La malaria: historia, características, síntomas, tratamiento y más

La malaria también conocida como paludismo, es una enfermedad infecciosa originada por protozoarios y es transmitida por el mosquito Anopheles, que está infectado por el mismo. Suele ser bastante severa y peligrosa, sin embargo al ser atendida a tiempo y de manera adecuada puede ser curada. Conoce mucho más sobre esta peligrosa afección en este artículo.

la malaria

¿Qué es la malaria?

La malaria es una afección de tipo parasitaria originada por cuatro especies de plasmodios: Plasmodium vivax, Plasmodium  malariae, Plasmodium ovale y Plasmodium falciparum. Siendo las formas más comunes de la enfermedad, las provocadas por los parásitos Plasmodium vivax y falciparum. Es importante recalcar que existen más de ciento veinte tipos de plasmodios, pero solo estos cuatro causan algún daño al ser humano.

Distribuida en las áreas tropicales y subtropicales, que afecta y se repite frecuentemente  en más de cien naciones, gran parte de los casos se concentra en África y la región amazónica.

Anualmente se registran más de trescientos millones de casos de malaria, y se calcula que de estos aproximadamente dos millones terminan en deceso, sobre todo en el caso de pacientes pediátricos que no superan los cinco años de edad, sólo en África Subsahariana.

Un número importante de casos también se registran en viajeros que no han sido vacunados, es decir no tienen inmunidad alguna ante la enfermedad y generalmente en este tipo de casos suele ser mortal. Esta afección puede causar la muerte rápidamente, por lo que es considerada como una emergencia médica. (Ver articulo: Eupnoos)

Nombre científico

Se le denomina Plasmodiosis, sin embargo es usual que se le llame malaria proveniente del término italiano “mala aira” o mal aire y paludismo de la palabra en latín “palus”, que se traduce como pantano. Todos haciendo referencia al que se pensaba era el origen de la enfermedad, las aguas empozadas y muchas veces pútridas.

Tipos de malaria

Existen cuatro tipos de esta enfermedad, según el tipo de parásito que afecte al individuo:

  • Malaria causada por el Plasmodium falciparum.
  • Malaria causada por Plasmodium vivax.
  • Malaria originada por el Plasmodium malariae.
  • Malaria causada por Plasmodium ovale.

También es importante destacar que las últimas décadas se han presentado casos de infección en seres humanos, originadas por el Plasmodium knowlesi, un parásito presente en algunos monos de los bosques en la zona sur-oriental de Asia.

Los casos más registrados de malaria o paludismo son los ocasionados por el Plasmodium falciparum y el Plasmodium vivax, siendo el primero el más peligroso y mortal de todos. Conocelos un poco más en detalle:

  • P. falciparum: es el parásito del paludismo más frecuente en África, causando el mayor número de muertes atribuidas a la afección. Suele reproducirse y multiplicarse con rapidez provocando pérdidas de cantidades de sangre bastante considerables, y la obstrucción de los vasos sanguíneos. 
  • P. vivax: este tipo es el más frecuente en los casos que se registran en áreas de Asia y América Latina. Tiene la particularidad de mantenerse inactiva, como si hibernara y luego multiplicarse para comprometer el organismo del hospedero, meses o años posteriores a la picadura del mosquito.

Clasificación de la Malaria

Clínicamente la malaria es una afección que se clasifica en:

Malaria Aguda: presenta fiebres que se hacen periódicas en personas sanas que no son inmunes, asociados además con escalofríos, dolores de cabezas intensos, náuseas y vómitos, sudoración excesiva, incrementos de la temperatura corporal de manera repentina con descensos cada cierto tiempo. Este periodo severo de la enfermedad tiene una duración de diez a doce horas al día. Luego con un intervalo de cuarenta y ocho a cincuenta horas dependiendo del parásito, las llamadas fiebres tercianas y cuartanas.

Malaria Crónica: se origina de la infección reiterada en personas semi-inmunes, con un cuadro de síntomas como: anemia severa, la presencia de parásitos en la sangre es baja menor al 1%, recrecimiento del hígado y bazo (hepatoesplenomegalia), el daño generalizado al organismo, sin embargo la presencia de fiebre es muy poco usual.

Malaria Grave: esta forma de la enfermedad está asociada a la infección por Plasmodium falciparum, presentando una sintomatología bastante variada que incluye fiebre, escalofríos y dolor de cabeza. Este tipo de malaria es la causante de gran parte de todas las complicaciones que ocasiona esta afección. (Ver articulo: Esquistosomiasis)

la malaria

Malaria Grave o Complicada

Este tipo de malaria afecta comúnmente a pacientes pediátricos en edad preescolar y mujeres en etapa de gestación (embarazadas). Se presenta de manera repentina y posteriormente a un cuadro benigno que no se ha complicado, pero que no tuvo tratamiento adecuado y al momento.

Es causante de ciertas afecciones:

  • Defectos de coagulación
  • Hemoglobinuria
  • Hemorragias espontáneas
  • Anemia
  • Ictericia
  • Taquicardia
  • Diaforesis
  • Hepatoesplenomegalia
  • Insuficiencia renal
  • Encefalopatía aguda
  • Trastornos hidroelectrolíticos y ácido-base
  • Edema pulmonar
  • Schock
  • Coma
  • Deceso

la malaria

Esta forma de infección por P. falciparum, genera además una complicación sumamente severa y potencialmente mortal, conocida como la malaria cerebral.

En la malaria cerebral ocurre un bloqueo capilar, causado por los eritrocitos parasitados, hipoglucemia y los efectos de las citocinas. Se presentan convulsiones, estado de coma y la muerte. Esta forma de malaria ocurre en un 2.5% de los individuos, y tres de cada quince pacientes aproximadamente mueren y aquellos que sobreviven, padecen daños cerebrales que les causen incapacidad permanente.

