¿Sabes qué son los Eupnoos? Descúbrelo aquí

En este artículo hablaremos de los eupnoos, animales que se integra al grupo de los arácnidos, pero que no son arañas; descubre esta particularidad y también sus características, alimentación, hábitat y algunas cosas más.

eupnoos

¿Qué son los Eupnoos?

Los eupnoos (nombre científico Eupnoi), son un suborden de opiliones que tiene alrededor de 240 géneros y más de 1.800 especies descritas a nivel mundial. Los Eupnoos son uno de los subórdenes más extensos de los opiliones. En este grupo hay especies que miden unos pocos milímetros hasta los 10 o 12 centímetros.

Los eupnoos están divididos en dos (2) superfamilias:

  • La Phalangioidea que tiene muchas especies con patas largas, que son muy comunes a las zonas templadas del Norte.
  • La Caddoidea, que consiste en un pequeño grupo que posee ojos prominentes y unos pedipalpos espinosos de color blanco a marrón. Tanto las patas como el cuerpo son de color marrón, con tonos desde ocres a colores oscuros. Diseños en color cafe y plateado son los más comunes. El prosoma es de color plateado a café, y el oculario es de color blancos a marrón.

¿Qué son los opiliones?

Los opiliones son una familia de artrópodos que pertenecen al orden Opiliones, y son los arácnidos más familiares posterior a las arañas, con las que muy a menudo se suelen asociar. Hasta ahora se han podido identificar alrededor de más de 6.500 especies de opiliones, también son llamados patonas, segadores o murgaños.

eupnoos

Actualmente se reconocen cuatro subórdenes con un total de cuarenta y siete (47) familias:

-Los Laniatores (es el suborden más amplio de opiliones con alrededor de más 4.000 especies). En esta clasificación se ubican aquellas con características de espinas, patas pequeñas y con unos pedipalpos muy largos y pueden llegar a ser de gran tamaño, habitan en las zonas tropicales. En este orden están agrupados casi el 64% de el total de las especies de opiliones.

-Los Eupnoos: en este grupo se encuentran la mayoría de los opiliones que habitan en Europa y Norteamérica, pero también existen especies tropicales que presentan colores muy llamativos.

-Los Dispnoos: en este grupo se encuentran las especies del Viejo Mundo que viven en la zonas con climas templados. Presentan colores opacos y algunos poseen ocularios con ciertas decoraciones muy extravagantes.

-Los Cifoftalmos: en este grupo se encuentran las especies más pequeñas, que se parecen a los ácaros.

Características de los eupnoos

Los eupnoos son arácnidos pero no son arañas, ¿algo confuso verdad? Los eupnoos forman un orden dentro de la clase de los Arácnidos, un grupo de artrópodos que tienen quelíceros entre los que están incluidos las arañas, los escorpiones, los solífugos, los uropigios o vinagrillos, los amblipigios, los ácaros, los pseudoescorpiones, los palpígrados, los ricinúlidos y los  esquizómidos.

La morfología que presenta el cuerpo de los eupnoos se encuentra separado en dos (2) zonas o tagmas que son llamados: prosoma o cefalotórax y opistosoma o abdomen. De ambos, los más difíciles de diferenciar son los tagmas.

eupnoos

Debido a su similitud superficial, la gran mayoría de las personas confunden a los eupnoos con arañas, más que nada con los fólcidos, que son una familia de arañas que tienen patas largas. Pero existen tres (3) características básicas para poder diferenciarlos a simple vista.

Primero no tejen telas porque no poseen hileras, que son los apéndices donde están las glándulas que generan la seda. En segundo el cefalotórax y el abdomen ( o llamado prosoma y opistosoma, que no son estructuralmente similares) se encuentran fusionados en una sola estructura bulbosa. Y tercero, solamente poseen dos (2) ojos (ocelos), en comparación a los ocho que tienen la mayoría de las arañas.

A parte, en comparación con las arañas (exceptuando a los lifístidos), el opistosoma se encuentra dividido en los eupnoos.

Igualmente que los demás arácnidos, poseen dos (2) quelíceros, dos (2) palpos y ocho (8) cuatro patas. Los quelíceros son en forma de pinza.

Una distinción de los eupnoos, es que poseen unas patas exageradamente largas comparadas su cuerpo. Estas patas pueden alcanzar a medir hasta unos doce (12) cm de longitud, y también tienen unos tarsos que tienen algunas articulaciones, las cuales son muy flexibles. Estos animales a diferencia de la gran mayoría de los arácnidos, no elaboran nidos de telaraña.

eupnoos

Como tienen muy poco desarrollados los sentidos de la vista, el oído y el olfato, los eupnoos se basan prácticamente en el sentido de el tacto. Sus patas funcionan como sensores y la mayoría de estos arácnidos utilizan el segundo par, que es más largo, como antenas, agitandolas mientras se desplazan.

