Arácnidos: características, reproducción, y más

En este artículo se hablará de los arácnidos que son animales invertebrados, también hablaremos de sus características, alimentación, reproducción, de su clasificación y algo más.

arácnidos

Arácnidos: ¿Qué son?

Los arácnidos son animales artrópodos que constituyen la especie Arachnida.

Los arácnidos son especies de animales invertebrados que tienen un cefalotórax (la cabeza está integrada al tórax), (4) apéndices bucales y (8) patas. Estos seres vivos, no tienen un órgano visual compuesto y tampoco tienen antenas. Entre los arácnidos se encuentran: las arañas, los alacranes, las garrapatas y los ácaros.

Casi en su mayoría, lo arácnidos viven de otros animales como insectos y otras especies de arácnidos. Exceptuando los ácaros que en su mayoría se alimentan exclusivamente de material orgánico. La mayoría de los ácaros y de las garrapatas son animales parásitos de otros animales más grandes.

Los arácnidos habitan en todos los lugares del planeta donde exista vida. Se conocen más o menos unas 93,000  especies.

Gran cantidad de arañas poseen venenos que no son tóxicos, que usualmente pueden causar algún tipo de reacción inflamatoria a nivel local o también un choque anafiláctico. Pero ciertas especies poseen venenos neurotóxicos y citotóxicos que pueden llegar a ser fatales.

Características de los arácnidos

Una de las características resaltantes de los arácnidos es que todos tienen ocho (8) patas y también dos (2) pares de apéndices, estos se encuentran usualmente ubicados alrededor de la boca. En ciertas especies las dos patas delanteras adquirieron funciones de tipo sensorial y en otras especies, dichos apéndices son tan grandes que pueden ser confundidos con las patas.

arácnidos

El primer par de estos apéndices son conocidos como quelíceros, los que dan nombre al subfilo de los Quelicerados. Sus funciones por lo general se encuentran vinculadas con la alimentación y para defenderse de los predadores. El segundo par de estos apéndices son conocidos como pedipalpos, estos se adaptado a las funciones locomotoras, a la alimentación y a las funciones reproductivas.

Los arácnidos se distinguen de otros artrópodos, ya que no poseen ni antenas ni alas. El cuerpo de los arácnidos se encuentra separado en dos (2) tagmas llamadas cefalotórax y abdomen.

Como es el caso de todos los artrópodos, los arácnidos poseen un exoesqueleto y una estructura interna que está formada de un tejido tipo cartílago al que los músculos se encuentran unidos. Para realizar la función motora, extienden sus extremidades por medio de un impulso hidráulico que es generado por la presión que ejerce su hemolinfa. Otras especies si tienen músculos que le aportan la capacidad para extender las articulaciones que están presentes en sus extremidades.

La respiración

La respiración de los arácnidos se hace por medio de las tráqueas, que son sistemas de tubos que enlazan la superficie externa del arácnido con sus órganos internos. En ciertas ocasiones se puede llegar a realizar la respiración también por medio de pulmones laminares.

Pero se sabe que el sistema traqueal de los arácnidos ha ido evolucionando partiendo de estos pulmones laminares, por lo que no se puede llegar a considerar semejante al de otros artrópodos (son animales invertebrados que poseen un exoesqueleto y de apéndices articulados; entre estos se encuentran: los insectos, los arácnidos, los crustáceos y los miriápodos).

arácnidos

El sistema circulatorio

El sistema circulatorio de los arácnidos es muy variado y depende de las necesidades de cada especie. Los arácnidos que poseen un sistema traqueal eficiente que no requieren transportar oxígeno a la sangre, por lo que poseen un aparato circulatorio muy pequeño.

Las especies que son de mayor tamaño como las arañas y los escorpiones disponen de la hemocianina (pigmento del plasma sanguíneo, que tiene el trabajo de tomar oxígeno del aire para pasarlo a los tejidos) para de esta forma transportar el oxígeno.

El Aparato excretor

El aparato excretor de los arácnidos se encuentra preparado en especial para conservar agua, esto se debe a que su vida se desarrolla en ambientes terrestres. La excreción se hace por medio de las glándulas coxales del cefalotórax, y por medio de las estructuras tubulares llamadas tubos de Malpighi.