Generalmente los niños en edad preescolar son la población más afectada, sin embargo los pacientes adultos presentan la sintomatología por más tiempo.

la malaria

Malaria crónica

La malaria se debe considerar una afección crónica, no solo una infección del torrente sanguíneo con síntomas un tanto severos. Al no dar importancia y comprender su curso insidioso (de inicio lento  y asintomático al principio) y su constante y fuerte tendencia a recaer, incluso después de largos períodos (meses o años), explica el hecho de que sigue siendo un problema social y económico grave.

Recordemos que la malaria crónica se puede definir como una infección de malaria a largo plazo en persona semi-inmunes, es decir aquella que procede de áreas endémicas y están en exposición constante al plasmodio, generalmente estas no presentan síntomas agudos ni  fiebre. La infección no atendida y tratada puede evolucionar a una esplenomegalia malárica hiperreactiva (SMH) o en palabras más sencillas, un agrandamiento anormal del bazo, complicación que resulta potencialmente mortal.

Generalmente un solo tratamiento contra la malaria es adecuado para tratar pacientes que no se expondrán nuevamente a la infección, mientras que una profilaxis adecuada es imprescindible y necesaria para los pacientes expuestos nuevamente a la transmisión de la malaria. Mantener un  tratamiento intermitente sería el único enfoque viable en los países endémicos, según muchos expertos.

la malaria

Historia de la malaria

Se presume que la malaria se remonta a la prehistoria, siendo un padecimiento ocasionado por parásitos y que se puede transmitir entre animales y humanos (zoonótica), que infecto a las especies de primates del continente africano y que logró afectar a casi todas las áreas del planeta, con excepción de la Antártica.

Existen descubrimientos de la presencia del ADN de estos parásitos separados y aislados de algunos mosquitos aprisionados en piedras de ámbar, que datan de hace más de treinta millones de años. Sin embargo aún no se tiene certeza si afecto a los grandes especímenes de dinosaurios, aun cuando se conoce actualmente que puede estar presente en reptiles y aves.

Existen muchas referencias sobre fiebres que azotaban a diferentes naciones cada cierto tiempo, por ejemplo en China hacia el 2700 antes de Cristo, en el antiguo Egipto en el 1570 antes de Cristo y en Mesopotamia aproximadamente en el 2000 a.C., siendo la medicina natural tradicional el único recurso para tratarla.

Por muchos registros antiguos se presume que la malaria cobró muchas víctimas en estas épocas antiguas, sin importar la clase social, paseándose tanto por las cortes como por las poblaciones más humildes.

la malaria

Algunos registros entre el 460 y el 370 antes de Cristo, en el texto Epidemias de Hipócrates, indican la ocurrencia constante de estas fiebres y como las clasificaban. También en la antigua Roma, Lucio Columela reseño su existencia.

Con las primeras tentativas de organizar los conocimientos, hechos y leyes de la ciencia en el llamado método científico, se le atribuye al médico italiano Francesco Torti, el nombre de esta enfermedad. Se establece el nombre de malaria o mal aira, asumiendo que era causada por el mal aire que emanaba los pantanos y lagos, sin embargo en ninguna de sus obras figura este término.

Con el tiempo otras teorías aparecieron, unas más distantes que otras, para 1880 el médico y naturalista de origen francés, descubrió que ciertos parásitos protozoarios eran los causantes de las afecciones infecciosas denominadas malaria y tripanosomiasis. Por su investigación ganó el premio Nobel de Medicina en 1907.

Se calcula que esta dolencia puede ser causante de la muerte de casi la mitad de los pobladores del planeta, por lo que es valorada como una de la enfermedades mas letales de nuestra historia y que aún sigue acechando en la actualidad. Los trabajos científicos relacionados a la malaria aún continúan, sin mencionar el empeño de la medicina por erradicar de una vez por todas esta enfermedad.

la malaria

Características de la malaria

Existen algunas características que permiten diferenciar esta enfermedad de otras propias, de las mismas zonas endémicas, estas incluyen:

  • La malaria es una enfermedad parasitaria que puede tener evolución rápida y grave, debe ser tratada como emergencia.
  • Puede ser provocada por cuatro protozoarios del género Plasmodium, siendo el Plasmodium vivax y el Plasmodium  falciparum las especies predominantes.
  • Estos parásitos del género plasmodium se alojan y viven a través de otros seres vivos, del cual obtiene los nutrientes. Se instala en el organismo y compite con el huésped por las sustancias alimenticias que este obtiene de los alimentos, causando serios daños a la salud.
  • Es transmitida al hombre por la picadura de las hembras de los mosquitos del género Anopheles, que estén infectados con el parásito. Estos mosquitos también son conocidos por anofelinos, entre otros nombres.

la malaria

  • La enfermedad también puede ser adquirida a través del contacto directo con la sangre de una persona infectada, tal es el caso de personas que reciben transfusiones sanguíneas o trasplante de órganos, o por el intercambio de jeringas entre usuarios de drogas inyectables.

Muchas naciones han implantado criterios rigurosos en la selección de individuos que deseen ser donadores de sangre y órganos, para impedir que las personas sean infectadas, no sólo por la malaria, sino por otras afecciones graves como la hepatitis, sífilis, mal de Chagas y el sida.

  • Después de la picadura, los parásitos arriban rápidamente al hígado donde se desarrollan y proliferan de forma intensa y veloz. A continuación, ya en el torrente sanguíneo, invaden los glóbulos rojos y en constante reproducción y aumento, comienzan a destruirlos. A partir de ese lapso, inician los síntomas de la enfermedad.
  • Presenta en  sus etapas de inicio una sintomatología parecida a la gripe o resfriado común.

