Anquilostomas: características, morfología, y más

Los anquilostomas son gusanos parásitos microscópicos pertenecientes a la familia Ancylostomatidae, son causantes de problemas de salud crónicos muy frecuentes en las zonas con climas tropicales. Te invitamos a conocer más sobre estos organismos y las afecciones que causa leyendo este articulo.

anquilostomas

¿Qué son los anquilostomas?

Los Ancylostoma o anquilostomas como suelen llamarse, son parásitos perteneciente al género de los nematodos, que agrupa a ciertos gusanos de forma cilíndrica y muy pequeños, en algunos casos solo visibles con microscopios.

Básicamente los anquilostomas invaden el organismo a través de la piel, trasladándose por el torrente sanguíneo hasta los pulmones, pasa a la faringe y posteriormente al intestino, donde se instalan y anidan para depositar huevos que llegan de nuevo al ambiente a través de las heces humanas. Iniciando el ciclo de nuevo en otro organismo.

Generalmente estos parásitos algo robustos de animales y plantas, son semejante a ciertas lombrices del intestino y las filarias. Son causantes de afecciones que se agrupan de forma genérica como anquilostomiasis, que al tornarse crónica causan enfermedades como la anemia microcítica e hipocrómica.

Las especies de este parásito que están relacionadas con enfermedades infecciosas en los seres humanos, es principalmente el Ancylostoma duodenal. (Ver articulo: Insectos beneficiosos)

Etimología

El término Ancylostoma proviene de los términos:

Ancylo, que significa curvada.

Estoma que significa boca.

Taxonomía

Los anquilostomas están clasificados en los siguientes grupos de organismos vivientes:

DominioEukaryota

Reino: Animalia

Filo : Nematoda

Clase: Secernenttea

Orden: Strongylida.

Familia: Ancylostomatidae

Género: Ancylostoma

anquilostomas

Características

Este parásito presenta ciertas características que aun cuando son muy similares a nuestro parecer a otros nematodos, permiten su identificación por parte de aquellos especialistas en el área. Estas incluyen:

  • Cada gusano llega a medir entre ocho y veinte milímetros de longitud, y entre 0,4 a 0,8 milímetros de grosor.
  • Los anquilostomas pueden expulsar un aproximado de veinte mil huevos por día, que eclosionan a las cuarenta y ocho horas. Estos huevos en condiciones de temperatura óptima, suelos húmedos arenosos, sombreados y oxigenados eclosionan a las 48 horas.
  • Los huevos de los anquilostomas miden un estimado de 60 x 40 micrómetros, maduran rápidamente a temperaturas cálidas (25° a 30° centígrados) y generosa humedad, es por eso que la enfermedad es habitual en climas del trópico.
  • Las larvas tienen entre doscientos cincuenta y setecientas micras de longitud, son las que penetran en la piel.
  • Está muy localizado en países tropicales y subtropicales preferiblemente, sin embargo se puede ubicar en zonas templadas si presentan las condiciones idóneas para su desarrollo y multiplicación.
  • Se alimentan a través de la ingestión de sangre en grandes cantidades.
  • Es considerado un patógeno estricto, es decir siempre producirá daño al organismo que lo alberga o huésped.
  • La enfermedad que los anquilostomas provocan son crónicas, es decir que producen problemas de salud que tienen larga duración.
  • Su ciclo de vida es directo sin intermediarios, es decir en su etapa pre-parasitaria se encuentran en el ambiente y en los huevos, que luego eclosionan para dar paso a las larvas que se desarrollan libremente y pasan a la tercera etapa o infectiva.

