente en el agua con un alto nivel de contaminación, o sin algún tipo de tratamiento salubre.

De igual forma se puede hallar en alimentos a base de animales, productos cárnicos y en especial con los huevos de aves, donde suele multiplicarse bajo las condiciones más óptimas, y que con el transcurso del tiempo y tras haber sido consumida constantemente, llega a transformarse en una patología llamada salmonelosis.

En este sentido, únicamente bajo el control de estos alimentos de origen animal y una adecuada manipulación, se puede lograr reducir los niveles de incidencia y poder llegar a su total eliminación.

Una última acotación y que resulta importante saber, es que otra de las bacterias patógenas que se encuentran en los alimentos es la denominada Eschericchia coli, encontrada en las carnes crudas, y el agua contaminada, ocasionando síntomas muy molestos para quien la consume, uno de ellos es la presencia de diarrea y vómito.

(Visited 7.307 times, 2 visits today)
Categorías Microbios

Deja un comentario