Los órganos sensoriales

Los sentidos que tienen más desarrollados los arácnidos son el tacto y la vista. Tienen dos clases de ojos, los ocelos laterales y los ojos medianos. Ciertas especies tienen los dos tipos al mismo tiempo, pero la mayoría de las especies poseen solamente uno de los dos. El sentido del tacto está en especial en los pelos sensores que recubren todo el cuerpo del arácnido, y cuya complejidad varía dependiendo de cada especie.

Reproducción

Todos los arácnidos son unisexuales (tienen un solo sexo). Las gónadas se encuentran ubicadas en el abdomen y pueden ser sola o en pares.

Hay la transmisión de forma indirecta de los espermatozoides en la mayoría de los arácnidos, produciendo lo que se conoce como espermatóforos (que son paquetes de espermatozoides) que posteriormente son introducidos en  la hembra por medio de el pedipalpo (apéndice articulado) de el macho. La hembra tiene reacciones frente a los distintos estímulos que pueden ser: químicos, táctiles y visuales.

Alimentación de los arácnidos

La gran mayoría de los arácnidos son carnívoros y consumen los cuerpos de insectos ya digeridos previamente (cuerpos han sido expuestos a una digestión química previamente) y de otros animales pequeño tamaño. Generalmente, generan jugos digestivos dentro de su estómago y los excretan por medio de sus apéndices por encima de su presa ya muerta. (ver artículo: hábitat de los reptiles)

Estos jugos transforman a la presa en alimento y los arácnidos los absorben por medio de la boca. Solamente en el caso de los ácaros del polvo, el arácnido tiene la capacidad de consumir partículas sólidas. Gran cantidad de arácnidos segregan veneno a partir de las glándulas especializadas para poder aniquilar tanto a sus presas, como a sus depredadores. Otras especies son esencialmente parásitas y varias pueden portar enfermedades.

arácnidos

Sistema digestivo

El sistema digestivo de los arácnidos tiene tres partes llamadas: estomodeo, mesodeo y proctodeo. Los arácnidos se alimentan absorbiendo líquidos más que consumiendo porciones sólidas, para poder consumir sólidos realizan una predigestión externa rociando enzimas digestivas por encima de el alimento.

Menos los ácaros, que son más que todo detritívoros (obtienen el alimento de el material orgánico descompuesto) y ciertos grupos aplican veneno por medio de los quelíceros o el telson (última sección del cuerpo).

La gran mayoría de los arácnidos se alimentan de otros animales. Inmovilizan la presa con los quelíceros, y después la bañan con los jugos digestivos que produce el arácnido, en la parte media del intestino (el mesodeo), para que se descomponga, esto es lo que se conoce como digestión externa.

Una vez que el alimento se encuentra en estado líquido es absorbido, pasando por la cámara prebucal, después a la boca, siguiendo por la faringe y el esófago hasta llegar al intestino medio de el arácnido.

arácnidos

La faringe es el órgano encargado para realizar tanto el bombeo como la aspiración. Los arácnidos tienen  músculos longitudinales y otros músculos de inserción externa, que pueden modificar tanto su diámetro como su volumen. El esófago, en ciertos arácnidos tiene la función de bomba auxiliar. En el mesodeo (parte media del intestino) existe un tubo central, y unos tubos auxiliares llamados divertículos, que están ubicados en el cefalotórax y en el abdomen.

En las paredes del mesodeo existen las células que generan las enzimas digestivas que se utilizan para realizar la predigestión de el alimento, y también se generan otras enzimas, que son necesarias para completar la digestión química.

Una parte del alimento que se digiere es guardado en las células de los divertículos y el restante es aspirado por la pared de el mesodeo. En la parte de atrás de el abdomen (proctodeo) está el intestino corto y posteriormente el ano. Ciertas especies de arañas pueden llegar a estar más de dos (2) años sin consumir ningún alimento y ciertos escorpiones pueden pasar sin comer hasta un año.

Clasificación de los arácnidos

Los arácnidos se encuentran divididos en varias especies, detallaremos a continuación las especies más importantes que son: las arañas, los opiliones, los escorpiones y los ácaros.

arácnidos

Las Arañas

Las arañas o Araneae parte del orden que tiene más diversidad con más de 40.000 especies diferentes. Su característica principal es que poseen un pedicelo, que es un pequeño cilindro que ejerce de unión entre el cefalotórax y el abdomen. Dentro de este grupo se encuentran las arañas comunes y las tarántulas.