Síntomas

Los síntomas de la malaria suelen aparecer a los diez o quince días posteriores a la picadura del mosquito, que aloja al parásito, pero es muy importante que tengas presente algunos aspectos:

  • Los signos y síntomas de la etapa inicial de la malaria son muy parecidos a los síntomas del resfriado común, por lo que al principio pueden confundirse y es poco probable que se sospeche de una infección por plasmodium.
  • Los síntomas de la afección no suelen aparecer con puntualidad a las dos semanas, algunos tipos de malaria pueden tardar mar en dar señales, por ejemplo cuando es P. vivax.
  • Existen muchos casos donde los individuos que viven en áreas de transmisión de esta enfermedad, pueden volverse inmunes a la exposición, en el transcurso  de sus vidas.

la malaria

Las principales manifestaciones clínicas de la malaria o paludismo en su fase inicial son:

  • Fiebre
  • Presencia de escalofríos
  • Temblores
  • Sudoración excesiva e intensa
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el cuerpo y malestar general.
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Dolor en el área abdominal (Ver articulo: Mariquita amarilla)
  • Pérdida del apetito

la malaria

  • Fatiga y decaimiento
  • Sensación constante de cansancio.
  • Convulsiones

Cualquier enfermedad febril que se presente en un individuo en áreas de transmisión o que venga de ellas, debe considerarse como malaria, hasta que sea aclarado el diagnóstico y tomar las medidas sanitarias correspondientes. 

No obstante y es importante aclarar, que la presencia de fiebre en una persona proveniente de un área endémica de la malaria o paludismo, no significa necesariamente que tenga esta afección. Existen otras enfermedades, sean transmitidas o no por insectos, que presentan síntomas similares a los de la malaria y también pueden estar presentes en esas regiones.

Al presentar fiebre durante el viaje o después del regreso, incluso si se utilizan medicamentos antimaláricos de la forma quimio profiláctica, la persona debe buscar inmediatamente asistencia médica informando: el uso de estos medicamentos y que estuvo en un área de transmisión de la malaria.

la malaria

Muchos de los países endémicos de malaria son también endémicos de fiebre amarilla, para la que existe una vacuna específica y eficaz. Es importante que recuerde vacunarse contra la fiebre amarilla al menos 10 días antes de viajar a esas regiones. (Ver articulo: Parasitosis)

Transmisión de la malaria

Los parásitos que causan la malaria son transmitidos al ser humano de diferentes maneras:

-La picadura de mosquitos hembras del tipo Anopheles que están afectados por el plasmodium.

-Transfusión sanguínea o trasplantes de órganos.

-Accidentes laborales en el área de la salud.

-Uso de jeringas infectadas en individuos adictos a las drogas, de aplicación intravenosa.

la malaria

Mosquito Anopheles

El paludismo o malaria es transmitido a las personas por la picadura de la hembra del género de los Anopheles, que obviamente tiene presente el virus.

El mosquito hembra requiere de sangre para el desarrollo de sus huevos, por lo tanto pican al ser humano en busca de alimento y durante este proceso el parásito pasa de su anfitrión (mosquito), al hospedero (humano).

Existen ciertas condiciones necesarias para que los parásitos que ocasionan la malaria tengan un desarrollo exitoso, pudiendo ser afectados por diversos factores, entre los que encontramos:

  • Temperatura y humedad del medio ambiente.
  • Tiempo de supervivencia del mosquito Anopheles. Se requiere que esté viva entre diez y veinte días, para que el parásito realice su ciclo completo.

En el planeta se calcula que existen más de tres mil especies de mosquitos, clasificadas en cuarenta y un géneros, pero solo unas cuatrocientas treinta son Anopheles y de estos, menos de cuarenta tipos pueden transmitir esta afección.

En este género se encuentran tres grupos: Anopheles, Chagasia y Bironella. Generalmente los Anopheles son los que más afectan en términos sanitarios por su capacidad de transmitir el paludismo o malaria

Es importante destacar que el mosquito no es afectado por la presencia del parásito en su organismo, caso totalmente contrario al ser humano.

Morfología del mosquito

Las hembras de este género presentan los apéndices sensoriales o palpos y la probóscide (apéndice tubular empleado para alimentarse) del mismo largo. Su cabeza y cuerpo están en línea recta y forman un ángulo de unos 30° a 45° grados, sobre la superficie donde se posa. Sus alas tienen parches o matas blancas y negras, esto debido a las acumulaciones de escamas, siendo esto una de las características que diferencian a la especie.

Su actividad es mayor durante el atardecer y la noche, es decir es una especie de hábitos nocturnos, viajando gran cantidad de kilómetros para buscar algún mamífero para llevar a cabo la dermosucción de sangre caliente. Se afirma que las hembras pueden volar más de dos kilómetros en busca de alimento.

Sin embargo este recorrido puede verse afectado por la  temperatura, la cantidad de vapor de H2O presente en el aire (humedad relativa), y la cantidad e intensidad de la luz.

Es importante destacar que el consumo de sangre permite a  a hembra culminar su ciclo gonotrófico y poner los huevos que darán paso a las larvas, que vienen listas para adaptarse y sobrevivir a diferentes hábitats donde exista agua, sean limpias y oxigenadas, hasta lugares donde solo exista materia orgánica húmeda. (Ver articulo: Fobia a los insectos)

la malaria

Ciclo gonotrófico

El mosquito consume sangre durante las horas crepusculares o nocturnas, de seres humanos y animales de sangre caliente. Se alimenta siguiendo cuatro pasos o etapas:

  • Ubica y reconoce al hospedero para luego posarse en el.
  • Inicia la exploración del área expuesta y pica al huésped.
  • Inicia la dermosucción o la succión de la sangre
  • Al tomar la cantidad que requiere, retira la probóscide.

