¿Sabe en qué consiste la Fobia a los insectos? Descúbralo aquí

En el presente artículo hablaremos de la fobia a los insectos, de cuáles son los síntomas, las causas, los posibles tratamientos, de ésta fobia que afecta a un sin número de personas en el mundo y algunas cosas más.

fobia a los insectos

Fobia a los insectos

La fobia a los insectos se denomina entomofobia, este tipo de fobia es una de la más comunes dentro del género humano y también es quizás la fobia a los animales más extendida.

Las reacciones que padecen las personas entomofóbicas con frecuencia, parecen ser irracionales inclusive para la persona afectada. Estas tratan de evitar cualquier lugar donde puedan habitar insectos. Si llegan a ver un insecto a la distancia, quizás no sean capaces de entrar en el área, aunque se refiera a un lugar descubierto, o se sientan con la obligación de intentar dominar el pánico que le causa. (ver artículo clasificación de los insectos)

La reacción frente a el contacto o, solamente la cercanía de este tipo de animales, presenta síntomas: como sudoración excesiva, ritmo acelerado del corazón, deficiencia para respirar y náuseas. En ciertas situaciones las personas pueden llorar al estar cerca de algún insecto.

El miedo a los insectos puede llegar a dirigir la vida del individuo, como el sitio donde va a vivir, o hasta donde ir de vacaciones, y de igual manera le pone limitaciones en cuanto a los deportes o a los pasatiempos que pueda disfrutar..

fobia a los insectos

Una de las fobias que más se conocen dentro del miedo a los insectos es la apifobia (que es el pavor a las abejas). También hay fobia a otros insectos, como: las cucarachas, las avispas, los escarabajos, las orugas, las libélulas, los abejorros, las típulas, los grillos, entre otros.

¿Qué es una Fobia?

Tenemos que tener claro que todas las personas en el mundo sienten miedo, con diferentes intensidades, a distintas situaciones, frente a un peligro que puede ser real o imaginario.

Pero a veces ese miedo deja de ser adaptado a las situaciones, para llegar a convertirse en algo que nos imposibilita sobrellevar una vida normal (aunque es un poco difícil determinar qué es una vida normal o no). Cuando el miedo alcanza estos límites sólo entonces podemos decir que se trata de una fobia.

Por esto podemos definir la fobia de forma sencilla como el miedo que nos imposibilita a realizar y a desarrollar una vida, dentro de los límites normales de cada individuo.

Tipos de fobias

Existen varios tipos de fobia, que van a estar relacionadas con las distintas circunstancias que pueden o no provocar algún nivel de miedo, tenemos tres tipos de fobias: la fobia específica, la fobia social y la agorafobia.

Cuando nos referimos a una fobia específica estamos refiriéndonos a un miedo que se encuentra enfocado a una fuente o circunstancia específica (como: la claustrofobia, la aracnofobia). Conocemos de donde proviene el miedo. Pero este criterio no es aplicable para la fobia social y la agorafobia.

Donde el origen del miedo en algunos casos, no es una cosa que podamos percibir, no es algo que podamos captar por medio de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto). Para las personas que se encuentran por fuera de estas circunstancia, e inclusive para las personas que las padecen no parece haber algo que en realidad les provoque miedo, ni tampoco alguna razón real para que lo sientan. (ver artículo insectos venenosos)

Lo que llega a desencadenar el miedo varía mucho dependiendo la persona, y no siempre se le tiene miedo a las mismas situaciones.

Síntomas

El enfrentarse de manera directa con las fobias puede dañar la salud mental de las personas y provocar algunas reacciones psicológicas radicales. Se presentan frecuentemente ataques de pánico, que se caracterizan por la sensación de no poder respirar y de ahogo.

Dentro de el estudio de la entomofobia se pueden diferenciar tres niveles de síntomas: el fisiológico, el cognitivo y el conductual.

Nivel fisiológico

Una ansiedad grave es el primer síntoma de frente a cualquier situación a la que el individuo presenta fobia, que en el nivel físico se manifiestan por medio de: sudoración en exceso, respiración no normal, ritmo acelerado del corazón, temblores, escalofríos, dolor en la zona del pecho, resequedad de boca, mareos, cefaleas, entre otros.

Nivel cognitivo

El plano cognitivo se refiere a los pensamientos que se presentan en la mente de un individuo que sufre entomofobia. Estos pensamientos pueden referirse tanto al estímulo que provocan los insectos, como a la capacidad  de la persona a afrontar la presencia de los mismos.

La paranoia también se puede llegar a desarrollar con las fobias: un individuo que es víctima de la fobia a los insectos puede pensar que los insectos se encuentran por todas lados, inclusive, en algunos casos extremos, ciertas personas pueden llegar a presentar delirios

Nivel conductual

La entomofobia provoca una cantidad de comportamientos. Estos se presentan solamente cuando hacen acto de presencia los insectos o se piensa que pueden presentarse, y estos comportamiento van a tratar primordialmente a evitarlos.

