Bacterias come carne: Características, síntomas, y más

Las bacterias come carne han estado en boga durante los últimos años, sobre todo en aquellas zonas próximas a las costas marinas. Sucede que, su transcendencia es producto de una popularidad negativa, donde la misma es la protagonista por infectar a personas de una manera que causa revuelo.

Bacterias come carne

La también conocida fascitis necrosante, se encuentra entonces causando revuelo en los especialistas y médicos, quienes aunque admiten su difícil contagio, batallan para impedir daños alarmantes en los infectados.

¿Qué es la Bacteria Come Carne?

Para comprender con mayor exactitud además de amplitud en cuanto a terminologías, es imprescindible comenzar entendiendo qué es una bacteria. Por lo que esta se refiere a un conjunto de microorganismos, los cuales se encuentran desprovistos de núcleo celular, siendo así, son denominadas procariotas. En tal sentido, son de múltiples formas, además de tamaños impensables, constituyendo entonces a los seres vivos más primitivos, como también son los de mayor cantidad en la tierra.

De tal manera, que las bacterias pueden adaptarse a cualesquiera sean las condiciones y hábitats que existan en el planeta. Asimismo, las bacterias tienen la capacidad de relacionarse con casi todas las formas de vida existentes. Motivo por el cual, de manera comensal, por mutación o por parasitismo, las mismas se reproducirán de la manera más rápida que pueda existir. (Te recomendamos este excelente artículo sobre el Conejo Belier).

Ahora bien, una vez reseñada que las bacterias son los microorganismos de mayor longevidad existentes en el mundo, es imperativo entonces decir qué es la bacteria come carne. Esta comprende básicamente a una infección, sí, aunque es causada por una bacteria, la misma posee la capacidad de destruir los tejidos blandos que vaya encontrándose por su camino. Estos tejidos son la piel, los vasos sanguíneos, los músculos, la grasa corporal y los ligamentos.

Esta rara pero grave infección es muy poco probable de ser contraída, más aún si el individuo cuenta con un sistema inmunológico lo bastante fuerte, como también sea disciplinado con la higiene personal, además de un cuidado óptimo ante cualquier herida. Las bacterias come carne se propaga rápidamente causando la muerte inmediata de los tejidos, en un corto tiempo tiene la capacidad de ser mortal.

Un diagnóstico asertivo más un tratamiento con antibióticos e incluso cirugía podrían pelear con la infección. Por tal sentido, la toxicidad sistemática que genera y con la que debe trabajarse para su medicamento rápido, es vital. Y tan rápido ha consumido las partes blandas que durante los últimos años ha incidido en uno de cada 100.000 habitantes. En los cuales ha destruido y necrosado a un tercio de los afectados, causando shock en el organismo.

Siendo así, suelen ser los jóvenes quienes corresponden a las víctimas más inmediatas de la bacteria come carne, por el descuido y falta de atención que generalmente estos tienen. Tras sospechar de la bacteria come carne, debe acudir inmediatamente al médico puesto que no debe dilatarse el diagnóstico clínico y la exploración quirúrgica. Motivado a que el pronóstico de salud del individuo dependerá esencialmente de un temprano diagnóstico, como también de un tratamiento inmediato.

Tras que el especialista reconoce que las bacterias come carne se encuentran en el organismo del paciente. El mismo dispondrá de las más agresivas herramientas médicas para que su resultado sea eficiente, además de prever la mortalidad en el paciente. La cual durante las últimas décadas supera el 25% de las víctimas infectadas. El tratamiento más inmediato consiste en antibióticos, cirugía extensiva y precoz, además de un soporte con hemodinámica.

Características

Para atender a las características propias de las bacterias come carne, es de atender que la misma se produce primordialmente tras el contacto con el agua de mar, debido que los microorganismos residen en agua cálidas. Como también se encuentran en moluscos, tales como las ostras y almejas. Las bacterias come carne suelen introducirse en el organismo del individuo si este posee una herida abierta, o por la boca si se encuentran sangrantes, y los síntomas comienzan a sentirse pocas horas después del ingreso.