Las hembras de esta especie son las que se alimentan de sangre y generalmente pican solo una vez; solo que presenten mucha debilidad, entonces se alimentan varias veces.

El ciclo gonotrófico en esta especie se le denomina al período que transcurre entre la alimentación del mosquito, es decir cuando succiona la sangre, la postura de los huevos (ovipostura) y el momento de volver a alimentarse.

Este proceso incluye:

  • Extracción de la sangre que sirve de alimento.
  • Digestión o proceso de transformación de la sangre consumida.
  • Maduración de los ovocitos (célula involucrada en la reproducción).
  • Oviposición (deposición del huevo).

El tiempo de digestión de la sangre y la producción de huevos oscila entre tres y cinco días, esto depende de la temperatura de la zona donde habita. En esta especie la temperatura ambiental suele influir en la gestión y desarrollo ovárico, siendo más lento estos procesos cuando la temperatura es baja y más rápido cuando hace calor. La humedad influye de la misma forma.

Por lo tanto el ciclo gonotrófico en climas tropicales es corto, y varía menos que en las áreas donde las estaciones climáticas son muy definidas. Los mosquitos viven varios ciclos, pero dependen del tiempo que tardan en alimentarse, la digestión, el desarrollo de los ovarios y la postura de los huevos. Aquellas hembras que tengan ciclos gonotróficos cortos, son las que ponen más huevos en su vida adulta.

la malaria

Este ciclo constante del mosquito permite su desarrollo y reproducción, pero también esta forma de alimentarse permite que el insecto ingiera y transmita la infección viral. Por ejemplo los anofelinos son los transmisores de la malaria humana, microfilarias y la encefalitis.

Sin embargo para que puedan transmitir el paludismo, es necesario que el parásito (Plasmodium) complete su ciclo biológico en el cuerpo del Anopheles hembra. Por esta razón no todas las especies de este mosquito son vectores de todos los tipos de malaria, pues algunos cumplen las necesidades biológicas del patógeno.

Etapas de su ciclo de vida

Los mosquitos incluyendo la especie Anopheles dividen su vida en cuatro etapas: huevo, larva, pupa y adulto.

En sus primeras tres etapas de vida, se desenvuelven en medios acuáticos y tienen una duración entre cinco y catorce días, esto dependiendo de las especies y la temperatura del medio donde habitan.  Durante su etapa adulta el Anopheles hembra transmite el paludismo.

Investigadores que mantienen  hembras en cautiverio indican que pueden vivir hasta treinta días, en la naturaleza se estima que no sobrevivan más de dos semanas

la malaria

Distribución geográfica del Anopheles

Estos insectos se distribuyen ampliamente en todo el planeta, encontrándose en África, Asia, América (Sur, Centro y Norte) y el Pacífico Occidental. Estas especies hacen acto de presencia en zonas templadas, tropicales y subtropicales, sin embargo no se registran en la Antártida.

Periodo de incubación de la malaria

Es el lapso de tiempo transcurrido entre la picadura del mosquito infectado y la aparición de los primeros síntomas. Este puede variar entre ocho a treinta días o incluso más, dependiendo de la especie de Plasmodium, de la carga parasitaria inyectada por el mosquito en el momento de la picadura y del sistema de defensa del paciente. Durante ese período, que corresponde a la fase en que el Plasmodium se está reproduciendo en el hígado del individuo, no hay cuadro de síntomas que delatan la enfermedad.

Es habitual que dure entre trece y treinta días, pero es variable, dependiendo del parásito con el que fue infectado. Existen algunos casos de periodos de incubación de solo tres días.

Factores que influyen en la duración del periodo de incubación:

-Inmunidad

-Tratamiento con quimioprofilaxis

-Forma de contagio, generalmente en la forma transfusional, este periodo es mucho menor.

Tiempo de vida de los parásitos Plasmodium

Al ser ingeridos por el mosquito, estos parásitos se desarrollan en él hasta que puedan infectar al ser humano. Esta etapa de desarrollo en el mosquito se llama como período de incubación extrínseca, teniendo una duración de diez a veintiún días, esto depende del tipo de parásito que sea y la temperatura del ambiente. Es necesario que el mosquito sobreviva un lapso de tiempo mayor ,a lo que dura este período, sólo así será posible la transmisión del parásito al ser humano.

Ciclo del parásito

Cuando la transmisión ocurre por la picadura del mosquito, éste inocula a la persona los esporozoitos o las formas infectivas de este virus, que se aloja en sus glándulas salivales.

Los esporozoitos pasan al torrente sanguíneo de manera directa o a través de la vía linfática, en corto tiempo se desplazan y localizan en los hepatocitos, iniciándose la etapa asexuada del ciclo o esquizogonia hepática.

Cuando los parásitos se desarrollan y se transforman en esquizontes adultos y maduros, los hepatocitos estallan y dan paso a los merozoitos que se integran a la circulación sanguínea, esto inicia la etapa hemática o esquizogonia intraeritrocitaria.

Posterior a unos cuantos ciclos asexuales, un número representativo de parásitos se desarrollan y evolucionan a formas sexuadas conocidas como gametocitos. Estos son ingeridos por el mosquito cuando éste pica nuevamente, y es en él donde comienza la etapa sexual del ciclo, y se forman esporozoitos nuevos.

El Plasmodium vivax y el Plasmodium ovale, al ser inoculados en el cuerpo, presentan un comportamiento bastante particular, una cierta cantidad de esporozoitos no comienzan la esquizogonia hepática primaria, por el contrario permanecen dormidos, mejor conocidos como hipnozoitos.