Entonces, un individuo que padece este tipo de trastorno de ansiedad puede llegar a adoptar una cantidad de conductas que principalmente tengan el objetivo de evitar como sea, a encontrarse en contacto directo con un insecto.

fobia a los insectos

Las diferentes fobias a insectos

Los insectos son uno de los más comunes entre los seres humanos. La mayoría de los seres humanos le tienen miedo a algún animal por el peligro real que existe; como por ejemplo, a un cocodrilo o a un oso. Pero en ciertos casos, esos miedos pueden llegar a extremos absurdos y causar problemas a las personas que los sufren. A este temor ilógico se le conoce con el término de fobia.

La fobia a los insectos en general se llama entomofobia, pero además existen unas fobias más específicas como:

La Aracnofobia, que es el miedo a las arañas.

La Apifobia, que es el miedo a las abejas.

La Katsaridaphobia, que es el miedo a las cucarachas.

La Isopterofobia, que es el miedo a las termitas.

La escolequifobia, que es el miedo a los gusanos.

La lepidopterofobia o motefobia, que es el miedo a las mariposas.

La mirmecofobia, que es el miedo a las hormigas.

La motefobia, que es el miedo a las polillas.

La pediculofobia, que es el miedo a los piojos.

La teniafobia, que es el miedo a las orugas y lombrices.

Se ha tratado de mencionar las principales fobias que pueden padecer los individuos regularmente. Por ejemplo las personas que sufren aracnofobia, miedo a la arañas, se pueden obsesionar con buscar arañas en sus hogares o ambientes de trabajo y también pueden tener miedo a los lugares que son desconocidos.

Por lo que, esa fobia o miedo está limitando algunos aspectos de su vida sin que tenga algún sentido o peligro real, y es muy necesario tratar de solucionarlo.

Las causas de las fobias a los insectos

Encontramos a los insectos en cualquier parte, de todo tipo: cucarachas, escarabajos, abejorros, avispas, orugas, grillos, libélula. Evidentemente existe una gran cantidad de personas que les temen, pero es importante aclarar que tener fobia a los insectos no es nada raro, por el contrario, es algo mucho más frecuente de lo que se pueden  imaginar.

La entomofobia (fobia a los insectos) está considerada como la fobia a los animales más comunes dentro de la población, esto ha posibilitado que existan más estudios, para investigar los posibles tratamientos para superar ese rechazo irracional que provocan los insectos a muchas personas.

fobia a los insectos

Las fobias puede que no tengan una causa evidente y el poder encontrarla puede resultar difícil. Algunas fobias son consecuencia de experimentar algún evento traumático con el elemento que provoca la fobia; además, las imágenes negativas que presentan los medios de comunicación sobre algunos animales, también contribuye de forma considerable en cómo percibimos los peligros.

¿Cómo superar la fobia?

Muchas personas que son víctimas de las fobias no saben qué hacer para poder recibir ayuda; las diferentes terapias que dan los psicólogos o los psiquiatras se encuentran enfocadas en tratar de trabajar con el paciente todo lo que sea necesario, con la finalidad de lograr descubrir cuales son las razones que provocan ese miedo irracional.

fobia a los insectos

En realidad, no es una terapia ni un tratamiento que se encuentre al alcance de todos, para ser honestos; y mucho más, porque el tiempo de duración va a depender del nivel de severidad que presente la fobia, entre otros elementos.

Pero lo que sí se puede llegar a garantizar es que dichos resultados son increíbles, ya que logran mejorar de manera considerable la calidad de vida del paciente. Son de gran utilidad para que los pacientes que son víctimas de alguna fobia, puedan enfrentarse a esos sentimientos de miedo y al temor de forma acertada.

El tratamiento que se elige para tratar la entomofobia es la psicoterapia, la cual puede aminorar la enfermedad con cierta facilidad y puede ser muy beneficioso para la el paciente que sufre dicho trastorno.

En la psicoterapia, el tratamiento cognitivo conductual ha sido de mucha utilidad, teniendo altos índices de eficacia en esta clase de problemas.

Estas terapias consisten en enfrentar al paciente de manera gradual a los animales que le causan terror, se le da información para que sepan sobre la vida de los insectos, para que los conozcan más de cerca y puede entender que ese pequeño animal no puede causarle daño alguno.

Existen unos tips que podrían ayudar a mejorar la fobia a los insectos:

– Acércate al mundo de los insectos, puede ver alguna película o documental.

-Debes aprender a vivir con ellos, de manera pacífica y en armonía, ya que sin poder hacer nada, ellos son parte de nuestro mundo.

-Confirma, que es lógico temer a los insectos peligrosos, pero la mayoría de ellos son inofensivos.

-Acércate a ellos poco a poco, cuando asimiles toda la información te será más fácil superar dicha fobia.

(Visited 413 times, 1 visits today)

Deja un comentario