Las arañas son un grupo de animales invertebrados de el orden Araneae, que abundan en el mundo. Son el orden con más especies de la clase Arachnida y están muy lejos de estar relacionadas con otras clases de animales invertebrados (artrópodos), como son los insectos. Además es uno de los grupos de organismos con más diversidad.

Las arañas poseen el cuerpo separado en 2 formas llamadas tagmas, y tienen cuatro pares de patas (total 8 patas). Se conoce que en la prehistoria hubieron algunas clases de arañas que llegaron a medir unos 50 centímetros, pero en la actualidad la especie más grande mide unos 30 centímetros.(Ver artículo: roedores)

Generalmente son animales que viven normalmente solos y son predadores de otros insectos de menor tamaño, que pueden llegar a cazar por medio de diferentes técnicas. Ciertas especies tienen fuertes venenos que con una pequeña cantidad, puede llegar a terminar con la vida de un ser humano.

arácnidos

Tienen la capacidad de producir seda, que utilizan para tejer telarañas muy sofisticadas con el principal objetivo de cazar, pero también para otros usos. Ciertas especies poseen cuatro pares de ojos, pero la gran mayoría no tiene un sentido de la vista muy desarrollado. Viven alrededor de un año y se pueden hallar en cualquier parte del mundo excepto en la Antártida.

Las arañas pueden ser criaturas muy interesantes o muy temidas. Hay varias clases de arañas y se distinguen por lo general por su tamaño y su coloración. Lo que es sorprendente, es que las de mayor tamaño no son las más peligrosas como ciertas especies más pequeñas.

Hay restos de fósiles que comprueban que la araña ha vivido por más de 300 millones de años. Pero, todavía no hay suficiente evidencia que puede explicar qué pasó con ellas, a lo largo del tiempo, aunque sí hay bastantes ideas que especulan sobre la posible evolución de las mismas.

Hay gran variedad de poblaciones de arañas. Esto las ubican con el séptimo puesto en el mundo. Solamente en la Antártida es que no hay arañas. Se pueden encontrar en toda clase de hábitat, inclusive cerca de los seres humanos.

Las arañas pueden presentar gran variedad de tamaños desde las muy pequeñas hasta las muy grandes. Algunas tienen la capacidad de mimetizarse con su entorno que no se les puede distinguir. Todas la especies tienen 8 patas, y cuatro pares de ojos, que no se encuentran muy desarrollados.

Las arañas tienen desplazamientos muy lentos, y no se preocupan demasiado por sus enemigos. Ellas poseen un veneno bastante fuerte que utilizan para defenderse de ellos. Existen varias clases de arañas que tienen un veneno que es lo bastante potente como para llegar a enfermar , inclusive matar, a cualquier ser humano. Por esto existen muchas personas que le temen a las arañas.

Como los seres humanos invaden de manera continua el territorio que ocupan las arañas, las arañas han tenido algunos trabajos para poder encontrar sitios en donde el hombre no las encuentre.

Pero las arañas son muy buenas para adaptarse a los ambientes cambiantes. No requieren de mucho alimento para subsistir. Las arañas con mucha frecuencia descubren gran cantidad de insectos atrapadas en sus redes para después comérselas. El área de el abdomen de una araña es donde se produce la seda, que es con que se elaboran las telas. Es asombroso verlas como trabajan de manera tan diligente para fabricar sus tan elaboradas telas.

Es muy interesante el proceso de apareamiento de los machos y las hembras. Las hembras son de un tamaño mayor que los machos. Los machos colocan los espermatozoides en un sitio y después la hembra se los introduce en el cuerpo. En gran cantidad de casos, los machos serán comidos por la hembra luego de que haya realizado el apareamiento. Realmente no se sabe porqué pasa esto.

Como resultado, las arañas más viejas van a ser las hembras. Algunas especies pueden llegar a poner hasta 30.000 huevos de una vez.

arácnidos

Actualmente aún se realizan investigaciones sobre las arañas, sobre su forma de vivir y la duración de vida que poseen. Incluso a pesar de toda la tecnología que el ser humano posee, todavía existen especies sin descubrir. La cantidad de ejemplares puede ser difícil de cuantificar porque tienen un hábitat muy variado.