anquilostomas

Morfología: forma y estructura

  • Estos gusanos son alargados y cilíndricos. Posee dos mitades idénticas o lo que se conoce como simetría bilateral.
  • Generalmente las hembras suelen ser un poco más grande que los machos. Ella presenta en la mitad posterior de su cuerpo la abertura vulvar y ellos en su extremo posterior, espículas copulatorias y una bolsa caudal o bursa, que le permite fijarse a la hembra durante el proceso de copulación.
  • Su capa externa es una especie de cutícula que tiene cierto grado de resistencia a la digestión intestinal, por lo tanto aunque habiten en el tracto digestivo no son digeridos por el hospedero, a menos que la cutícula sea dañada.
  • Bajo esta capa exterior se distribuyen algunas capas musculares que están involucrados en los movimientos del cuerpo y el pseudocele, que consiste en un espacio líquido que permite la distribución apropiada de los nutrientes y a su vez, recoger las sustancias de desecho. En el pseudocele también se ubican las gónadas o los órganos que generan las células sexuales.
  • Presenta un cápsula bucal, con ganchos o dientes afilados para fijarse. Su sistema digestivo presenta esófago, intestino y ano.
  • Carecen de un sistema circulatorio, por lo que se ven en la necesidad de efectuar movimientos corporales que ejerce presión sobre los líquidos internos, obligando a los mismos  a circular o movilizarse. No se diferencia o aprecian órganos respiratorios.
  • Esta especie posee ciertas enzimas digestivas que le permiten digerir carbohidratos, proteínas y grasas.

anquilostomas

Especies de anquilostomas

Es importante recordar que no existe un solo tipo de estos gusanos parásitos, aun cuando su ciclo de vida es bastante parecido, afectan a diferentes huéspedes, unos exclusivamente a los animales, otros al hombre y algunos a los dos; además de poseer características que los diferencia unos de otros, aun cuando sólo son apreciadas a nivel microscópico. Las principales especies de anquilostomas conocidas hasta el momento son:

Ancylostoma braziliense

Este parásito intestinal puede medir unos 4 a 10.5 milímetros de longitud, poseen dos dientes en la cavidad bucal y suele desarrollarse comúnmente en gatos y perros que se contaminan por el consumo de las larvas, o por la penetración de las mismas en la piel, causando infecciones severas que en los primeros meses de vida del animal pueden ser mortales. Suele confundirse con el Ancylostoma ceylanicum, ya que presentan algunas similitudes.

Estas larvas pueden provocar una infección denominada síndrome de migración larvaria cutánea, o dermatitis serpiginosa en la piel de las personas, básicamente consiste en la presencia de estos parásitos en capas internas o inferiores de la piel, donde se movilizan y alimentan de las sustancias presentes en estas.

Puede presentar síntomas como: picazón severa en la piel, descamación, lesiones en el lugar de acceso de la larva y marcas semejante a trayectos o recorridos que realiza el parásito.

Esta infección cutánea suele ser común en países con climas tropicales y subtropicales como los que se presentan en Centroamérica, Sudamérica, zonas del Caribe y los Estados Unidos, siendo muy común el contagio en las playas, parques y jardines, áreas donde pueda estar en contacto con material fecal infectado.

anquilostomas

Ancylostoma caninum

Es un gusano cilíndrico, que mide entre 12 y 16 milímetros de longitud, siendo la hembra siempre es más grande que el macho. Este posee una cápsula bucal con tres pares de dientes, empleados para fijarse en el intestino delgado del huésped y absorber la sangre que le sirve de alimento, causando al animal síntomas como anemia y diarrea.

Afecta a los miembros de la familia de los cánidos que incluye: lobos, perros, chacales, coyotes, cuones, aguará guazú, zorros de Azara, zorros culpeo, dingos, vulpinos, perros salvajes africanos, entre otros. También puede causar infecciones en el ser humano, provocando la dermatitis serpiginosa, el mismo síndrome que es causado por el Ancylostoma braziliense.

Está extendido en todo el mundo, pero sobre todo en áreas con climas templados.

anquilostomas

Ancylostoma ceylanicum

Estos anquilostomas miden entre seis y diez milímetros de largo, son robustos y redondos, generalmente de color blanco. En su cavidad bucal tienen una placa de corte semejante a un diente, empleada para fijarse a la pared del intestino donde succiona sangre que sirve de alimento.

Se considera un parásito zoonótico, el único entre los anquilostomas, ya que infectan primeramente a los animales y luego de forma oportunista al ser humano que entra en contacto con el primer huésped. Entre las especies que afecta encontramos perros, gatos y hámsters dorados.