Por tal sentido, las bacterias come carne reciben este particular nombre por las secuelas que deja previo a una serie de síntomas producto del contagio. Tales como ulceraciones directas en la piel, además de destruir los tejidos y crear ampollas. El síntoma más evidente y común es el dolor, siendo el mismo desproporcionado según corresponde el tamaño de la herida, el cambio de color en la piel, pus y secreciones.

Los síntomas suelen confundirse con los de la gripe, es decir fiebre, fatigas, vómitos náuseas y mareos, o con los de la gastroenteritis; como por ejemplo diarrea y dolor abdominal. Una vez comienzan a sentirse estos primeros síntomas, una serie de extraños ruidos bajo la piel se evidenciaran tras la acumulación de aire bajo la epidermis. Sumado a ello, las ampollas y manchas rojas en la periferia de la herida se harán más graves en conjunto con el dolor generalizado en el cuerpo.

Cabe destacar que las bacterias come carne son referidas también como infección come carne, pero existen más de un tipo de bacterias causantes de la enfermedad. Dentro de estas, son las bacterias tales como el steptococcus, la escherichia coli, la aeromonas hydrophila, la klebsiella y el clostridium; todas estas causantes de la extraña fascitis necrosante o bacteria come carne. Esta infección se propaga con altísima velocidad, por lo que la cirugía es con frecuencia una de las primeras alternativas paliativas.

Ahora bien, a pesar de ser una agresiva infección, es muy poco probable de ser contraída. Las probabilidades aunque bajas, son muy comunes en personas con el sistema inmunológico débil, y en aquellas cuyas prácticas de higiene y cuidados en las heridas no se aplican adecuadamente. Además de ello, es muy común que se aloje en pacientes diabéticos, oncológicos y en aquellos que posean enfermedades renales.

Bacterias come carne

Por otra parte, pero no lejano al norte de este título informativo, cabe mencionar que las bacterias come carne tienen escasas probabilidades de ser transmitidas desde la persona infectada hacia otra. Generalmente no se transmiten y si así sucediera, ocurriría por razón que la misma posea alguna abertura en la piel y pueda contraer la enfermedad. Las quemaduras y heridas, los cortes, picaduras de insectos y raspones son vías para transmitir la bacteria come carne.

Dentro de este orden de ideas, afecta cualquier área de la anatomía del organismo humano. Sin embargo es más habitual en las extremidades, siendo las más frecuentes las unilaterales, además de la zona del abdomen, como también la del periné. El tiempo geográfico es determinante para la aparición de las bacterias come carne, estas son frecuentes durante los periodos de verano, además que es más propensa a ingresar en hombres que en mujeres.

Para concluir los elementos claves y característicos de la bacteria come carne, su incidencia afecta la piel subcutánea. Así como también la piel superficial y en casos muy extremos, la profunda.

Nombre científico

Las bacterias come carne son comúnmente conocidas por su nombre científico como la fascitis necrosante. Esta infección bacteriana es poco común, pero agresiva tras introducirse en el organismo y propagarse rápidamente, pudiendo causar la muerte del individuo. Siendo así, esta infección bacteriana consume el tejido bajo la piel y también aquella que cubre la musculatura. Además de los vasos sanguíneos, como también lo hace con la grasa del cuerpo y los nervios del sistema.

Bacterias come carne

Por su rápida propagación es que recibe el término come carne, ya que de manera abrasiva destruye todos los tejidos que va infectando. La fascitis necrosante es determinante para la pérdida de los miembros o extremidades, incluso puede causar la muerte sino es atendida de manera precisa tras un diagnóstico objetivo, orientado a batallar contra la enfermedad incorporando antibióticos de manera rápida y en casos extremos, operar de la manera más pronta.