Pero hay los investigadores siguen tratando de buscar respuestas. Una parte importante de esas investigaciones es para llegar a encontrar antídotos, que sirvan para tratar a las personas que son víctimas de una mordedura por parte de una araña venenosa.

Ciertas especies de arañas están en la actualidad en peligro de extinción por culpa de los seres humanos. La incansable caza unida a la pérdida de los hábitats puede ser muy duro para muchas de ellas. La gran mayoría de los humanos no son fanáticos de las arañas, por lo que no procuran salvarlas.

Opiliones

En el grupo de los opiliones están incluidos los murgaños y segadores. Hasta el ahora se han podido identificar más de 6.500 especies de opiliones.

Como todas la especies de los arácnidos, la morfología del organismo de los opiliones se conoce por estar repartido en tres partes o tagmas conocidas como: prosoma o el cefalotórax y el opistosoma o el abdomen.

En el prosoma o el cefalotórax están ubicados los dos quelíceros, y los dos pedipalpos a parte de los ojos compuestos, los cuatro pares de patas o apéndices y también las piezas bucales. En los opiliones es muy común que el tamaño del prosoma mida únicamente 10 milímetros usualmente, y puede llegar a un máximo de 20 ml.

arácnidos

En el abdomen (opistosoma), están los principales aparatos y todos los sistemas internos que necesitan estos animales para sobrevivir. En esta zona también se puede ubicar las gónadas.

Lo que más distingue a los opiliones es que tienen las patas demasiado largas comparadas con el tamaño del cuerpo. Dichos apéndices pueden crecer hasta unos doce (12) centímetros de largo y tienen unos tarsos con mucha flexibilidad, ya que poseen varias articulaciones. La principal diferencia de los opiliones con otros los arácnidos es que no fabrican nidos con la telaraña.

Los opiliones, poseen dos (2) ojos que se encuentran ubicados a los lados de el prosoma, que es como la cabeza, estos ojos no son muy grandes.

Escorpiones

Los escorpiones se caracterizan principalmente por sus pedipalpos delanteros que tienen forma de garra, su cola segmentada que se curva sobre su espalda que finaliza en un aguijón que tiene veneno.

Los escorpiones o también conocidos como alacranes forman parte de los artrópodos, poseen ocho (8) patas, una cola bastante larga curvada hacia en la parte de arriba y tiene al final un aguijón que contiene veneno. Los escorpiones son animales muy temidos por los seres humanos, por lo potente que resultan los efectos de su veneno. (Ver artículo: la ardilla)

El escorpión más pequeño mide más o menos ½ pulgada de tamaño, y el de mayor tamaño puede llegar a medir hasta 7 pulgadas y media de tamaño. Son animales que presentan una gran gama de colores, lo que da la oportunidad de mimetizarse bien con las zonas que los rodean. Generalmente son de color marrón, negro o inclusive un color verdoso.

Los escorpiones han tenido la capacidad de sobrevivir en el planeta Tierra por millones de años. Como consecuencia están bien adaptados a las características que sus cuerpos tienen en la actualidad hoy. Los primeros restos fósiles que se encontraron son de hace unos 430 millones de años. Estos animales se pueden conseguir en todos los continentes, exceptuando el continente Australiano.

arácnidos

Hay alrededor de 1700 especies de escorpiones que se han podido identificar, esta especies pueden ser muy variadas  en relación al tamaño y esto depende de la especie y el hábitat donde se desarrolla. Ciertas especies tienen solamente 6 ojos, y en cambio otras especies poseen hasta 12 ojos, pero ninguno posee una visión buena. Por eso prefieren confiar en sus vibraciones y en su sentido del olfato que lo tienen más desarrollado.

Los escorpiones habitan en áreas rocosas, en la arena y en otros lugares parecidos. Tienen mucha flexibilidad, por lo que no existe límite en lo que se refiere a los lugares donde se pueda localizar. Ellos pueden llegar a comer en abundancia siempre y cuando exista alimentos como insectos y roedores. Los escorpiones no se preocupan por su alimentación, porque tienen la habilidad de permanecer hasta un año sin consumir ninguna clase de alimento ni agua.

El veneno que tienen algunas clases de escorpiones puede llegar ser letal. En algunos países, como por ejemplo México, tienen datos de que cada año pierden la vida alrededor de 1000 personas, a causa de mordeduras de escorpión, esto llega a ocurrir por lo difícil que es eliminarlos, por su capacidad de esconderse en lugares inimaginables.