Estos, luego de unas semanas o incluso años, inician un nuevo ciclo conocido como ex-eritrocitario secundario o esquizogonia tisular secundaria, que provoca la liberación de merozoitos al torrente sanguíneo. Es importante resaltar que este tipo de proceso se repite cada cierto lapso de tiempo, pero cada vez con menos frecuencia e intensidad. Estas formas llamadas hipnozoitos, no se presentan en el Plasmodium falciparum y Plasmodium malariae.

la malaria

Fisiopatología

El funcionamiento del organismo durante el curso de esta enfermedad suele verse bastante afectado, y puede complicarse con el paso de los días. Cuando se contrae la malaria se produce en el organismo la exterminación y destrucción de los eritrocitos, que además deja libres diferentes sustancias del parásito y de hematíes en el torrente sanguíneo.

En los infecciones por Plasmodium falciparum que se tornan severas, las diferentes anomalías y  alteraciones ocurridas son causadas primordialmente por los fenómenos de citoadherencia y secuestro de los hematíes parasitados. Estos fenómenos no ocurren en las infecciones causadas por otros plasmodios, y suele ser la causa de la alta mortalidad en este tipo de malaria.

La membrana de los hematíes, al estar parasitados por plasmodios maduros, se tornan rígidas y aparecen un tipo de protuberancia que permiten la llamada cito-adherencia, es decir la fijación al endotelio vascular en los capilares de órganos principales o vitales, especialmente en el cerebro; para luego desaparecer en la sangre que circula por todo el cuerpo, a la que conocemos como la sangre periférica, a la que ya no vuelven. Ese tipo de acción se conoce como secuestro.

Estos fenómenos que ocurren en la infección por P. falciparum, permite apreciar en la sangre periférica:

  • Parásitos en todas sus etapas de desarrollo.
  • Ralentización del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos más pequeños, conocidos como capilares
  • Hipoxia
  • Aumento de citocinas
  • Glucólisis anaeróbica
  • Acidosis láctica

Diagnóstico de la malaria

Hasta la fecha, el diagnóstico de esta enfermedad se realiza mediante un examen clínico que permite verificar e identificar los signos y síntomas que presenta el individuo. Ademas se efectuaran exámenes y análisis microscópicos de muestra de sangre, estas son conocidas como: gota gruesa y frotis.

Estos se repetirán cada doce o veinticuatro horas, para controlar la variación en la cantidad de parásitos que se encuentran en la sangre periférica.

Es imprescindible confirmar el diagnóstico de paludismo antes de proceder a la prescripción de un tratamiento, se recomienda evitar la ingesta de productos farmacológicos basados solo en la sintomatología, sin embargo es una opción que puede contemplarse y reservarse para aquellas situaciones donde no es posible realizar un diagnóstico parasitológico.

la malaria

Tratamiento para la malaria

La malaria como ya hemos expuesto anteriormente, es una afección bastante severa y muy peligrosa si no es atendida adecuadamente, especialmente cuando el agente causante es el Plasmodium falciparum. Esta debe ser tratada cuanto antes, pues mientras mas avanza mas peligrosa y complicada resulta.

En lo casos de pacientes que presentan malaria grave o que por alguna razón no pueden ingerir los medicamentos por vía oral, estos deben ser administrados mediante una perfusión intravenosa de manera continua. La mayoría de los productos farmacológicos empleados en la terapia para atacar esta enfermedad, son activos contra todas las formas de parásitos en la sangre; en este grupo de medicamentos se incluyen:

  • Cloroquina: este fármaco se emplea para tratar la malaria y otras dolencias, tales como el lupus eritematoso sistémico y discoide, esclerodermia, liquen plano, polimiositis, etc. 

la malaria

  • Atovacuona-Hidrocloruro de proguanil (Malarone)
  • Artemeter-lumefantrina (Coartem): tiene acción antiparasitaria, y está indicado para tratar la malaria aguda no complicada producida por el Plasmodium falciparum, en pacientes adultos y pediátricos, con un peso igual o mayor a cinco kilogramos. 
  • Mefloquina (Lariam) este antimalárico actúa sobre el Plasmodium falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae y Plasmodium ovale, en sus formas asexuales intraeritrocitarias. Además, se emplea cuando los parásitos causantes de la enfermedad presentan resistencia a otros fármacos contra el paludismo como la cloroquina, proguanil,etc. Se emplea en el tratamiento profiláctico para viajeros que acuden a zonas de trasmisión. 
  • Quinina: conocida también como chinchona, es un antipalúdico extraído de la corteza del árbol de la quina, que además tiene acción antipirética y analgésica.
  • Quinidina: aun cuando tiene otros usos este medicamento antipalúdico, tiene acción esquizonticida sanguínea efectiva y rápida para varias especies de Plasmodium, es importante destacar que no actúa en las formas intrahepáticas.  
  • Doxiciclina asociado con la quinina: este antibiótico combinado con con la quinina, se prescribe dependiendo del nivel de resistencia del parásito. 
  • Clindamicina, en conjunto con la quinina: este tipo de terapia combinada se prescriben últimamente para el tratamiento de la malaria causada por el Plasmodium falciparum, que se muestran resistentes a la cloroquina. 
  • Artesunato es un medicamento que se emplea en la terapia contra la malaria causada por las cepas de Plasmodium falciparum, que se muestran resistentes a la quinina y la cloroquina, generalmente se combinan con pirimetamina-sulfadoxina o mefloquina.

la malaria

La primaquina o fosfato de primaquina, presenta una efectiva actividad contra los parásitos inactivos (hipnozoitos) y evita que el individuo tenga recaídas. Este medicamento suele ser de uso delicado y está contraindicado en pacientes embarazadas, y casos de individuos con deficiencia de G6PD (glucosa-6-fosfato deshidrogenasa), es decir no debe ser prescrito a estos grupos en particular. 

Por lo tanto se aconseja que se realicen todas las pruebas pertinentes para descartar la deficiencia de G6PD.