Para responder a su nombre científico, existen antecedentes referenciales de las bacterias come carne o fascitis necrosante desde la edad antigua. Siendo la primera de ellas durante el siglo V después de Cristo. La misma es descrita por Hipócrates como una infección en la piel orientada a ser necrosante. Ya para el año 1871, durante la Guerra Civil norteamericana, el cirujano J. Jones detalló de manera referencial la enfermedad.

Aludiendo que al menos unos 2642 militares se infectaron, y la mitad de ellos falleció por lo que denominó “gangrena de hospital”. Ahora, para el año 1883 Fournier describió de manera detallada la infección tras ser necrosante en los genitales, además dentro de la región perineal. Es por esta razón que en la actualidad se conoce la gangrena con el nombre de Fournier. Cabe destacar que para 1952, Wilson generó tras los precedentes el nombre acuñado de fascitis necrosante.

Síntomas

Como se dijo anteriormente, uno de los principales síntomas que aparecen al infectarse con las bacterias come carne, es parecer tener una singular gripe. En ocasiones los especialistas suelen realizar un diagnóstico errado al paciente cuando acude hasta el hospital por tener síntomas gripales. Siendo así, los primeros síntomas que se pueden percibir son los siguientes; náuseas momentánea, dolor de cabeza, fiebre y posiblemente dolor severo en donde este la bacteria.

Cuando erradamente a estas personas se les diagnostica con una probable gripe, solo se le recetaran algunos medicamentos. Pero luego de unos días la persona infectada con algunos de los tipos de bacterias come carne regresara al hospital. Esto motivado a que en determinada zona de su cuerpo presentara úlceras sangrientas, este siendo un síntoma más visible de que se está infectado.

En ese sentido, las bacterias come carne al irse expandiendo en el tejido celular subcutáneo causan una veloz necrosis. Siendo así, esta necrosis puede iniciar en cualquier zona del cuerpo, aunque es recurrente ubicarla en las extremidades. Vale acotar que como al inicio tiende a confundirse con una simple gripe, retrasa su diagnóstico oportuno. Cuando se diagnostica de manera rápida, disminuye en un 50% la posibilidad de que la persona infectada muera por la infección.

Asimismo, uno de los síntomas que evidenciarían estar infectado con bacterias come carne es sentir dolor intenso en donde se alojaría la bacteria. En ese sentido, cuando el dolor sea más intenso que la herida, existen grandes posibilidades de estar infectados con dicha bacteria. Igualmente vale acotar que en ocasiones algunas pacientes han escuchado singulares sonidos similares al canto del grillo, que se producirían bajo su piel. Estos serian ocasionados por la acumulación de aire que se estaría alojando debajo de la piel.

Además existen otros síntomas que se pueden presentar al infectarse con las bacterias come carne. En ese sentido, se podrá apreciar como irán apareciendo algunas ampollas, o también aparecerán manchas rochas que estarán cerca de la herida. Igualmente el dolor percibido se comenzara a extender más lejano de la parte infectada, a medida del tiempo. Asimismo, mientras esta infección más progrese sobre la piel se apreciaran abscesos con pus y también ulceras.

Es válido mencionar, que igualmente el dolor se tornara menos tolerable, ya que las bacterias come carne comenzaran a perjudicar el tejido nervioso. Al momento de llegar hasta este punto crítico, la infección se considera que alcanzo su máxima gravedad. Porque además el paciente infectado comenzara a experimentar estados de delirio causados por dicha infección.

Siendo así, cuando se sospecha que posiblemente está infectada la herida, es muy recomendable recurrir inmediatamente al especialista. Para de esta forma descartar cualquier posibilidad de tener alojada algunas de las bacterias come carne, en dicha herida. Porque es válido recordar, que al realizar un diagnostico a tiempo pueden evitarse un mal mas grande.

¿Cómo se contrae?