Su consumo de sangre causa en el infectado: deficiencia de hierro que generalmente conlleva a la anemia e hipoalbuminemia o déficit de albúmina en la sangre. Estas condiciones causan a largo plazo el  deterioro físico y mental, mostrando capacidades reducidas.

Es frecuente sus brotes en zonas tropicales y semi-tropicales, encontrándose en múltiples lugares de  Asia, África, Australia, Brasil, Medio Oriente, entre otras. (Ver articulo: El hámster)

anquilostomas

Ancylostoma duodenale

Esta especie de los anquilostomas causa las enfermedades parasitarias más frecuentes en el mundo, generalmente este gusano no supera los dos centímetros de largo y posee una cavidad bucal con cuatro dientes o ganchos, que por ser cortantes les permite fijarse en la mucosa del intestino y alimentarse de la sangre que extrae.

El ciclo de vida de este parásito se puede explicar brevemente de la siguiente manera: los huevos de anquilostoma son expulsados con las heces, desarrollándose y eclosionando para dar paso a la larva que puede continuar su desarrollo y reproducción en el suelo apropiado, hasta que encuentre un huésped a quien infectar para convertirse en adultos, que pondrán huevos e iniciaran el proceso nuevamente.

anquilostomas

Es muy frecuente en áreas como: China, Japón, el sur del continente europeo, África Subsahariana o África negra, Oriente Medio y parte norte de la India.

Ancylostoma pluridentatum

Esta especie de anquilostoma es frecuente en el hemisferio occidental, en aquellas zonas tropicales y sub-tropicales. Este parásito solo afecta a ciertas especies de gatos salvajes, causando en el felino letargo y anemia.

Se han encontrado caso de infección por este anquilostoma en todo algunas áreas del continente americano (América de Sur, Centroamérica y América del Norte).

Ancylostoma tubaeforme

Es común registrar casos de infecciones por este anquilostoma en todo el mundo, ya que afecta a los gatos domésticos, quienes los adquieren por vía oral y por la penetración cutánea.

Una vez en el huésped estos gusanos adultos se instalan dentro del intestino delgado, específicamente en la porción del yeyuno próxima al duodeno, alimentándose de sangre y completando su desarrollo.

El Ancylostoma tubaeforme mide de siete a doce milímetros de largo y posee entre otras cosas una cápsula bucal, con tres dientes grandes ubicados a los lados de la línea media ventral con los que absorben considerables cantidades de sangre, que causan pérdida de peso y anemia en el felino.

La anquilostomiasis

La anquilostomiasis es una afección intestinal que tiene su origen en la acción de dos nematodos: el Necator americanus y el Ancylostoma duodenale. Se registran casos en todo el mundo, diseminándose por excelencia en zonas donde predominan los climas subtropicales, tropicales, húmedos y cálidos.

Epidemiología

Este tipo de infección está muy extendida en el mundo, aproximadamente unos setecientos cuarenta millones de personas están afectadas por anquilostomas, o las conocidas lombrices del intestino.

La anquilostomiasis es muy frecuente en los países ubicados en las grandes zonas tropicales que generalmente presentan condiciones de salud precarias. Estos parásitos solo necesitan de lugares cálidos y húmedos para desarrollarse y multiplicarse, convirtiéndose en un grave problema de salud en esas zonas.

Es muy frecuente los casos en África, Asia y América, sin embargo también se registra la presencia del Ancylostoma duodenale en el Medio Oriente, norte de África y países del sur de Europa.

El Necator americanus un gusano del grupo de los helmintos, está presente mayormente en el continente americano y Australia.