El tratamiento de esta enfermedad se ha complicado un poco por la aparición de resistencias a las drogas antimaláricas. Este tema ha impulsado la investigación y búsqueda de nuevos productos farmacológicos y drogas, además de terapias combinadas con varios antipalúdicos, con fines terapéuticos y evitando que ocurran estas resistencias.

La selección y aplicación del tratamiento a un paciente que presente malaria está sujeto a ciertas condiciones, es decir depende de algunos factores:

  1. El tipo o especie del parásito que infecta el organismo.
  2. El área donde se produjo la contaminación o infección. 
  3. Estado de resistencia a los medicamentos.
  4. Condiciones clínicas del individuo.
  5. Enfermedades o condiciones que estén presente en el organismo del paciente.
  6. Embarazo
  7. Hipersensibilidad o alergias a medicamentos u otros productos. 

la malaria

Medidas de prevención

Las medidas de protección individual son las formas más efectivas de prevención, considerando que aún no existe una vacuna disponible contra la malaria. Estas medidas tienen como objetivo principal impedir o reducir la posibilidad del contacto hombre-mosquito transmisor. Algunas de estas medidas de prevención son:

  • Disminuir al mínimo posible la extensión de las áreas descubiertas del cuerpo, empleando el uso de pantalones y camisas de manga larga.
  • Las partes descubiertas del cuerpo deben estar siempre protegidas por repelentes, que también deben ser aplicados sobre la ropa.
  • Evitar frecuentar lugares cercanos a criaderos naturales de mosquitos, como la orilla del río o las áreas inundadas, sobre todo  al final de la tarde y hasta el amanecer, pues en esos horarios hay un mayor número de mosquitos transmisores de malaria circulando.
  • Utilizar cortinas y mosquiteros impregnados con insecticidas y repelentes (a base de piretroides), sobre la cama o el lugar donde duerme.
  • Instalar pantallas de malla en las puertas y ventanas de las casas.
  • Emplear si es necesario, insecticidas en las habitaciones o ambientes donde se duerme. Esta recomendación suele ser muy común, recurrir a la fumigación de espacios interiores empleando insecticidas de acción residual.
  • Recuerde que estos cuidados no sólo protegen contra la picadura de los mosquitos transmisores de la malaria, sino también contra la picadura de otros insectos transmisores de otras enfermedades.

la malaria

Quimioprofilaxis

La quimioprofilaxis en enfermedades como la malaria, consiste en la aplicación de medicamentos antimaláricos para una enfermedad que aún no ha contraído, pero que existe la posibilidad de contraer.

Este tipo de tratamiento es indicado por médicos especializados en algunas situaciones especiales, sobre todo en el caso de  los viajeros. La idea de emplear la quimioprofilaxis, es impedir la multiplicación del parásito en la sangre.

La quimioprofilaxis no evita la infección malárica, es decir, la entrada y el desarrollo del Plasmodium en el organismo del individuo. Realizar este tipo de tratamiento preventivo de forma inadecuada, empleando un medicamento inadecuado, en una posología o dosis inadecuada no ofrece protección alguna.

Un mismo tipo o especie de Plasmodium puede presentar patrones variados de sensibilidad a los medicamentos, comúnmente utilizados en quimioprofilaxis, dependiendo de la zona de transmisión. Si realiza una quimioprofilaxis empleando un medicamento al que el Plasmodium es resistente, simplemente va a quedar desprotegido y vulnerable a desarrollar las formas graves de la malaria.

Por lo tanto, es indispensable tener en cuenta que la quimioprofilaxis debe realizarse estrictamente dentro de las orientaciones médicas recibidas, es decir, nunca debe sustituirse el medicamento, la dosis o el período de utilización indicados por el especialista.

la malaria

Algunos consejos generales referente al tratamiento quimioprofilaxis:

  • Comience la ingesta del medicamento anti-malárico mínimo una semana previa al viaje, dependiendo obviamente del fármaco que le sea indicado, y mantener su administración al menos cuatro semanas más, después de haber regresado.
  • Tome la droga después de ingerir los alimentos.
  • No interrumpir o suspender la medicación por la aparición de efectos secundarios, sin previa autorización de un médico con experiencia en este tipo de tratamientos.

Para resumir, es importante:

  • Evitar la picadura de mosquitos.
  • Verificar si está o ha estado en un área de transmisión de la malaria.
  • Si presenta fiebre, considerar en la posibilidad de haber contraído la enfermedad y realizar lo necesario para descartar la sospecha.
  • Informarse inmediatamente dónde buscar ayuda médica para obtener el diagnóstico y el tratamiento, tanto en el área endémica como fuera de ella.
  • No auto-medicarse. 

la malaria

Vacunas para la malaria

Es importante tener presente que no existen vacunas autorizadas contra esta enfermedad. Sin embargo, actualmente se encuentra en evaluación para ser empleada en asociación con otros recursos, una vacuna para prevenir la malaria, la RTS, S / AS01 denominada comercialmente como Mosquirix.

Esta vacuna contra la malaria es producto del trabajo y colaboración, por más de treinta años de los científicos de GlaxoSmithKline (GSK), creada en 1987 y  fue diseñada para evitar que el parásito comprometa el hígado, impidiendo la infección, desarrollo y multiplicación del mismo.

Su mecanismo de acción se centra principalmente en desencadenar la reacción o respuesta inmunológica del cuerpo, para que éste se defienda del parásito causante de la malaria. El Plasmodium falciparum cuando entre al torrente sanguíneo o intente infectar las células del hígado, evitando su regreso al torrente sanguíneo nuevamente, donde afectaría los glóbulos rojos y desencadenaría los múltiples síntomas de la afección. (Ver articulo: Entamoeba histolytica)

la malaria

Áreas endémicas

Las áreas endémicas o de transmisión de malaria son aquellas que presentan registros continuos de casos de la enfermedad, durante todo el año.