Las bacterias come carne o también conocidas como fascistis necrosante, se determina como una infección extraña causada por diversas bacterias. Siendo así, estas bacterias se extienden muy rápido en gran parte del cuerpo al estar adentro. Además la misma es capaz de llevar a la persona infectada hasta la muerte. (Te recomendamos conocer más sobre El Zika).

Bacterias come carne

En ese sentido, la manera más común como se contrae esta infección es por una abertura o corte situado en la piel. Siendo así, dicha bacteria entraría por esta cavidad y comenzaría a destruir e infectar velozmente todos los tejidos. Es válido mencionar las bacterias come carne son capaces de ocasionar que se pierda la extremidad donde este alojada. Además cabe destacar, que tienen menores probabilidades de infectarse cuando presenta un sistema inmune alto, así como tiene una buena higiene. También si realiza un buen cuidado a cada una de sus heridas.

Siendo así, tienen mayores posibilidades de contraer las bacterias come carne si padece alguna otra enfermedad que mantenga sus defensas bajas. En ese sentido, al ser así, el cuerpo tendría menor fortaleza para contrarrestar dicha bacteria. De esta manera, cuando una persona padece determinadas enfermedades como serian; cáncer, enfermedad de los riñones o diabetes. Estos son más propensos a contraer la bacteria.

Asimismo, cabe mencionar que las personas que han contraído bacterias come carne, en pocas ocasiones pueden transmitirlas hasta otra persona. En ese sentido, las personas infectadas no las transmiten y si llegara a ocurrir seria por pura casualidad. Siendo así, como se menciono anteriormente, la manera recurrente en que se contrae esta bacteria, es por medio de una herida ubicada sobre la piel.

De esta manera, puede entrar a su cuerpo por medio de heridas quirúrgicas, picaduras de insecto, cortes, quemaduras, raspones. Así como también, heridas punzantes como serian las realizadas por inyecciones que contienen sustancias ilícitas. Por este motivo, se resalta la gran importancia que tiene darle un buen cuidado a las lesiones existentes. Además también, se debería tener la prevención de no acudir a los distintos balnearios cuando se tenga una infección cutánea, o lesión abierta en su piel.

Bacterias come carne

Cura

En este sentido, para poder curar la infección de las bacterias come carne hay que acudir primero rápidamente al médico. Motivado a que este sería el sitio indicado para recibir el tratamiento y diagnostico correspondiente. El especialista al momento de tener sospechas que la persona enferma pudiera estar infectado con las bacterias come carne, deberá actuar con rapidez. Siendo así, este recurrirá a suministrarle al paciente determinados antibióticos, así como realizará una cirugía preventiva.

Al ser así, los especialistas encargados de atender a la persona infectada realizan esta cirugía preventiva inicialmente para diagnosticar la infección. En este sentido, al verificar que dicha batería se encuentra en el cuerpo, el médico podrá apreciar cuanto a alcanzado de profundidad. Luego de esto el médico comenzará a sustraer los tejidos que estén contaminados y atrofiados por esta bacteria.

Siendo así, las bacterias come carne al extenderse con tanta velocidad las cirugías deben realizarse con mucha rapidez. Asimismo, proporcionan antibióticos intravenosos buscando controlar esta infección tan destructora. Pero dichos antibióticos no tienen la capacidad de atacar directamente la bacteria, motivado que por este medio existen en gran proporción tejido muerto ocasionado por esta enfermedad.

Además también ocasiona que se disminuya el normal flujo sanguíneo. Por este motivo, los especialistas por medio de una cirugía retiran todo este tejido muerto. Asimismo, en algunas circunstancias se tendrá que amputar la parte del cuerpo infectada, que en la mayoría de los casos serían; brazos, pies o piernas. Esto realizado para prever que esta bacteria siga expandiéndose por el cuerpo, siendo así, las personas infectadas necesitaría varias intervenciones quirúrgicas.

Bacterias come carne

(Visited 600 times, 1 visits today)
Categorías Microbios

Deja un comentario