Causas

En general, las personas suelen infectarse al mantener contacto con el suelo contaminado por heces donde están presente este tipo de parásitos. En muchos casos la infección está relacionada con:

  • La mala higiene.
  • Situaciones de pobreza extrema.
  • Algunas actividades laborales que implican contacto con la tierra y sus productos.
  • Atención y manipulación de animales (zoológicos, clínicas veterinarias, granjas, circos, tiendas de mascotas, lugares de cuidado y protección de animales, clínicas veterinarias, etc.)
  • Actividades de  limpieza urbana, saneamiento y manipulación de desechos.
  • El hábito en algunas zonas rurales de andar descalzos, sentarse o acostarse en el piso, etc.

anquilostomas

Patología

El individuo entra en contacto con el foco infeccioso y la larva penetra la piel, para terminar de desarrollarse en el organismo del huésped. Estos parásitos en su estancia perjudican y causan daños en la piel, la mucosa intestinal y los pulmones. El parásito adulto suele fijarse al intestino para obtener la sangre que le sirve de alimento, esta acción genera efectos anticoagulantes, que mantiene una constante hemorragia, que se torna crónica.

Entre las patologías más comunes de la anquilostomiasis están:

  • Anemia
  • Dermatitis
  • Pápula
  • Eritema
  • Erosión
  • Inflamación
  • Úlceras
  • Infecciones secundarias (bacteriana)
  • Hemorragias pulmonares
  • Erosiones inflamatorias en los pulmones.

anquilostomas

Evolución de los parásitos en el organismo

Cuando los huevos de estos gusanos parásitos entra en contacto con el suelo, se lleva a cabo su proceso de incubación, llegado el momento eclosionan y nacen las larvas, que se desarrollan y multiplican en suelos húmedos y cálidos apropiadas para que sobrevivan y esperen a un huésped.

Cuando el individuo entra en contacto con este suelo infectado, las larvas excavan en su piel, abriéndose paso hasta el torrente sanguíneo. Una vez en este punto avanzan por la sangre hasta llegar a los pulmones y entran en los alvéolos.

Sin embargo este proceso no llega hasta aquí, los parásitos ascienden por el árbol bronquial y conductos como la tráquea y laringe, con destino a la garganta.

Ubicados en este lugar el individuo los traga y son enviadas directamente al estómago, para instalarse y madurar en el intestino. Estos gusanos ya adultos se fijan con sus dientes a la pared del intestino y generan hemorragias pequeñas pero constantes, mientras se alimentan.

Cuando anidan en el intestino ya están preparados para poner hasta veinte mil huevos al día, que abandonan al huésped y salen al exterior con los excrementos

anquilostomas

Síntomas y signos de la anquilostomiasis

Es muy frecuente que gran parte de los individuos con anquilostomiasis no presenten signos o síntomas, pues el daño causado por los parásitos en las etapas tempranas de la enfermedad no se perciben.

Sin embargo cuando este tipo de infección tiene mucho tiempo en el organismo, comienza a generar molestias, malestares y señales inequívocas que algo está afectando la salud. Entre los principales síntomas podemos encontrar:

  • Deficiencia de hierro y descensos de los niveles de glóbulos rojos. Esto causado por la hemorragia constante en el intestino.
  • Anemia crónica microcítica hipocrómica
  • Lipoproteinemia
  • Hipoalbuminemia
  • Diarrea leve
  • Calambres estomacales
  • Lesiones en el área de la piel por donde entra la larva al organismo, tales como: sarpullido, enrojecimiento, comezón, ardor, urticaria, edema, entre otros.
  • Inflamación de los pulmones
  • Fiebre
  • Presencia de tos, jadeos y ronqueras
  • En alguno casos neumonitis o síndrome de Loeffler, que suele ocurrir debido al paso de las larvas por los pulmones y los conductos respiratorios

anquilostomas

  • Anorexia y pérdida del apetito
  • Nutrición deficiente.
  • Disminución del peso corporal
  • Faringitis
  • Náuseas, vómitos
  • Eosinofilia.
  • Dolor abdominal, cólico
  • Mareo
  • Presencia de tumores indoloros.
  • Duodenitis
  • Debilidad general y palidez
  • Lipotimia
  • Desequilibrio hidroeléctrico
  • Estado de shock.
  • Cardiomegalia
  • Edema
  • Derrame de las serosas
  • Presencia de soplos cardíacos
  • Alteraciones del electrocardiograma (ECG).

anquilostomas

Diagnóstico de la enfermedad

Es importante y prioritario realizar algunas pruebas de laboratorio como el análisis de los excrementos del individuo, para verificar si hay huevos de anquilostomas. Además, de pruebas de sangre y de orina.