Como áreas de transmisión natural de malaria, es decir por la picadura del mosquito, se clasifican ochenta y ocho países, la gran la mayoría localizada en la franja tropical del planeta. Entre ellos están:

  • La mayoría de los países del continente africano ubicados por debajo del Desierto del Sahara.
  • Los países de Centroamérica y el Caribe.
  • Naciones del Sur y del sudeste de Asia
  • Medio Oriente y el Extremo Oriente (China, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón y Vanuatu)
  • Países amazónicos de América del Sur (Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, Guyana Francesa).

En Brasil, se presenta una gran área endémica que está formada por todos los estados de la Amazonia Legal, Rondonia y Roraima, además de las regiones al oeste del Estado de Maranhao, al noroeste del Estado de Tocantins y al norte del Estado de Mato Grosso. 

La malaria en África

El continente africano presenta la mayor cantidad de casos de esta enfermedad a nivel mundial, resultando desproporcionada y alarmante. Para ser más específico,s un noventa por ciento de los casos y también de los fallecimientos por este flagelo ocurren en África. La inversión en los planes y campañas  para el control y la eliminación de la malaria, alcanzan cifras aproximadas de dos mil setecientos millones de dólares.

Como se ha indicado anteriormente, la malaria o  paludismo es provocado por parásitos Plasmodium, dada al hombre por los mosquitos Anopheles, que están infectados con el mismo. Estos mosquitos se conocen como anofelinos, denominados vectores del paludismo.

Existe diversas  especies de parásitos que son la causa de la malaria o paludismo en el ser humano, pero las más letales son el Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax. Siendo el P. falciparum el de mayor incidencia, y el que más afecta en los países africanos y el que mayor número de muertes causa a nivel mundial. El Plasmodium vivax es un parásito que provoca la malaria en gran parte de los países que no son parte del África subsahariana.

la malaria

La malaria en el embarazo

La malaria es una grave amenaza para la vida de las mujeres no inmunes durante la etapa de gestación o embarazo. Esta afección cuando se torna severa puede provocar la pérdida fetal, y es responsable de una alta mortalidad materna, esto debido a la hipoglucemia aguda y el síndrome de dificultad respiratoria

Al año se registran un aproximado de doscientas mil muertes de recién nacidos, causadas por la malaria adquirida en la etapa de gestación (embarazo). Esta enfermedad representa un riesgo para las mujeres y sus hijos. El paludismo durante el embarazo afecta negativamente a la madre y al feto, causando entre otras cosas complicaciones tales como:

  • El aborto involuntario.
  • La muerte fetal.
  • Nacimiento prematuro.
  • Bebés con pesos muy bajos al nacer.
  • Anemia materna y neonatal que puede ser muy grave.

Las pacientes en etapa de gestación son vulnerables a esta enfermedad, debido a la disminución de las capacidades del sistema inmunitario generadas por el embarazo, incrementando la posibilidad de anemia grave y muerte.

En lo que respecta al feto, la malaria materna aumenta la posibilidad de un aborto espontáneo, muerte del feto antes del nacimiento o muerte intrauterina, nacimiento antes de las treinta y siete semanas o parto prematuro, y con bajo peso al nacer (menos de 2500 gramos), siendo esta una de las principales causas de muerte en el lactante.

la malaria

Aunque este  problema se desatendió por mucho tiempo, actualmente se están tomando medidas que permitan reducir el número de decesos atribuidos a la malaria durante el embarazo, y además brindar la atención y el cuidado necesario para mejorar la salud, tanto de madres como de los recién nacidos. (Ver articulo: Anquilostomas)

Protección a las mujeres embarazadas

El cuidado y protección de las embarazadas se centra en tres aspectos fundamentales relacionados con la prevención y el tratamiento, estos son el uso de mosquiteros tratados con insecticidas (MTI), el  tratamiento preventivo intermitente, y el tratamiento eficaz de los casos existentes de malaria. A continuación conoce con más detalles estos aspectos:

1-Mosquiteros tratados con insecticidas (MTI)

Aunque parezca poco importante, dormir bajo dichos mosquiteros es una medida o estrategia que permite brindar una sencilla pero efectiva protección a las embarazadas y a los recién nacidos, de las posibles picaduras de los mosquitos Anopheles, transmisores de la malaria y que generalmente están activos a atardecer.

2-Tratamiento preventivo intermitente

Cuando se encuentra en áreas donde la transmisión de la malaria, sobre todo la ocasionada por el Plasmodium falciparum, es elevada o moderada, es importante considerar la aplicación de un tratamiento intermitente con productos farmacológicos antipalúdicos a las mujeres embarazadas que habitan en ella.

Generalmente se aconseja la administración de dos dosis de un antipalúdico como mínimo. Se considera segura y eficaz actualmente la sulfadoxina-pirimetamina.

3-Tratamiento eficaz de los casos existentes

Aunque el objetivo es reducir los riesgos durante el embarazo, es importante prestar una correcta atención en los centros de atención prenatal cuando las pacientes acuden durante el embarazo para chequearse. Siendo esto una oportunidad de hacerles entender la importancia de prevenir esta enfermedad, y en todo caso, la necesidad de tratar la malaria si ya fue adquirida.

Por lo tanto, es necesario fortalecer la infraestructura existente para ofrecer una efectiva atención prenatal, recomendar las medidas preventivas y brindar el tratamiento, la asistencia y la asesoría para que las embarazadas y los recién nacidos tengan buena salud. (Ver articulo: Chinche de agua)

la malaria

La malaria y la lactancia

Este aspecto preocupa a muchas madres que pueden padecer esta enfermedad, la malaria o paludismo no se transmite por la leche materna. Esto quiere decir que si desea amamantar o está amamantando a un bebé, puede hacerlo, y éste no verá afectada su salud por la malaria.