Los Ácaros

Los ácaros poseen una gran variedad y una historia fósil grande. En esta se encuentran incluidas muchas especies parásitas como por ejemplo las garrapatas, y también pueden llegar a transportar algunas enfermedades humanas.

Los ácaros en la actualidad se encuentran dentro de la subclase de los arácnidos, pero antiguamente fueron clasificados como un orden (se refiere a la categoría taxonómica que existe entre la clase y la familia). Hay casi 50.000 especies conocidas, y se calcula que hay entre 100.000 y 500.000 especies que hasta el momento no se conocen.​

arácnidos

La gran mayoría de los ácaros son mínimos y pueden llegar a alcanzar unos pocos milímetros de largo; el ácaro que se encuentra en los folículos humanos llega a medir 0,1 mm (tamaño menor que ciertos protozoos) y los ácaros que se encuentran en el polvo doméstico pueden alcanzar un tamaño de entre 0,2 y 0,5 mm; por otro lado, los ácaros que se conocen como de terciopelo pueden llegar a medir longitudes de más de 10 mm.​

Los ácaros son uno de los animales terrestres más antiguos; se han encontrado fósiles de la era del Devónico Inferior, es decir de hace más o menos 400 millones de años.​

Existen ácaros que viven en diferentes ambientes: terrestres y acuáticos, inclusive en el ambiente marino.​ En su mayorías los ácaros son predadores, pero también los hay fitófagos, también detritívoros y parásitos; en el caso de las garrapatas estas son hematófagas y son transmisoras de muchas enfermedades infecciosas.

Arácnidos venenosos

Dentro de el grupo de los arácnidos (subfilo Cheliceromorpha) están incluidos dos de los grupos de invertebrados más venenosos como son: las arañas y los escorpiones. Ambas especies tienen órganos que están especializados para aplicar la inyección de el veneno, que utilizan tanto para poder matar a sus presas como para poder defenderse.

Arañas

En la arañas los órganos que se encargan de la inoculación del veneno son los quelíceros, que son unos apéndices bucales propios que poseen los quelíceros morfos, que están situados por la parte de delante de la boca que utilizan para poder agarrar los alimentos. Los quelíceros que tienen las arañas tienen relacionada una glándula que es venenosa y que termina en forma de un colmillo.

Los colmillos de las arañas poseen un canal interno que termina en una abertura, que permite que el veneno que procede de las glándulas venenosas pueda viajar por medio de ellos, y que sea inyectado en el organismo de la víctima de la misma manera como lo haría la aguja de una inyectadora.

arácnidos

Las arañas poseen los quelíceros más evolucionados que existen, estos tienen la forma de una navaja. Cuando están listos para atacar a su presa, los separan de el cuerpo, y en ese momento sus colmillos de abren como su fuese una navaja. (ver el artículo: el hámster)

Entre las arañas más venenosas para los seres humanos están las arañas australianas de los géneros la Atrax, la Hadronyche y la Illawarra (llamadas “funnel-web spiders” por la forma que tiene su telaraña de embudo), cuyo veneno afecta provocando una liberación intensiva de los neurotransmisores.

Escorpiones

Los escorpiones tienen un órgano inoculador llamado telson, una parte que está ubicada en el final de el abdomen de muchos invertebrados que, en el caso de los escorpiones, es un aparato venenoso que termina en un aguijón. De la misma forma que los quelíceros de las arañas, el telson está relacionado a glándulas que son venenosas y la inyección del veneno se hace por medio la punzada del aguijón.

Entre los más venenosos están: el Alacrán rayado de la corteza (nombre científico Centruroides vittatus), especie muy común en la parte central de EUA y del norte de México.

Los escorpiones utilizan su veneno para cazar a sus presas, este veneno es rico en neurotoxinas que provocan modificaciones graves en el sistema nervioso central (SNC) y periférico de sus presas. En los seres humanos, el veneno puede llegar a provocar desde un dolor local muy intenso hasta alteraciones cardíacas o edemas en los pulmones, como pasa con la especie india Hottentotta tamulus, que se considera una de las que son más venenosas.

arácnidos

Importante recordar: no todas las especies de arácnidos son venenosas, existen algunas excepciones como los opiliones, que no lo son.

(Visited 2.921 times, 1 visits today)

Deja un comentario