Tratamiento

En este tipo de infecciones suele emplearse medicamentos antiparasitarios para eliminar al agente causante.

Los medicamentos generalmente son ingeridos por vía oral y suele ser indicados por un médico, para evitar la ingesta de productos y dosis incorrectas o inapropiadas. Comúnmente el médico receta:

  • Albendazole  (una dosis única)
  • Mebendazol o pirantel  (por tres días)

Luego de culminado este tratamiento, el paciente deba realizar otras pruebas de heces para verificar si aún hay huevos del parásito en el organismo, de ser así el tratamiento con productos farmacológicos debe iniciarse nuevamente. En muchos casos dependiendo de los daños sufridos por el organismo, el médico puede prescribir otros medicamentos, por ejemplo un suplemento de hierro.

anquilostomas

Nota importante: Esta sección no pretende sustituir la consulta con el medico, es solo de carácter informativo. No se automedique.

Pronóstico

Normalmente cuando el tratamiento administrado es el adecuado para la anquilostomiasis, la recuperación ocurre de manera favorable. Sin embargo es importante señalar, que al exponerse a focos infecciosos puede contaminarse nuevamente, es decir, las recaídas pueden ocurrir y son bastante comunes.

Prevenir una infección por anquilostomas

Aun cuando existen tratamientos efectivos para este tipo de infecciones por parásitos, siempre es mejor evitar padecerlas. Por lo tanto le recomendamos tener en cuenta algunas sugerencias:

  • Utilice zapatos, los pies son lugares de fácil acceso para las larvas.
  • Evite el contacto con tierra o arena que pueda estar contaminada con excrementos humanos.
  • Utilice guantes para trabajos donde manipule tierra, desechos, etc, evitando de esta manera que su piel entre en contacto con tierra que puede estar contaminada con anquilostomas
  • Emplee los sanitarios y evite hacer sus necesidades al aire libre.
  • Mantenga ante todo una excelente higiene personal y lave sus manos cuando use el sanitario.

anquilostomas

  • No consuma agua y alimentos si no está seguro de su adecuada manipulación.
  • Al cocinar en casa: enjuagarse las manos para preparar las comidas, mantenga el espacio donde cocina bien limpio y lave adecuadamente los alimentos (frutas, legumbres, verduras, hortalizas, etc.) (Ver articulo: Roedores)

Posibles complicaciones

La infección por anquilostomas de curso crónico generalmente causa pérdidas importantes de sangre y proteínas. Recuerde que estos parásitos afectan principalmente el sistema digestivo, por lo que puede ocurrir que su organismo no tenga suficiente de ambos elementos para conservar un buen estado de salud.

La ausencia de proteína y sangre afecta a cualquier ser humano, pero sobre todo a las poblaciones que se consideran más vulnerables, como son niños de corta edad, mujeres en etapa de gestación (embarazadas) o personas de edad avanzada.

anquilostomas

La hemorragia constante desencadena una disminución de los niveles de glóbulos rojos o la llamada anemia, que generalmente presenta signo y síntomas tales como: debilidad, fatiga, cansancio aun cuando los esfuerzos sean mínimos, falta de aire y problemas para respirar, mareos, dolor de cabeza o cefalea, palpitaciones cardíacas, dificultades visuales, la piel y mucosas se tornan pálidas, trastornos digestivos, anorexia, etc.

Las proteínas también desempeñan un trabajo fundamental e importante en el organismo, encargándose de generar y reparar el tejido corporal, de la síntesis de algunas enzimas, el transporte de oxígeno en el organismo, aporte de energía y colabora con el sistema inmunológico.