Cuando existen momentos de peligro pueden llegar a amputárselas de manera espontánea (autotomía), para tratar de distraer al depredador pero contrariamente a otros arácnidos, las patas en los eupnoos no se regeneran. Por eso es raro encontrar ejemplares adultos que tengan todas sus patas.

Otra diferencia con las arañas es que no tienen glándulas de veneno, pero están listas para la pelea química. Los eupnoos tienen un par de glándulas para defenderse, ubicadas en la parte frontal del prosoma, que generan secreciones que contienen quinonas y fenoles, con las que pueden repeler a sus enemigos (esto se debe al mal olor y sabor de esas sustancias).

Cuando se encuentran amenazados, lanzan un chorro al enemigo o se rocían con una gota para lograr un efecto de disuasión.

Alimentación

Los eupnoos tienen una alimentación que depende de la especie, pueden ser: omnívoros, saprófagos o inclusive depredadores. Estos animales no presentan un estómago como tal, por lo que solamente consumen pequeñas partículas de los alimentos.

eupnoos

Los animales omnívoros, consumen de forma básica pequeños artrópodos como pueden ser los insectos y también de materia vegetal viva o en descomposición, y como son omnívoros consumen tanto plantas como animales.

Los eupnoos no tienen ninguna clase de glandulas venenosas, por lo que al momento de cazar, su única estrategia es correr persiguiendo a su presa, ayudándose de sus largas patas y cuando la alcanza la agarra con sus quelíceros para devorarla, estando aún con vida.

También se aprovechan de algunos animales que están muertos, por lo pueden resultar algo carroñeros. Esto significa que los eupnoos al no poseer veneno, y por ende no ser venenosos, no son peligrosos para los seres humanos.

También, hay especies de eupnoos que son exclusivamente saprófagos y se alimentan solamente de materia orgánica que está en descomposición y de hongos. (ver artículo serpientes venenosas)

Hábitat

El hábitat de los eupnoos es muy variado, en cuanto a zonas y climas, estos animales son capaces de aprovechar cualquier rincón o agujero para sobrevivir. En relación a la distribución de estos animales, es realmente muy amplia; hay especies en todo el mundo menos en los dos (2) polos y en las zonas desérticas. Podemos encontrar a estos animales en algunos países como: México, Uruguay, Argentina, Chile, el Sur de Europa, el Sur de Asia, entre otros.

eupnoos

Estos animales usualmente se ocultan en lugares oscuros durante el día, como pueden ser troncos muertos, bajo los puentes, en las grietas de las rocas o en las cuevas. Es curioso que los eupnoos, generalmente se encuentran en grandes grupos, llegando inclusive a haber más de 70.000 ejemplares en un mismo lugar.

Origen de los eupnoos

Actualmente se tiene el dato de un fósil muy antiguo que es de la época del Devónico, es decir, de hace más de 40 millones de años. Este fósil, fue encontrada en un formación llamada Rhynie Chert en la zona de Escocia y aunque forman parte de uno de los filos más antiguos del planeta, los artrópodos, estos son muy similares a los artrópodos más modernos, más que cualquiera otra subclase de arácnidos.

Porque su origen se remonta a mucho antes que otros arácnidos, los eupnoos se sitúan en relación a su origen junto con los escorpiones, los solífugos o los pseudoscorpiones.

Reproducción

eupnoos

La reproducción de los eupnoos es por lo general sexual, pero se ha presentado el caso en ciertas especies de una reproducción por medio de partenogénesis, que es el desarrollo de un óvulo no fertilizado. En el caso de una reproducción sexual, el macho coloca el esperma dentro de la hembra para llegar a la fecundación por medio de una cópula, y de un órgano copulador. Esto es bastante raro en los arácnidos, y nos demuestra que tienen una fecundación interna.

Después de realizada la fecundación, la hembra comenzará a producir los huevos, y de estos más tarde nacerán las crías y por medio de un ovipositor, expulsará los huevos y los colocará. Por todo esto, estos animales son de reproducción ovípara y luego de la fecundación, el macho permanecerá junto a la hembra para cuidar y proteger a los huevos o cuidar de la madre. (ver artículo alimentación de las serpientes)

Para colocar los huevos, en la mayoría de los casos elaboran un nido para realizar la incubación y ésta puede tardar entre veinte (20) a treinta (30) días, hasta cinco (5) o seis (6) meses. En ciertos caso el macho también estará a cargo de incubar los huevos y una vez que hayan eclosionado, las ninfas tendrán que pasar de seis (6) a diez (10) para lograr convertirse en un ejemplar de edad adulta. Esto indica que presentan un desarrollo de tipo indirecto.

(Visited 167 times, 1 visits today)

Deja un comentario