Sin embargo debe notificar a su médico tratante que está amamantando, pues existen medicamentos para tratar la malaria como la primaquina, que debe utilizarse con mucha precaución en esta etapa. Este medicamento suele ser muy efectivo para la terapia de infecciones de paludismo, pero compromete las células de los glóbulos rojos en individuos que tienen una anomalía genética, llamada deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD).

Se aconseja que antes de prescribir este tipo de medicamento, tanto la madre como el bebé sean sometidos a una prueba de deficiencia de G6PD.

la malaria

Consecuencias de la malaria

Esta enfermedad puede causar en el organismo de aquellos que la padecen, serios daños, sobre todo cuando evoluciona sin recibir los cuidados y tratamientos adecuados. Entre los daños más importantes tenemos:

  • Malaria cerebral, que provoca convulsiones, estado de coma, muerte o discapacidad.
  • Anemia hemolítica por daño a los glóbulos rojos, dependiendo de los niveles de parasitación.
  • Hipoglucemia, en casos muy severos de la enfermedad.
  • Complicaciones pulmonares y  problemas respiratorios, sobre todo en pacientes adultos.
  • Insuficiencia renal aguda, causada por la presencia excesiva de parásitos debido a la hemodiálisis muy acentuada
  • En mujeres embarazadas puede causar anemia materna, abortos, partos prematuros y muerte prenatal.

Malaria: emergencia médica

La malaria es una enfermedad que tiene cura, pero puede evolucionar hasta alcanzar sus formas graves en pocos días si no es diagnosticada y tratada con mucha rapidez, principalmente aquella que es causada por el Plasmodium falciparum, que debe ser siempre considerada como una emergencia médica.

El diagnóstico y el tratamiento tardío pueden generar un agravamiento de la enfermedad, dando origen a cuadros de anemia grave, insuficiencia renal y hepática y coma, entre otras complicaciones clínicas. Tenga muy presente que prácticamente todos los órganos y sistemas pueden ser comprometidos.

la malaria

Niños, mujeres en etapa de gestación (embarazadas), personas de edad avanzada o debilitadas por otras enfermedades, ya sean infecciosas o no infecciosas, son más vulnerables. Sin embargo, cualquier persona que sea infectado por primera vez, puede desarrollar cuadros de malaria bastante graves y que pueden terminar en deceso.

Diagnosticar e iniciar el tratamiento correcto en la fase inicial de la dolencia ,puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte, pues además de evitar la evolución de la malaria a sus formas graves, disminuye también la posibilidad de ocurrencia de nuevos casos, si dicho paciente con paludismo permanece en las áreas de transmisión.

En un área de transmisión es imprescindible buscar ayuda médica especializada tan pronto como aparezcan los primeros síntomas. Si sale de las áreas de transmisión y presenta síntomas, es igualmente importante informar al médico, que visitó alguna zona que forma parte de las áreas de transmisión de la malaria.

¿Malaria o paludismo?

En muchas personas existe la duda sobre el nombre correcto de la enfermedad, es ¿malaria o paludismo? Ambas formas son correctas, estos dos términos se utilizan para definir la misma enfermedad causada por parásitos del género Plasmodium. La palabra malaria proviene del italiano medieval mal aria o mal aire, época en que le atribuían la enfermedad a las emanaciones contaminadas del los suelos y aguas pútridas.

El término paludismo se origina de las palabras en latín paludis, que significa ciénaga o pantano y del sufijo -ismo, que indica en esta oportunidad un proceso patológico o desarrollo de una enfermedad.

¿La malaria es contagiosa?

Ya mencionamos anteriormente las formas de transmisión de la enfermedad, sin embargo es necesario aclarar que esta enfermedad solo puede pasar de un ser humano a otro en situaciones muy puntuales:

-Una paciente embarazada con malaria puede transmitirlo vía placentaria al feto.

-Como consecuencia de transfusiones sanguíneas o trasplantes de órganos, donde el donante ha padecido la enfermedad.

la malaria

Programa sobre la malaria OMS

El Programa Mundial sobre Paludismo de la Organización Mundial de la Salud, es el responsable y encargado de organizar o coordinar los esfuerzos y colaboraciones a nivel mundial, para controlar y erradicar la malaria.

Se guía y conduce por la Estrategia Técnica Mundial contra la Malaria 2016-2030, que no es otra cosa que los lineamientos técnicos para el manejo, control y exterminación total del paludismo en las zonas endémicas a nivel mundial, establecida y adoptada en el años 2015  por la Asamblea Mundial de la Salud.

Algunos objetivos establecidos para el año 2030 incluyen: reducir la aparición de casos nuevos de la enfermedad  y la tasa de mortalidad producida por la enfermedad en un noventa por ciento (90%), erradicar la malaria al menos en 35 países y tomar las medidas necesarias para mantener libres de este flagelo, a todos los países que que no presentan casos. (Ver articulo: Araña violín)

Datos y cifras

Esta es una afección que puede resultar mortal, es provocada por ciertos parásitos que entran al organismo del ser humano cuando es picado por el mosquito Anopheles hembra, que está infectado.

Sin embargo, aunque se trata de una enfermedad muy grave, es una afección que puede prevenirse y sanarse. Por eso es necesario tomar las medidas pertinentes para evitar el aumento de los casos. En el año 2016 hubo un incremento de más de cinco millones de casos de malaria comparado al año anterior, ocurriendo además casi cuatrocientos cincuenta mil decesos en ambos años.

En el año 2017 se calculan unos doscientos diecinueve millones de casos de malaria a nivel mundial, dejando muy en claro que hasta la fecha no se han lograron los avances que se esperaban en la disminución de los casos de esta afección.

la malaria

(Visited 594 times, 1 visits today)

Deja un comentario