Su deficiencia acarrea muchas y graves consecuencias al cuerpo humano, como ocasionar el retraso del desarrollo físico y mental. Entre las señales de la deficiencia de proteína en el organismo encontramos: el deterioro de la piel, uñas y cabello, hormigueo y calambres en las extremidades, pérdida de masa muscular, desequilibrios hormonales, etc.

anquilostomas

Larva migrans cutánea o síndrome de migración larvaria cutánea

Es una dermatosis o infección en la piel generada por las especies parásitas Ancylostoma braziliense, Ancylostoma caninum y Ancylostoma ceylanicum, siendo la primera la más frecuente. También se conoce como erupción reptante, erupción serpiginosa​ o dermatitis serpiginosa​ y es bastante regular en las zonas tropicales y subtropicales, porque estas cumplen las necesidades y requisitos del parásito para su desarrollo.

Causas

La causa principal es el contacto directo de la piel con suelos contaminados, generalmente con excrementos de humanos o animales infectados. Una vez ocurre esta exposición, las larvas entran por la piel.

anquilostomas

Síntomas

  • Surcos o caminos que sobresalen, con curvas y ondulaciones irregulares en distintos sentidos, pueden ser únicos o múltiples dependiendo de la cantidad de parásitos que entran en la piel.
  • Pápulas
  • Vesículas
  • Descamación
  • Eritema
  • Hinchazón

Desarrollo de la enfermedad

Un vez que el parásito penetra en la dermis, inicia su migración en las capas superficiales y profundas de la piel para completar su ciclo de vida en el hombre. Es por eso que el infectado puede notar surcos en su piel, que generalmente se extienden o avanzan algunos milímetros e incluso centímetros diariamente.

Esta lesión como puede notar es progresiva, causando muchas molestias como picazón, descamación y en muchos de los casos la presencia de pápulas en los lugares donde el parásito excavó para entrar en la dermis. Las zonas corporales que comúnmente se ven afectadas son los pies, las piernas y la espalda. Es importante resaltar que la entrada del parásito no requiere de la presencia de heridas en la piel.

Generalmente la larva no prospera y se elimina del organismo luego de unas cuantas semanas posteriores a la infección, sin embargo es necesario acudir al médico para realizar un tratamiento adecuado, evitando las posibles complicaciones que se puedan producir en la piel a consecuencia de la infección y además, aliviar los síntomas que aquejan al individuo.

Tratamiento

Cuando la piel está infectada por anquilostomas es necesario acudir a un especialista, para que este establezca el tratamiento y los cuidados requeridos por el paciente.

Generalmente un cuadro del síndrome de migración larvaria cutánea o larva migrans cutáneo, requiere el uso de:

  • Albendazol
  • Ivermectina
  • Tiabendazol
  • Cloroetano o nitrógeno líquido (agentes tópicos helantes) empleados para destruir las larvas, sin embargo en gran parte de los casos no es efectivo.
  • Esta afección causa mucha picazón por lo que algunos dermatólogos prescriben cremas que alivien este síntoma.

El tratamiento para esta infección cutánea con cremas, lociones o medicamentos antiparasitarios pueden tener una duración de siete a diez días. Aunado a esto muchos especialistas recomienda mantener otros cuidados en esas áreas, por ejemplo colocar hielo diariamente y evitar rascarse continuamente.

anquilostomas

Nota importante: Usted no debe automedicarse, por lo tanto la recomendación es acudir al médico especialista, para que sea él quien le ordene el tratamiento adecuado. Este apartado no sustituye la orientación profesional, es solo de carácter informativo.

Recomendaciones para prevenir larva migrans cutáneo

Es importante seguir algunas recomendaciones que evitaran la infección con este tipo de parásitos :

  • Evite andar descalzo en lugares donde tenga contacto con la tierra, sobre todo si existen animales en los alrededores.
  • Si posee mascotas es necesario llevarlos al veterinario, este le indicará los medicamentos apropiados para combatir los parásitos.
  • Recoja las heces de sus animales.
  • Proteja sus manos y pies cuando realice trabajos de jardinería, limpiezas en áreas externas, etc.
  • Utilice sandalias o calzado apropiado al caminar por las playas y parques. (Ver articulo: Fobia a los insectos)

anquilostomas

(Visited 1.070 times, 1 visits today)
Categorías Microbios

Deja un comentario